Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Impresiones de veinte minutos de metraje de 'El llanero solitario'

Jesús Agudo Viernes 07 junio 2013

Año 2003. Gore Verbinski se había ido dando a conocer en el Séptimo Arte con películas como 'The Mexican' o 'La señal (The Ring)'. Fue suficiente para que Disney le confiara uno de sus proyectos más ambiciosos: la adaptación de la atracción de parque de atracciones 'Piratas del Caribe'. Con la ayuda de Johnny Depp, el cineasta consiguió resucitar un género moribundo como es el de los bucaneros. Año 2013. Segunda batalla, esta vez con el punto de mira puesto en conseguir que los niños vuelvan a querer ser cowboys.

El llanero solitario

La casa de Mickey Mouse quiere comprobar si la fórmula puede funcionar por segunda vez. Por eso, no sólo Verbinski está de vuelta, sino también el todopoderoso productor Jerry Bruckheimer, y el actor que le ayudó a encumbrar a los piratas, Johnny Depp. ¿Conseguirán que el western repita el mismo éxito en taquilla que sus aventuras por los mares del sur? Gracias a la invitación de Disney España, hemos podido ver veinte minutos de metraje de 'El llanero solitario', y éstas son nuestras impresiones.

Lo primero que tenemos que destacar de estas escenas de ejemplo es el impresionante apartado visual que ha conseguido el director. El peligro de rodar en escenarios reales es que se encuentran a merced de la meteorología, con los retrasos (y desembolso económico a mayores) que ello conlleva. Pero cada centavo invertido merece la pena con las espectaculares panorámicas del desierto de Utah, localización de la superproducción de Disney. Las rocas rojizas, el sol abrasador, la arena, todo ello consigue trasladarnos al Far West más espectacular. Porque, una vez más, lo importante es el espectáculo.

Una de las escenas mostradas nos permite descubrir que la acción y los efectos especiales seguirán estando en primera línea de la película. Los protagonistas estarán constantemente involucrados en situaciones extremadamente peligrosas, normalmente imposibles de creer, que sacarán a relucir todo el potencial que un blockbuster puede tener. En gran medida recordaba a los momentos más impresionantes de 'Piratas del Caribe: En el fin del mundo' que, aunque no tuviera el mejor de los guiones, sí contaba con momentos que dejaban los ojos como platos. Para bien y para mal.

El llanero solitario

¿Quién es el protagonista?

No es la única similitud que podemos sacar con la saga de los piratas, aunque por suerte también hay muchos puntos discordantes. El principal temor que le tenía a la cinta era el papel de Johnny Depp en la historia. Toro no deja de ser el compañero de John Reid, verdadero protagonista, y bien parece que este Jack Sparrow con un pájaro en la cabeza iba a ponerse bajo el foco, dejando al Llanero mordiendo el polvo. Parece que no será enteramente así, ya que Armie Hammer protagonizaba la mayor parte del metraje, con Depp en un cercano segundo plano, y una personalidad mucho más pausada y oscura que el capitán de la Perla Negra. Parece incluso que el enmascarado será el que tenga que demostrar un mayor carisma y humor dentro de esta peculiar pareja.

La mística y la magia parece que volverán a tener un hueco especial en 'El llanero solitario', como ocurría con los piratas huesudos. Eso lo veremos gracias a la estrecha relación que mantendrán la naturaleza y Toro. El enemigo, un misterioso forajido, tiene en estas escenas un halo de oscuridad propio del peligro que no podemos ver. No pudimos ver a William Fichtner como Butch Cavendish, por lo que todavía es pronto para ver si está a la altura del carismático Barbossa de Geoffrey Rush. John Reid cuenta con un punto de ingenuidad propio de una situación que no entraba en sus planes. Pero un hombre siempre a la sombra de su valiente hermano (James Badge Dale) hará todo lo posible por demostrar que es tan valiente como el que más, aunque su vida se dirigiera al mundo de la abogacía. Esta película es la prueba de fuego de Armie Hammer, y parece que será una buena elección para el papel estrella.

'El llanero solitario' tiene la posibilidad de llegar a ser una digna sucesora de 'Piratas del Caribe', aunque todavía no hemos podido comprobar si tirará más hacia la primera película o a las siguientes. Los momentos en los que los efectos especiales ceden la batuta al guión mantienen el aire de western ligeramente rebajado para todos los públicos, pero no fueron suficientes para ver de lo que es capaz el libreto. Las escenas de acción, sumadas a la imponente partitura de Hans Zimmer (muy 'Piratas', todo hay que decirlo) son absolutamente impactantes y, junto con la ambientación, suficientes para que merezca la pena darle una oportunidad en cuanto llegue a los cines el 23 de agosto. También se nota que, aunque no parece tan alocada como las películas anteriores del director, y aunque cuente con un tono más serio, el género ha pasado por el filtro "Disney" para todas las edades, así que no se esperen una de Clint Eastwood. El ritmo aventurero permitirá a cualquiera disfrutar del épico renacer del famoso personaje y, quizás, sí será capaz de lograr que los más pequeños vuelvan a ponerse el sombrero y el antifaz. Este verano lo descubriremos, pero de primeras, la sensación es bastante buena.

Ahora procedemos a describir las escenas mostradas, por lo que los que no quieran enterarse de nada antes del estreno, deberían dejar de leer porque contendrán SPOILERS:

El llanero solitario

[SPOILERS] De la primera escena ya habíamos visto un pequeño adelanto en los tráilers. John Reid y Toro se encuentran esposados el uno al otro en un tren en marcha. Los vagones se precipitan contra un tramo de vías que no está terminado. Unos forajidos quieren acabar con ellos antes de descarrilar, pero gracias a un gancho se librarán volando por los aires. Comienza su buena suerte, ya que no solo caen de pie, sino que acaban con algunos de los malos por el camino. Tras una coreografía de saltos y piruetas, consiguen acercarse a la locomotora. John Reid está a punto de caer, pero su hermano Dan llega a tiempo para ayudarle. Deciden separar los vagones, pero la junta está atascada. Toro se descuelga por debajo y consigue sacar el tope, pero se quedan atrapados en la locomotora. Tras estar a punto de aplastar a los obreros, se produce un impresionante choque en el que los protagonistas salen despedidos. La locomotora está a punto de aplastarles, pero una de las piezas cae entre ellos, salvándose por los pelos, y hace de tope para parar la locomotora a escasos centímetros de ellos. A eso se le llama tener un buen día.

Saltamos a la oficina del sheriff, en la que John Reid encierra a Toro en uno de los calabozos. Llega Rebecca (Ruth Wilson), esposa de su hermano, y quien parece tener una historia sin conclusión con John. Tras una conversación en la que rememoran el pasado y hablan de la relación entre Rebecca y Dan, éste se presenta en la oficina para despedirse de su mujer y su hijo. Se va en busca del peligroso Butch Cavendish, y deja a su hermano el título de Ranger, cediéndole la estrella que en su día perteneció a su padre. Mientras ocurre esta emotiva estampa, Toro está diciendo palabras ininteligibles en su celda, y consigue hacer que la sombra de la ventana cambie de posición. ¿Magia?

En otro fragmento, John acompaña a su hermano por el desierto. En un momento se cruzan con un caballo blanco, que les observa desde un acantilado. Según la leyenda, este corcel acompaña a los espíritus hacia el otro lado. Dan y sus camaradas se ríen del sombrero de John. El protagonista despierta en la siguiente escena sobre una plataforma, situada al borde de un barranco. La altura es considerable, y su desconcierto no hace más que acrecentar la sensación de vértigo. ¿Qué hace ahí? La vista, eso sí, es absolutamente espectacular.

La última escena es una conversación entre Toro y John Reid, en el que el indio le explica que le enterró cuando le dio por muerto, y que debe aprovechar ese estatus para pillar por sorpresa a Butch Cavendish, el misterioso villano que ha conseguido desajustar las leyes de la naturaleza. Lo vemos a través de una extraña escena en la que unos conejos, aparentemente mansos, se lanzan como hienas hacia uno de sus compañeros, previamente cocinado por Toro. El indio menciona que el hermano de John ha muerto, y que ha encontrado el antifaz entre sus pertenencias. Juntos crearán el atuendo del Llanero Solitario que todos conocemos, y parece que están preparados para iniciar su aventura juntos. [FIN SPOILER]

Artículos recomendados

'El Hombre de Acero' no deja nada en pie en su último tráiler

'El Hombre de Acero' no deja nada en pie en su último tráiler

Comentarios

Noticias relacionadas