Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

William Friedkin cuenta una divertida anécdota del estreno de 'El exorcista 2'

Adrián Lavado Jueves 15 agosto 2013

No hay género que se preste tanto a crear una saga después del éxito de una película que el de terror. 'El exorcista' consiguió en 1973 una enorme aceptación por parte del público, popularizó la temática de las posesiones y se alzó con 2 Oscars (tras conseguir 10 nominaciones). Warner Bros., ávida de seguir rentabilizando la historia de la pequeña Regan, se sacó de la manga una continuación cuatro años más tarde, bautizada con el nombre de 'El exorcista 2: El hereje'.

'El exorcista 2: El hereje'

Linda Blair y Max von Sydow repetían en el reparto, además de sumarse el prestigioso Richard Burton, para mostrar la investigación que un párroco hace de la muerte del padre Merrin. John Boorman, que había conseguido cierta notoriedad con títulos como 'A quemarropa', 'Infierno en el pacífico' o 'Defensa' se encargaba de la dirección por lo que parecía que tal vez conseguirían una aceptable secuela. Pero la película fue un auténtico fracaso y fue completamente dilapidada tanto por la crítica como por el público.

William Friedkin, el director de 'El exorcista', confesó en el pasado Festival de Críticos de Cine de Chicago que nunca ha visto ninguna de las secuelas de su película y que estaba particularmente contento de no haber asistido a la primera proyección pública de 'El exorcista 2: El hereje'.

"A los 10 minutos de comenzar la película, un hombre se puso de pie enfrente del público. Se puso de pie y mirando alrededor dijo: 'La gente que ha hecho esta mierda están en esta sala'. Y alguien más dijo: '¿Dónde? ¿Dónde están?. 10 o 12 personas se levantaron y dijeron: '¡Están todos allí!'. Ante el panorama, los jefes del estudio se levantaron y salieron corriendo del cine".

Desprevenidos ante la marabunta

Pero los ejecutivos no tenían pensado acabar el visionado tan pronto, por lo que habían enviado a los conductores de sus limusinas a comer algo durante un par de horas. Así que una vez fuera de la sala, tuvieron que salir corriendo por sus propios medios seguidos por la multitud cabreada.

"Fueron perseguidos por la calle. Esa fue la primera reacción del público al ver 'El exorcista 2'", agregó Friedkin.

Aunque la historia parece estar un poco exagerada, estoy seguro que a más de uno de vosotros os hubiera encantado al ver algún bodrio decirle cuatro cosas a sus responsables. ¿Qué película (o películas) han despertado vuestros peores instintos?

Artículos recomendados

Segundo tráiler de 'Don Jon': Joseph Gordon-Levitt es un adicto al porno

Segundo tráiler de 'Don Jon': Joseph Gordon-Levitt es un adicto al porno

Comentarios

Noticias relacionadas