Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Nicolás López, productor de 'The Green Inferno': "Nadie ha hecho una película para el gran público sobre el canibalismo"

Adrián Peña Jueves 17 octubre 2013

Nicolás López es un artista chileno que ha dirigido algunas de las películas más exitosas de los últimos años en su país. En nuestras fronteras es conocido por ser el artífice de 'Santos', comedia de ciencia ficción protagonizada por Javier Gutiérrez y Elsa Pataky. Pero es su faceta como productor la que le ha hecho acudir al Festival de Sitges, para presentar el último trabajo detrás de las cámaras de Eli Roth, enfant terrible responsable de la saga 'Hostel' y de 'Cabin Fever'.

'The Green Inferno' cuenta la historia de un grupo de activistas neoyorquinos que se adentran en la selva peruana para luchar contra la tala de árboles que está afectando a una tribu local. Lo que desconocen es que estos indígenas tienen en su dieta un peculiar ingrediente: la carne humana.

En esta entrevista Nicolás López, nos habla de su relación con Roth, su amor por el género, su objetivo con esta película, los problemas con la censura y la intención de realizar una secuela.

Nicolás López - Lorenza Izzo - Eli Roth

eCartelera: El año pasado viniste a Sitges como director de 'Aftershock' que la producía Eli Roth. Este año vuelves como productor de 'The Green Inferno' que dirige Eli Roth. ¿Volveremos a veros por el festival del año que viene colaborando juntos?

Nicolás López: Yo creo que sí. Tiene que ver con crear una comunidad de gente que, independientemente del idioma, estamos hablando de lo mismo: cine. Por ejemplo, cuando hice 'Mis peores amigos: Promedio rojo el regreso', Eli me daba muchas ideas sobre la historia y, realmente, fue muy importante. Esa es la razón por la que, aunque no tenga ningún crédito en la película, el primer nombre que aparece en los agradecimientos del filme es el suyo, porque hicimos todo el desarrollo juntos mientras, a la vez, estábamos haciendo 'The Green Inferno'. Hay una simbiosis al trabajar juntos que lo pasamos muy bien, estamos en la misma sintonía, así que, el año que viene, le vamos a dar la vuelta a la tortilla otra vez y voy a dirigir la secuela de 'The Green Inferno' y, Eli, la va a producir. De hecho, es muy gracioso porque mi socio, Miguel Asensio, no habla inglés y ha hecho tres películas con Eli Roth y se comunican entre francés, español y el traductor de Google. Al fin y al cabo todos hablamos un lenguaje universal que es el cine.

eC: Creo que si os entendéis tan bien es porque, por encima de todo, amáis al género. ¿Me equivoco?

N.L.: Claro. Nos gustan el mismo tipo de películas y compartimos la intención de hacer películas para el público masivo.

eC: ¿Crees que 'The Green Inferno' es una película para el público masivo?

N.L.: Nosotros creemos que esta película puede iniciar una franquicia, por eso estamos trabajando ya en una secuela antes de que se estrene la primera, pero eso no lo decidimos nosotros, lo decide el público. La verdad es que el nivel de ventas internacionales que ha tenido el filme ha sido muy potente. Al final todo es un misterio y, Eli, al ser el director, no creo que lo piense, pero yo, como productor, tengo la confianza de que va a ir muy bien porque nadie ha hecho una película para el gran público sobre el canibalismo. Existe el cine de Ruggero Deodato ('Holocausto caníbal') y todo el cine italiano de los 80', pero no existe un filme mainstream sobre el canibalismo, a diferencia del subgénero de los vampiros o, por ejemplo, lo que ha pasado con los zombis, que han pasado de la Serie B al blockbuster. Esos personajes, los zombis o los vampiros, ya son conocidos por la sociedad, están implantados en la cultura y las películas no necesitan presentarlos, ya se conocen y sirven para hacer muchas metáforas sobre la sociedad. Creo que los caníbales tienen mucho que decir en este aspecto y, 'The Green Inferno' trata, por ejemplo, lo enganchados que estamos hoy en día a las tecnologías que nos pasamos todo el día pegados a una pantalla incluso cuando quedamos con nuestros amigos y el choque que provoca encontrarse una cultura primitiva y salvaje que no ha pasado por ese filtro.

eC: Entonces, ¿pretendíais indagar en las culturas que practican el canibalismo o hacer una película de género entretenida?

N.L.: Eso ya lo decide el público. Yo te puedo dar mil interpretaciones del final de 'Lost' y otra persona otras mil, pero creo que es una serie que está hecha para entretener. Con esto quiero decir que, 'The Green Inferno' está hecha para entretener y que la vea el máximo de gente posible como cuando Eli hizo 'Hostel', que cogió todo el cine asiático de altas dosis de violencia y lo transformó en algo masivo, creó un género que llamaron torture porn y que luego tuvo miles de imitaciones horrorosas. Lo que pretendo es llevar las cosas que me gustan a las grandes salas, sean del género que sean.

eC: ¿No teméis a la censura?

N.L.: Sí, por eso Eli hizo una cosa muy inteligente que fue trabajar mano a mano con la Motion Picture Association en Estados Unidos para lograr que la película recibiera una calificación "R" (para mayores de 18 años) y evitar, así, la calificación "NC-17" que es una calificación que impediría una distribución comercial tradicional. El corte que se vio aquí en Sitges es el que está aprobado ya en Estados Unidos y sobre el que trabajamos duro para encontrar ese balance entre la violencia extrema y la aceptación en Estados Unidos para evitar la censura. Pasó lo mismo con 'Aftershock', donde había una escena de violación que se vio en Sitges y que nadie la comentó y, en Estados Unidos pusieron el grito en el cielo. Es algo cultural y, en Estados Unidos, puedes rodar el asesinato de una persona y explotarle la cabeza salpicando mil litros de sangre pero si enseñas una teta te lo censuran. En 'The Green Inferno' hay la escena 'del test de virginidad' que tuvo que ser muy bien orquestada para evitar la censura en Estados Unidos y, al final, el debate al rodar esa escena se redujo a cuantos cuadros en el fotograma podemos permitirnos enseñar.

'The Green Inferno'

eC: ¿Hubierais enseñado más en esa escena?

N.L.: No, no, Ya está bien como está. Al fin y al cabo, cuando quieres rodar una película de este estilo para un público masivo ya aceptas entrar en esas reglas y, lo interesante, es saber hacer lo que quieres sin salirte de ellas.

eC: Cuando uno acaba de ver la película, se da cuenta de que también tiene un mensaje de fondo, ¿lo hicisteis pensando en la secuela?

N.L.: Sí, como 'Avatar' (risas). El tema de la secuela salió porque se nos quedaron tantas cosas en el tintero como, por ejemplo, si habrá más pueblos salvajes, diferentes tipos de caníbales u otras zonas del Amazonas. El mensaje está para la gente que le gusta más reflexionar pero, el principal objetivo era hacer una montaña rusa que te coja y no te suelte hasta el final. Esa siempre ha sido mi obsesión como productor y director porque siempre me pregunto por qué puedo verme dieciséis capítulos seguidos de 'Breaking Bad' y, por qué el cine no puede tomarle prestada a la televisión ese nivel de desarrollo de personajes y de narración.

Artículos recomendados

'The Congress', una seria candidata a película de Sitges 2013

'The Congress', una seria candidata a película de Sitges 2013

Comentarios

Noticias relacionadas