Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

Israel Calzado 09 agosto 2015

Continuamos el repaso a esas películas que de un modo u otro nos dejaron huella en nuestra inocente bisoñez. Quizá no todas estaban a priori pensadas para un público infantil, pero supimos valorarlas, disfrutarlas y, aunque algunas sean vapuleadas por ciertos críticos, no podemos dejar de defenderlas por formar parte, aunque sólo sea un poquito, de nosotros mismos.

1'Los Cazafantasmas': ¿A quién vais a llamar?

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

Ni conocíamos el "Saturday Night Live" ni pillábamos la mitad de los chistes, pero todos nos lo pasamos pipa con estos exterminadores paranormales con rayos láser. Tarareábamos el tema musical homónimo que sonaba machaconamente en la radio, dibujábamos el logo con tiza en las señales de prohibido aparcar (hoy se consideraría vandalismo) y se lanzó desde una serie de animación para la TV hasta videojuegos para los primeros ordenadores personales (tipo Amstrad o Commodore). También nos reímos con 'Cazafantasmas 2', pero menos. Y, desde entonces, ha perdurado la leyenda de una tercera parte o un remake que ha tardado tres décadas en fraguarse de manera inesperada, ya que 'Cazafantasmas' será finalmente un reboot -a estrenarse en 2016- con reparto femenino en el que Melissa McCarthy ('Cuerpos especiales'), Kristen Wiig ('La vida secreta de Walter Mitty'), Kate McKinnon ('Life Partners') y Leslie Jones tomarán el relevo de los inolvidables Bill Murray ('Lost in Traslation'), Dan Aykroyd ('Granujas a todo ritmo'), Harold Ramis ('Atrapado en el tiempo') y Ernie Hudson ('El cuervo') de turno.

2'La Historia Interminable': en los límites de la fantasía

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

Una apasionante aventura a través de las páginas de los libros hasta llegar al reino Fantasía, donde descubríamos la odisea del joven guerrero Atreyu (Noah Hathaway), llamado a salvar este mundo mágico de la amenazante Nada. A los críos nos entusiasmó, y todos soñábamos con ser Bastian (Barret Oliver) y surcar los cielos con el dragón Fujur, cabalgar las praderas a lomos de Artax, conocer al Comepiedras y enfrentarnos al malvado Gmork. Muy criticada por los puristas, incluso Michael Ende, autor del relato original, se sintió tremendamente decepcionado. No sé qué pensaría entonces de las dos olvidadas (y olvidables) secuelas, pero una cosa es segura: muchos años antes del fenómeno Harry Potter, toda una generación ochentera se aficionó a la lectura. No es poca cosa.

3'Karate Kid': dar cera, pulir cera

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

El tirillas Daniel Larusso (Ralph Macchio) aprende los secretos del milenario arte marcial del título gracias a las enseñanzas poco convencionales de su vecino oriental (Pat Morita) y poder así hacer frente a los abusones del barrio. Un planteamiento bastante evidente para una película que, sin embargo, fue todo un exitazo: las academias de kárate se vieron desbordadas de nuevos alumnos, nos flipamos haciendo el salto de la grulla y nos aprendimos de memoria todas las lecciones del profesor Miyagi. La cinta dio pie a una saga sin demasiada gracia con dos secuelas directas, además de un spin-off protagonizado por Hilary Swank y un remake producido por Will Smith y protagonizado por su hijo Jaden ('After Earth') y Jackie Chan ('Hora punta').

4'Lady Halcón': malditos de amor

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

El raterillo Matthew Broderick ('Juegos de guerra'), el caballero Rutger Hauer ('Blade Runner') y la misteriosa dama de hermosa y pálida tez Michelle Pfeiffer ('Las amistades peligrosas') conformaban un muy particular triángulo en esta aventura fantástica medieval donde la lealtad, la amistad, el honor y (sobre todo) el amor hacían frente común a un malvado embrujo. Si íbamos a catequesis, nos perturbó bastante que el villano fuese un obispo. Para muchos, nuestro primer acercamiento al romanticismo. Una delicia.

5'Cortocircuito': el robot que cobró vida

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

Un rayo cae sobre un robot militar y éste no sólo cobra conciencia (pacífica, dicho sea de paso), sino vida propia. Vamos, que Número 5 venía a ser la versión para todos los públicos de un cruce entre el Terminator y el monstruo de Frankenstein. La película era bastante irregular, y casi ninguno recordamos la trama, pero incluso hoy nos gustaría tener al parlanchín androide en nuestra casa. Por cierto, ¿os habéis fijado en lo mucho que se le parece Wall·E?

6'Aliens: el regreso': operación rescate

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

Decían que 'Alien, el octavo pasajero' era 'Tiburón' en el espacio. Si no nos dejaron ver la peli del escualo (o si lo hicimos y luego teníamos pesadillas), normal que nuestros padres nos impidieran ver la del marciano con forma de cucaracha gigante. Sin embargo, 'Aliens' era otra cosa: una cinta bélica y de acción y suspense donde había más aventura que terror. Y aunque algo nos decía que seguramente la primera era mejor, nos encantaba jugar a ser marines en un planeta hostil cazando bichos, rescatando colonos y buscando a la reina ponehuevos. 'Starship Troopers', 'Halo' e incluso 'Avatar' le deben mucho a esta cinta.

7'Dentro del Laberinto': psicodelia adolescente

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

Jim Henson, padre de casi todas las marionetas articuladas de la pequeña y gran pantalla, dirigió este psicotrópico sueño preadolescente con una jovencísima Jennifer Connelly ('Una mente maravillosa') frente a un malvado de mirada andrógina y cardados imposibles, David Bowie ('El ansia'), que, entre fechoría y fechoría, no perdía oportunidad de desmelenarse micro en mano acompañado de un coro de muppets. Su poco convencionalismo marcó toda una época; hoy se mantiene con cierto encanto nostálgico.

8'La princesa prometida': érase una vez.

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

"Cuéntame un cuento", decía aquella canción de Celtas Cortos. Y eso es precisamente lo que hacía el abuelo Peter Falk ('Colombo') al ir a ver a su nieto enfermo, Fred Savage ('Aquellos maravillosos años'). A partir de aquí, un relato a la vez romántico, divertido, original e inconformista como pocos, sin elementos fantásticos (aunque sí alguno casi sobrenatural) pero muchísimo sentido del humor. Piratas, princesas, espadachines, gigantes y brujos no faltan en esta aventura en la que Mark Knopfler puso la música. Inolvidable el discurso de Íñigo Montoya (Mandy Patinkin): no encontrarás a nadie que no sepa recitarlo de carrerilla.

9'Willow': entre 'Star Wars' y 'El hobbit'

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

George Lucas ('La Guerra de las Galaxias') escribió y produjo esta divertida fantasía plagada de enanos, hechiceras, guerreros y dragones con no poca inspiración en el mundo Tolkien e incluso en su propio universo 'Star Wars' (si os fijáis bien, ambas tramas son muy parecidas). Pero como estábamos muy lejos de imaginar siquiera que nadie se plantease llevar a la gran pantalla 'El Señor de los Anillos', nos pareció lo más, y quizá hoy haya perdido algo de originalidad, pero ni un ápice de su encanto. Como curiosidad: fue pionera en el empleo del morphing.

10'Tortugas Ninja': ¡kowabunga!

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

Su enorme popularidad como serie de animación de la tele los convirtió en inverosímiles héroes en imagen real en la gran pantalla, y durante un tiempo se vivió una auténtica fiebre de 'Tortugas Ninja': Leonardo, Rafael, Michelangelo y Donatello estaban en camisetas, cereales, pastelitos, figuras articuladas, videojuegos... La película es hoy irrelevante, pero puso el foco en la ficción catódica como cantera de posibles taquillazos cinematográficos. Atención, pregunta: ¿ha visto alguien el reciente remake de 2014?

11'Aladdín': exotismo, diversión, fantasía y música

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

Tras los inesperados éxitos de 'La Sirenita' y 'La Bella y la Bestia', Disney Animation Studios consolidó su resurrección con la que probablemente sea su apuesta más divertida, dicharachera, desenfadada y marchosa de la década de los noventa: una versión poco ortodoxa de la historia de Aladino y su lámpara maravillosa. El apuesto héroe -cuyas facciones y gestos estaban inspirados en Tom Cruise- estaba muy bien, los complementos secundarios (la alfombra mágica, el mono Abu) funcionaban, y tenía un villano de altura, Jaffar. Pero el rey de la función era ese genio genial, un prodigio de animación, caracterización, texto y voz en el que contribuyó en gran medida el tristemente desaparecido Robin Williams. Aquí, en España, el doblaje corrió a cargo de Josema Yuste, que no lo hizo mal. Tuvo dos secuelas que fueron directas al mercado de vídeo doméstico: 'El retorno de Jaffar' y 'Aladdín y el rey de los ladrones'.

12'Power Rangers': ¡a metamorfosearse!

Las películas que marcaron nuestra adolescencia (Parte II)

Un caso bastante similar al de 'Tortugas Ninja', en el que un grupo de héroes adolescentes de la pequeña pantalla trasladan sus aventuras al terreno del largometraje. 'Power Rangers: La película', a pesar de sus carencias artísticas y técnicas, es una cinta recordada con cariño, posiblemente porque nos retrotrae a una edad en la que nos importaban de verdad nuestros héroes. Ésta, probablemente, sea la última película de nuestra infancia. Luego nos hicimos mayores.

Te puede interesar

John Stamos hizo que cambiaran a las gemelas Olsen en 'Padres Forzosos'

Las gemelas Olsen abandonaron 'Padres Forzosos' por culpa de John Stamos

Comentarios

Noticias relacionadas