Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Especial Charlize Theron: Bella y furiosa

Alexander Zarate Viernes 07 agosto 2015

Charlize Theron es otro ejemplo de bella que tuvo que deformarse físicamente, no parecer para nada el icono admirado en que se había convertido como modelo, literalmente ser otra, para que fuera reconocida como actriz. Engordó catorce kilos y portó una prótesis dental para su interpretación en 'Monster' (2003), lo que le reportó reconocimiento y numerosos premios, entre ellos, el Oscar a la Mejor Actriz.

 Charlize Theron

Después no ha necesitado demostrar nada, sus cualidades interpretativas son manifiestas como ha desmotrado recientemente con su excepcional interpretación en 'Mad Max: Furia en la carretera' (2015), más allá de que tenga la cabeza rasurada o le falte un brazo. La actriz surafricana cumple hoy 40 años, y aprovechamos para repasar la carrera de esta estupenda intérprete cuya mirada se asemeja cada vez más a unas ascuas ardiendo.

En 'Monster' interpretaba a una asesina en serie que fue condenada a muerte por asesinar a seis hombres. En su hogar sufrió a otro monstruo, un padre alcohólico que amargó su infancia y la vida de su madre. Cuando tenía quince años la madre ya no resistió más y se revolvió con unos disparos que acabaron con el monstruo. Fue liberada de cargos porque se consideró que había sido en defensa propia.

En su última película estrenada, la efectista 'Dark places' (2015) interpreta a una mujer que fue la única superviviente treinta años antes de la matanza que acabó con la vida de su madre y sus dos hermanas.

Los inicios de Charlize Theron

Ya con 16 años, Charlize Theron ganó un concurso como modelo en Salerno, y, en compañía de su madre, intentó realizar su sueño de convertirse en bailarina en Milan, pero una grave ilusión de rodilla frustró sus expectativas. Su madre le planteó que tenía dos opciones, o decidía con prontitud qué cambio de rumbo realizar con su vida o volvía al hogar, y Charlize, con 19 años, optó por intentar hacer carrera de actriz en Hollywood, Su madre la apoyó económicamente con el alquiler, y el azar también colaboró. En un banco se enfrentó a grito pelado con el cajero que se negaba a pagarle en efectivo el cheque que le había enviado su madre. Un agente que se encontraba en la cola se quedó impresionado, y le facilitó varios contactos de agencias de casting. Su primer papel, sin frase, fue en la secuela 'Chicos del maiz III' (1995), y ya con frase, en un papel con cierta envergadura, en 'Dos días en el valle' (1995). Y comenzó a hacerse notar como intérprete con dos sufridas esposas, primero de Keanu Reeves (por ocurrírsele trabajar para el bufete del Diablo en persona con cara y contorsiones de Al Pacino) en la más estimable obra de Taylor Hackford, 'Pactar con el diablo' (1997), y de Johnny Depp, poseído en un viaje espacial por un alienígena no precisamente cordial.

En esos primeros años aceptaba personajes que tenían más de objeto decorativo o complemento, como en 'Mi amigo Joe' (1998) o en las notables 'Celebrity' (1998) y 'Las normas de la casa de la sidra' (1999), año en el que demandó a Playboy por publicar sin su consentimiento unas fotos suyas desnuda que se había hecho años atrás.

Apuestas por el director y el Oscar

La actriz declaró que optó más por apostar por los cineastas que por las requerencias de la industria y sus programas de consolidación de estrellas con productos de celuloide precocinados. Por eso, eligió trabajar con James Gray en la excelente 'La otra cara del crimen' (2000) o, aunque no le pareciera una buena película, con John Frankenheimer, al que admiraba mucho, en 'Operación Reno' (2000), o Robert Redford, en una de sus más flojas obras, 'La leyenda de Bagger Vance' (2000), películas que la situarían en el centro de los focos (en la categoría de 'It Girl': la chica tan especial que tiene 'eso' ). También rechazó participar en 'Pearl Harbor' (2001), por trabajar de nuevo con Keanu Reeves en la almibarada 'Dulce noviembre' (2001), pese a que el resultado fue igual de inconsistente. Con Allen volvió a colaborar, esta vez con un personaje de más entidad, en 'La maldición del escorpión de jade' (2001), de nuevo como representación icónica de la belleza escultural, la mujer fascinante, distante, y quizá peligrosa.

Tras que 'Monster' cimentara el reconocimiento de su talento como actriz, a pesar de que protagonizara una obra que explotaba más su físico que sus aptitudes interpretativas, 'Aexon flux', predominaron los personajes de sustanciosa envergadura como los de la producción televisiva 'Llámame Peter' (2004), en la que encarnaba a Britt Ekland, 'En tierra de hombres' (2005), que le valió otra nominación a las Oscar, 'En el valle de Elah' (2007), la mejor obra de Paul Haggis, 'Lejos de la tierra quemada' (2008),, y una breve colaboración en 'The road' (2008).

Tampoco dudó en realizar su incursión en la comedia, género que no es el que más ha transitado. Intervino en cinco episodios de la sitcom 'Arrested development' en el 2005. Como modelo ha sido la imagen de Christian Dior para el perfume 'J'adore', desde el 2004, y entre el 2005 y 2006 ganó tres millones dolares como la imagen de los relojes Raymond Weil. Quizá fuera la razón de que, al estrenarse 'En el valle de Elah', los medios se fijaran en cuestiones irrelevantes como el hecho de que su personaje, una oficial de policía, no remarcara su belleza. Centraron su atención más en su coleta que en la obra en sí. Ella replicó con contundencia: "¿Qué queréis? ¿Queréis que interprete a una detective de Alburquerque que es madre soltera vestida con un traje de Dior?"

El retorno de la mirada furiosa

Tras tres años de ausencia de las pantallas retornó con una de sus mejores interpretación, en 'Young adult' (2011), de Jason Reitman. Sus personajes en estos años se definen por las sombras, siniestras, gélidas, por un temperamento rotundo y una imponente autoridad, como reflejan su madrastra de 'Blancanieves y el cazador' (2102) y el discreto retorno al universo de Alien, 'Prometheus' (2013), o cómo desenfunda el sarcasmo con afilada agudeza en 'Mil maneras de morder el polvo'. Su mirada cada vez tiene más de furia retenida, un alfiler presto a proyectarse. Y esa negrura se ha hecho temblor, con ese prodigioso equilibrio de furia y pesadumbre que dota de elevación dramática a 'Mad Max: fury road' (2014): el camino no de furia que indica el título lo define su mirada y la progresión dramática de su personaje. Durante el rodaje se dañó las cuerdas vocales debido a los gritos que profería. No había sido el primer accidente en un rodaje, caso de la hernia discal que sufrió por un caída en 'Aeon flux', lo que determinó que portara un collarín durante un mes. Aunque haya suscitado encendidas alabanzas su interpretación de Furiosa, no ha aceptado colaborar en una secuela, pese a que sí reincida con su personaje de madrastra en 'El cazador' (2016), a cuyo reparto, de nuevo encabezado por Chris Hemsworth, se unen Jessica Chastain y Emily Blunt. Acaba de estrenar, primero en Francia, 'Dark places', adaptación de una obra de Gillian Flyn ('Perdida'), la quinta película que produce, tras 'Monster', el documental 'East Havana'. 'Sonámbulo' (2008), que también interpretó, y 'Lejos de la tierra quemada', y ha rodado ya la última película dirigida por Sean Penn, The last face (2015), junto a Javier Bardem y Adele Exarchopoulos.

Relaciones, enamoramientos infantiles, compromisos y activismo

Con Sean Penn acaba de romper tras mantener una relación durante alrededor de año y medio desde comienzos del 2014. De quien quedó enganchada cuando tenía diez años fue de Tom Hanks, cuando vio 'Uno, dos, tres...Splash' (1984), convencida además de que haría mucho mejor el papel de sirena que Daryl Hannah. El enganche amoroso lo superó, pero sigue considerando a Hanks como su actor predilecto. También admira mucho a Michael Fassbender, en particular su interpretación en 'Shame' (2011), cómo expresaba tanto con tal economía expresiva (no se diferencia de su modo de interpretar). Le resultó incomprensible que no fuera nominada en los Oscar. La más duradera de sus relaciones fue la que mantuvo durante siete años, entre el 2003 y 2010, con el actor británico Stuart Townsend, quien la dirigió en 'Batalla en Seattle' (2007), centrada en las manifestación contra el Fondo monetario internacional. La actriz ha declarado que no se casará en territorio estadounidense mientras no se legalice el matrimonio entre personas del mismo sexo. Como su personaje en Mad Max también ha sido una furiosa luchadora contra las discriminaciones y los abusos de poder. Está implicada en grupos que abogan por los derechos de la mujer, ha participado en manifestaciones en favor del aborto, y es una activa integrante de PETA en lucha por los derechos de los animales. En el 2007 creó la fundación Charlize Theron Africa outreach project, para proteger a los niños africanos del SIDA. Un año después sería nombrada por la ONU mensajera por la paz.

Artículos recomendados

Primer tráiler de 'Vinyl', la nueva serie de HBO

Primer tráiler de 'Vinyl', la nueva serie de HBO dirigida por Martin Scorsese

Películas relacionadas

Comentarios