Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Tom Hardy: "Podría disfrazarme mañana de superhéroe y volar en el cielo y ganaría 200 millones de dólares"

Javi P. Martín 19 febrero 2017

'Taboo' no es una serie para todo el mundo. Eso Tom Hardy lo tiene muy presente. Pero le da igual: como protagonista, productor y responsable de la idea original, habla de ella con pasión y cariño. Suele notarse cuando un actor ha producido lo que está promocionando, porque se entrega más, quiere que la serie o película te guste. "Si la gente piensa que ['Taboo'] es horrible, me lo tomo como algo personal, porque es mi gusto, y me lo tengo que tragar", admite.

 Tom Hardy caracterizado como su personaje, James Delaney, en 'Taboo'

Hardy nos recibió a un puñado de periodistas europeos en una habitación de hotel en Estocolmo. Su serie podemos verla en HBO España semana a semana mientras se acerca a su final. Aunque en principio está planteada como una miniserie de ocho episodios (de los cuales, seis ya están disponibles en HBO), él admite que las aventuras de James Delaney podrían dar para varias temporadas más. Sobre esos deseos de continuidad, la rentabilidad del proyecto, la dificultad de hacer una serie de época y sobre qué quiere decir el título de la serie hablamos largo y tendido. Reunimos sus mejores declaraciones a continuación.

¿Es 'Taboo' una serie de respuestas, o quedará abierta a interpretación?

"Ambas. Sabemos exactamente lo que hemos hecho. Es una conversación más centrada en el psicoanálisis que en la espiritualidad y la magia". Pone como ejemplo la relación de Delaney con su hermana Zilpha, interpretada por Oona Chaplin, con la que mantiene un romance incestuoso. ¿Tienen un vínculo mágico, como parece a veces? No: "Por aquel entonces no tenías teléfonos ni Skype, y si no habías visto a alguien durante diez años, alguien por quien sientes cosas muy fuertes, y de repente vuelve, pero no puedes verle... Lo normal es que pensaras sobre esa persona antes de irte a la cama. Así que simplemente mostramos a los dos en sus habitaciones al mismo tiempo y dejamos que el público piense que quizá él hace vudú o algo así, pero no. [SPOILERS] Por eso, cuando ella le dice que ha matado a su marido como él le dijo que hiciera, la reacción de él es de extrañamiento y pone cara de que está loca".

"¿Estarán todas las respuestas? No. Habrá cosas cuestionables, y algunas de ellas tendrán respuesta".

¿Habrá más temporadas?

"Hemos hecho la serie con la mirada a seguir adelante, todos lo deseamos porque nos encanta y hemos creado unos personajes que amamos y hemos pensado varias temporadas para ellos".

"Será muy interesante ver a James con Lorna, su madrastra, porque podrían convertirse en una especie de Bonnie y Clyde. Cuando lleguemos a la segunda temporada, tendremos una protagonista femenina autónoma que no será dependiente del protagonista masculino. Puede que se conviertan en compañeros, pero no es sexual. No es romántico, no es esa mierda, es autónomo. Y a él le gusta ella, puede que quieras que acaben juntos, pero lo mismo ella se casa con otra persona antes de que él le diga que la quiere. No sabemos, pero puede crearse algo bastante interesante entre un hombre y una mujer que no he visto en mucho tiempo en una película clásica".

 'Taboo'

¿Por qué se llama 'Taboo' y de qué va realmente?

"Parecía un título relevante porque mostramos el lado oscuro de la condición humana mientras intentamos empezar conversaciones desagradables. Y parte de esas conversaciones son tabúes. Incesto, complejo de Edipo, el trastorno de estrés postraumático, debilidades conectadas. Desigualdad, racismo, responsabilidad, culpabilidad. La época es de hace 200 años, y vemos cuál es la visión de cosas como la transexualidad, la raza, el feminismo, los genocidios. Hay muchos putos tabúes ahí. Presentamos cada tema de forma ligera, pero si quisieras ponerte a analizar, y discutieras todos esos temas en una mesa con gente que no conoces de nada, habría cosas que decir. (...) Cubrimos muchos temas, creo, sin ser dictatoriales ni crear una opinión. No te digo qué tienes que pensar, sino que te muestro las cosas y te pregunto qué piensas al respecto".

"Lo que le pasa a James es un trastorno de estrés postraumático, pero sin el análisis que tenemos hoy en día gracias a Jung, Freud, el psicoanálisis y demás".

"Nuestra misión era crear un drama de época para televisión juntando todos los agentes cinematográficos posibles para crear una obra que fuera relevante e importante hoy en día".

"Juega con el análisis y grandes tragedias griegas para hacer un drama de época que no muestra la típica ceremonia, el príncipe, los bailes adorables, la etiqueta y todo eso que tienes en otros dramas de época brillantes, pero no en esos que son como 'Downton Abbey'. Es una forma diferente de mirar las cosas, en plan, vamos a desmontarlo todo y mirar cómo es la máquina por dentro".

"Vengo de hacer cosas como 'Mad Max' y 'El renacido', ese tipo de mundos. Hay muchas adicciones en mi obra, como en 'Stuart: Una vida al revés' y mi obra en Nueva York dirigida por Philip Seymour Hoffman. Ese tipo de cosas se cuelan en mi trabajo, y si hago un drama de época, vamos a volcar todo eso en él".

Como productor, ¿te preocupaba la rentabilidad?

"No, solo me preocupa que los inversores recuperen su dinero. Si me das 10 millones de dólares, quiero devolverte tu dinero".

"La historia lo es todo, y confío en el equipo con el que trabajo para que vuelquen sus corazones y sus almas en la serie. Eso es lo que me importa. Por eso es difícil enseñársela a la gente, porque me encanta. Si la gente piensa que es horrible, entonces me lo tomo como algo personal, porque es mi gusto, y tengo que tragármelo".

"Creo que eso es otro tipo de productor, el que quiere hacer montañas de puto dinero. Eso no está en lo alto de mi lista. Si haces lo que amas hacer, y lo haces bien, todo acabará bien".

"Hay fórmulas para casi garantizar tu éxito financiero. Yo podría ponerme mañana una máscara de goma y echar a volar al cielo, y haría 200 millones de dólares. No es eso lo que estamos haciendo. Invertimos una pequeña cantidad de dinero, y nos aseguramos de recuperarla mientras ponemos en esto todo eso en lo que creemos. Y podría fallar, pero ahí está la emoción".

"Si a la gente le gusta, es un añadido. Yo he podido trabajar con mi padre. Lo otro es un añadido".

"Por suerte tenemos entre 9 y 11 millones de espectadores cada semana. La serie costó unos 10,4 millones. Si le pido un dólar a cada persona que vea la serie cada semana durante ocho semanas... Haz el cálculo. No estoy arruinado, pero eso daba igual".

"Te concentras en el trabajo, porque habrá buenos días y malos días. Haces malas y buenas decisiones, pero si empiezas a pensar en el dinero, pierdes de vista lo importante".

 Oona Chaplin como su personaje, Zilpha, en 'Taboo'

¿Por qué contar una relación incestuosa?

"Algo que me aburre mucho es el romanticismo. Me aburre porque, aunque suena muy altruista, no lo es. Creo que el concepto de fantasía e ilusión del romanticismo no es tan sexy ni tan guay ni tan satisfactorio como la realidad del trabajo duro, el pragmatismo y la acción. El elemento del deseo no es tan real como algo que es sólido y fiable. La sexualidad, comparada a la seguridad de alguien que puede ser un padre, un compañero y seguir ahí cuando se vuelva mundano, que es lo que le pasa a la mayoría de las relaciones".

"La relación con Zilpha es extraña, porque en realidad está castigando a su padre con esa obsesión con la hija de su padre, y le castiga por matar a su madre, pero eso no lo sabe hasta el episodio seis".

Sobre su personaje

"James tiene muchísimas debilidades. Pero así es como creas un personaje que en realidad es muy sólido".

"Se convierte en una especie de leyenda, cuando en realidad es un niño pequeño muy, muy, muy sensible y dañado, que no habla porque solo hace cosas. Porque está tan dañado que solo puede hacer cosas, en vez de hablar de sus sentimientos".

"Pero sí, es un mierda con las mujeres".

Sobre combinar el papel de actor con el de productor

"Cuando interpreto a James, no solo pienso en él y en cómo interactúa, sino que estoy en las cabezas de los demás personajes, y en el desarrollo y en el guion. Así que prepararme para interpretar a James tiene menos que ver con la interpretación y más con entender el mundo y la interacción entre los personajes".

"Simplemente me pongo el sombrero y digo las frases. Porque he estado pensando en este personaje nueve años, y en todos los demás personajes, y en el mundo y en poder vender la serie y convencer a la gente en que invierta en ella, y en construir la infraestructura... Así que cuando llega el momento del rodaje, es muy extraño".

"Primero es política, y después es arte".

 'Taboo'

¿Cómo ha sido trabajar con su padre?

"El trabajo es lo más importante para mi padre y para mí, y esa es nuestra prioridad. Cuando vamos a trabajar, nos concentramos en eso. Es mi padre, así que tengo instintos naturales de protección hacia él, y viceversa. Y si lo vemos el uno en el otro, decimos que no es el momento, que estamos haciendo negocios".

"Claro que todos los hijos quieren impresionar a sus padres, o en la ausencia de estos a alguien que representa el concepto de un adulto en sus vidas (...). Siempre tuve mucha necesidad y ganas de tener su validación, supongo".

¿Cómo surgió la idea y de quién fue?

"De tragedias griegas a 'La trágica historia del doctor Fausto' de Marlowe, y también Samuel Johnson y otros escritores que Chips y Steve Knight adoran. Lo que está muy bien, porque no es mi terreno, porque mi trabajo es poner caras y vestirme con mallas y maquillaje".

"'La misión' de Roland Joffé, 'El corazón de las tinieblas' de Marlowe, mucho de Edipo. Hay muchas referencias a la literatura clásica, obras, libros, personajes, películas que he visto y que quería condensar y mezclar en un personaje".

Los 9 papeles más importantes de Tom Hardy, de peor a mejor

9 Shinzon ('Star Trek: Némesis')

En su primer papel relevante en una franquicia de prestigio, Hardy se mostró famélico en comparación con la musculatura a la que nos tiene acostumbrados habitualmente. Y con una barbilla falsa para asemejar su físico al del capitán de la nave Enterprise, Patrick Stewart. Con su rol gozó de una considerable presencia en pantalla como el villano de maldad contenida cuyo aspecto se va desmejorando durante la cinta, a medida que desata su odio hacia la raza romulana. El trabajo de Hardy no es nada despreciable, pero una película totalmente anticuada a los ojos actuales no le hace ningún favor al actor británico, que confesó sentirse aterrorizado durante cada día del rodaje.

Star Trek: Nemesis en eCartelera
8 Bob "el Guapo" ('Rocknrolla')

Haciendo honor a su mote, Hardy explotó el carácter de conquistador descarado con el que Guy Ritchie había bautizado a un personaje un tanto simplón. Tan solo cuatro años después de colaborar con Matthew Vaughn en su ópera prima, 'Crimen organizado', el actor ascendió a las grandes ligas para trabajar con el mentor de aquel, en la que es la última película original de Ritchie hasta el momento. Resulta curioso ver cómo ahora mismo secundarios en 'Rocknrolla' como Hardy o Idris Elba tienen una carrera mucho más prometedora por delante que el protagonista de aquel título, Gerard Butler.

RocknRolla en eCartelera
7 Bane ('El caballero oscuro: La leyenda renace')

Hardy tuvo que soportar la atosigante presión de estar a la altura del incomparable Joker de Heath Ledger, el villano que atormentó a Batman antes que Bane. Mientras que Ledger imprimió la imprevisibilidad de su personaje a la perfección, Hardy no contó con tantas oportunidades para profundizar en las motivaciones de su personaje, que pretendía someter a Gotham y acabar con la vigilancia de Bruce Wayne. A su favor hay que decir que logra plasmar la imponente presencia del antagonista de los cómics, y que en el momento en el que no está enmascarado en un flashback demuestra que con unos segundos ante la cámara puede hacer que nos acordemos de su rostro sin problemas.

El Caballero Oscuro: La leyenda renace en eCartelera
6 Eames ('Origen')

Su primera colaboración con Christopher Nolan nos dejó uno de esos personajes necesarios para despejar los aires pretenciosos que podrían haber hundido a 'Origen'. En cambio, Nolan nos permitía no estar pensando todo el rato en tanta capa de sueños con Eames, el elegante compañero de Leonardo DiCaprio cuya puntería certera, arrogancia constante y tensión con el personaje de Joseph Gordon-Levitt alzaron a Hardy al estatus de estrella emergente, aunque ese adjetivo final ya ha desaparecido con el paso de los años y el afianzamiento de este actor.

Origen en eCartelera
5 Ricki Tarr ('El topo')

En un descanso de la ciencia ficción y la intensa acción, Hardy se sumergió en uno de los thrillers mejor construidos de los últimos años. El reparto plagado de estrellas liderado por un fulgurante Gary Oldman no eclipsó a Hardy, que aprovechó cada momento con su personaje para demostrar que el nombre no lo es todo. Y también dejó claro que estaba más que contento por trabajar -ya van cuatro veces desde entonces- con Oldman, su "héroe".

El topo en eCartelera
4 Max Rockatansky ('Mad Max: Furia en la carretera')

Aunque el título de la película lleve el nombre de su personaje, el recital nos lo ofreció Charlize Theron con Furiosa, pero eso no impidió a Hardy convertirse en el rostro de una renovada franquicia y hacer que nos olvidáramos rápidamente de Mel Gibson. Las casposas tres primeras cintas de 'Mad Max' no soportan la impactante presencia de la cuarta entrega, y parte de la responsabilidad de ello recae en la rabia contenida de un poco expresivo Hardy que carga con lo que haga falta sobre sus hombros.

Mad Max: Furia en la carretera en eCartelera
3 Ivan Locke ('Locke')

Aunque no recibió tanta atención como sus intervenciones en grandes producciones hollywoodienses, su protagonismo absoluto en 'Locke' es el momento en el que muchos empezaron a considerarle no solo como un talento a tener en cuenta sino como una fuerza de la naturaleza. El viaje en coche de este hombre cuya vida parece ir perdiendo sus cimientos a base de llamadas de teléfono contó únicamente con la presencia física de Hardy, que estableció una prolífica relación con el prominente Steven Knight.

Locke en eCartelera
2 Charles Bronson ('Bronson')

Antes de que 'Drive' pusiera definitivamente en el mapa a Nicolas Winding Refn, el realizador danés había tenido bajo su mando a Tom Hardy en el que es uno de los trabajos más intensos y físicos de su carrera hasta el momento. El aislamiento y la transmutación de Bronson quedan perfectamente interpretados por Hardy, que por muy reducido que sea el decorado es capaz de desplegar todo su abanico de habilidades.

Bronson en eCartelera
1 Tommy Conlon ('Warrior')

Puede que no sea la opción evidente para elegir como su gran papel, que seguramente esté al caer, pero su trabajo en la sorprendentemente poco reconocida película de Gavin O'Connor es el más emocional y potente de su carrera. La dupla que compone junto a Joel Edgerton, que es la otra mitad de una fragmentada relación fraternal cuyos caminos colisionan en un campeonato de lucha, logra un impacto dramático en el que que Hardy -el más afectado de los dos hermanos- calibra con maestría los daños colaterales internos y externos de su personaje.

Warrior en eCartelera

"Alguien dijo que solo hay diez historias en el mundo, y que las vamos variando".

"Primero Tom fue a su padre. Su padre es escritor. Su padre escribió el tratamiento. Vendimos el tratamiento. Se lo llevamos a Steve Knight, que lo escribió de nuevo y entregó los primeros dos episodios. Y ahí se convierte en algo de Steve. (...) Así que la colaboración es de mí a Chips a Steven".

Artículos recomendados

Explosivo nuevo póster de 'Guardianes de la Galaxia Vol. 2'

Nuevo póster de 'Guardianes de la Galaxia Vol. 2' con Bebé Groot jugando con dinamita y ...

Comentarios

Noticias relacionadas