'Déjame salir': No querrás salir del thriller de Jordan Peele

Javi P. Martín Viernes 19 mayo 2017

Dice Jordan Peele que tiene varias ideas para sus próximas películas de terror. Todas ellas basadas en "demonios sociales", igual que 'Déjame salir' habla del racismo inherente en las relaciones entre blancos y afroamericanos en EE.UU. Si todas esas películas van a ser tan valientes, honestas y a la vez tan divertidas como esta, las recibiremos con los brazos abiertos.

'Déjame salir'

El protagonista de esta historia es Chris, un joven negro de 26 años que va a pasar el fin de semana en la casa de sus suegros, los padres de su novia blanca con la que lleva unos pocos meses. La situación es terrorífica de por sí, como sabe cualquiera que la haya vivido, cuestiones raciales aparte. Pero la cosa se vuelve más rara cuando Chris conoce a las pocas personas negras que viven en el ámbito de sus suegros: sirvientes y novios florero que se comportan como si tuvieran el cerebro lavado.

"Es como si no supieran que los tiempos han cambiado", comenta Chris, absorto. El comentario social es evidente pero no obvio. Porque conlleva muchos cojones por parte de Peele, cómico metido aquí a director y guionista, hacer un thriller que juegue de esta manera con el miedo de la población negra al racismo, a la exclusión social, a la explotación y a la discriminación. Tiene mucho mérito cargar una cinta de misterio, orientada al público joven, de contenido y reflexión social, y que además funcione como ha funcionado en su país. Está claro que 'Déjame salir' toca una fibra que está a flor de piel ahora mismo, en consonancia con productos televisivos como 'Atlanta' (serie creada también por el joven "hermano" Donald Glover), 'Queridos blancos' y 'The Get Down' de Netflix, o en el terreno musical el trabajo de Michael Kiwanuka, que en su último y magnífico disco canta "I'm a black man in a white world".

La voz de Peele es necesaria en el cine actual, pero no solo por atreverse a llevar al mainstream unas ideas tan difíciles y polémicas (cualquier blanco hipersensible y poco avispado podría haber tachado de "racista" esta historia), sino por haberlas volcado en una película que es, ante todo, un entretenimiento de género honesto y fresco. Un thriller que bebe directamente de los clásicos (Hitchcock habría hecho esta película si hubiera sido negro) y funciona como un reloj.

'Déjame salir'

'Déjame salir' tiene algunos sustos, pero lo que mejor hace es construir un misterio autoconsciente que juega con el suspense y el humor: las teorías que el espectador pueda tener son expuestas de forma explícita por sus propios personajes, subrayando lo surrealista del asunto y creando complicidad con el público. Peele entiende que la premisa es tan original como loca, pero la entrega de forma tan directa y fresca que consigue que el fondo cale hondo.

No querrás salir

A Peele se le nota la escuela televisiva. Después de curtirse como guionista de variedades, sketches y comedia, ha firmado un debut que rebosa naturalidad en sus diálogos y verosimilitud en sus escenas. De hecho, Peele podría haber hecho una dramedia indie muy resultona con los mismos temas, y seguiría siendo un debut muy interesante, gracias a su dirección de actores y su guion.

'Déjame salir'

Pero además, el reparto es una de las bazas más fuertes de la película. Daniel Kaluuya, que viene de participar en numerosas series y telefilms británicos ('Skins', 'Black Mirror') y producciones estadounidenses como 'Sicario' y 'Kick-Ass 2: Con un par', se postula como un actor joven a seguir muy de cerca. Las diferentes situaciones a las que se enfrenta Chris no serían tan interesantes si Kaluuya no construyera un protagonista tan cercano y creíble.

Allison Williams, la encargada de interpretar a Rose, la novia blanca, podría seguir siendo Marnie, el personaje que ha interpretado durante seis temporadas en 'Girls', pero cumple su papel con eficacia. De los padres de la familia Armitage, destaca Catherine Keener, una de las grandes del Hollywood reciente, que interpreta con su inherente magnetismo a una ambigua y misteriosa psiquiatra que se jacta de sus aptitudes para la hipnosis. A su lado, Bradley Whitford ('El ala oeste de la Casa Blanca') flojea, aunque, como Williams, satisface con su interpretación.

En general, 'Déjame salir' es un producto bastante redondo que consigue atrapar por sus virtudes. No es perfecta: funcionaría aún mejor como un episodio de 'The Twilight Zone', más corto y conciso. La hora y tres cuartos de metraje contiene un pequeño puñado de escenas y tramas redundantes o de relleno. Y cierto giro de guion hacia el final es algo increíble (palabra clave: algodón). Pero hay que aplaudir el coraje de Jordan Peele para hacernos mirar de frente a un puñado de problemas que requieren atención, mientras comemos palomitas. Te dan ganas de no salir del cine.

Nota: 8

Lo mejor: Que pueda colar un fondo tan complejo en un producto tan entretenido.

Lo peor: Que algunos puedan considerar que este tema no es tan relevante aquí. De hecho, que en este país estemos tan lejos de reflexionar sobre un tema tan universal.

Te puede interesar

Habemus foto de Amber Heard como Mera en 'Aquaman'

'Aquaman': Primera imagen de Amber Heard como Mera en el rodaje

Comentarios

Noticias relacionadas