Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

ÚLTIMA HORA Así es el anuncio de la Lotería de Navidad 2018 con Luis Bermejo y Chiqui Fernández

La historia de cómo Steven Spielberg salvó la saga de 'Chucky, El muñeco diabólico'

Jorge Yebra Jueves 12 julio 2018

'Chucky, El muñeco diabólico' es una de las sagas de terror más dilatadas de la historia del cine. En 1988 se estrenó 'Muñeco diabólico', la primera pieza que contaba la historia de la posesión de un muñeco infantil por parte del alma de un asesino en serie. Durante 3 décadas hemos podido ver las aventuras del muñeco con siete películas distintas, estrenándose la última película, 'Cult of Chucky', el año pasado. Pero todo esto pudo haber no existido si no hubiese sido por la intervención de Steven Spielberg.

En declaraciones a Bloody Disgusting, el productor de la franquicia, David Kirschner, ha revelado esta curiosa historia. "Tras el estreno de la primera película se ordenó una secuela de forma inmediata, ya que la película había funcionado muy bien. Estábamos en preproducción y preparando ya todo, y en un avión hacia Cincinnati, Richard Burger (jefe de producción de MGM y United Artists) me llamó: 'Hay un tipo llamado Christopher Skase en Quintex, están comprando la empresa y no quieren hacer películas de terror", dijo Kirschner, "estaba furioso".

Chucky

Tras salir de MGM, el productor pasó por un corto período de puja por ver quién se hacía con los derechos de la franquicia. Fue justo en ese momento cuando recibió la llamada de Spielberg, que acababa de producir el éxito de taquilla del ratoncito 'Fievel': "Mira, hiciste tu primera película con Universal, solo diles cuáles son tus demandas, y yo habré hecho mi trabajo diciéndoles que tienen prioridad. Y así hice. Les dije: 'Gracias a Steven, os lo traemos a vosotros primero', y cumplieron casi todo lo que les pedí. Así fue como empezamos a trabajar con Universal, cuando había otros cinco estudios pujando por ello", comenta Kirschner. Quién sabe como hubiera sido el recorrido de Chucky sin la compra de Universal.

Una franquicia en el aire

El treinta aniversario de la saga ha coincidido con el anuncio de que el personaje diabólico tendrá una nueva aventura terrorífica en forma de serie de televisión de la mano de Kirschner y Don Mancini, los dos creadores originales de la franquicia. A su vez, otra noticia sorprendió a todos cuando se anunció que MGM, precisamente la productora que rechazó seguir con la franquicia en su día, tiene planeado hacer un reboot del personaje, proyecto en el que están implicados los productores del reciente remake de 'It', David Katzenberg y Seth Grahame-Smith, dirigido por Lars Klevberg, responsable de la película de terror de bajo presupuesto 'Polaroid', Tyler Burton Smith escribirá el guion. Veremos qué depara el futuro de nuestro muñeco diabólico favorito.

La saga 'Muñeco diabólico', de peor a mejor

6 'Muñeco diabólico 3'
'Muñeco diabólico 3'

Estrenada con tan solo un año de diferencia con 'Muñeco diabólico 2', la tercera entrega de la saga estuvo dirigida por Jack Bender y escrita por Don Mancini.

'Muñeco diabólico 3' supone un bajón de calidad importante en comparación a sus dos predecesoras, y es que la repetición de esquemas y el hecho de situar la trama unos años adelante para presentarnos a un Andy de dieciséis años (Justin Whalin), no consiguieron conectar con el público, convirtiendo la tercera parte en la que que menos rendimiento en taquilla consiguió, con 20'5 millones de dólares.

Han pasado ocho años desde que Barclay acabase con Chucky, quien acabó convertido en una masa de plástico derretido, la cual es introducida en la cadena de montaje de los muñecos Good Guy, trayendo de nuevo al homicida a la vida y dispuesto a que Andy, ahora dentro de una academia militar, pague por todo el daño que le ha causado.

Se trata del título más polémico de la saga, pues en su día estuvo relacionado con un terrible crimen acontecido en 1993 en Merseyside, una localidad cercana a Liverpool, en el que James Bulger, de tan solo tres años de edad, fue secuestrado, golpeado y mutilado por dos jóvenes de once años, Robert Thompson y Jon Venables, quienes dejaron el cadáver del niño junto a las vías del tren a unos 4 kilómetros de donde fue secuestrado. Se llegó a decir que los jóvenes psicópatas se habían inspirado en alguna de las muertes de 'Muñeco diabólico 3', teniendo como prueba el hecho de que el padre de Jon había alquilado la película meses antes del terrible suceso. Ciertas voces promulgaron para que se incluyese el film de Chucky dentro la la lista de 'Video Nasties', algo que acabó por desestimarse cuando las pruebas acabaron en simples habladurías que se desmoronaron cuando se demostró que Jon no había visto la película dada su aversión a los títulos de terror.

Muñeco diabólico 3 en eCartelera
5 'La maldición de Chucky'
'La maldición de Chucky'

Directa a vídeo es como llegó 'La maldición de Chucky', secuela que abrazaba al completo la serie B, algo que debería haber hecho tiempo atrás. Don Mancini escribe y dirige el regreso del Chucky al terror, alejándose de la comedia negra de las dos entregas anteriores ('La novia de Chucky' y 'La semilla de Chucky'), aunque sin obviar sus tramas y dejando únicamente en stand by el hecho de que, en cierto momento, Chucky y Tiffany tuvieron un hijo.

En esta ocasión, el objetivo del psicópata es la familia de Nica (Fiona Dourif), una joven en silla de ruedas con un nexo de unión con Charles Lee Ray, y es que su madre fue la última víctima del psicópata antes de traspasar su alma al muñeco. Los tópicos más trillados del cine de terror y un guion que deja mucho que desear, convierten el sexto título de saga en un aburrido telefilm que solamente funciona por ser fiel a la franquicia y servir como nexo de unión entre todas las tramas, tanto las de la trilogía original como las de las dos últimas.

La maldición de Chucky en eCartelera
4 'La semilla de Chucky'
'La semilla de Chucky'

Sin saber muy bien como, Don Mancini decidió que su primera película como director de la saga (ha sido el guionista en todas las entregas, lo que le convierte en el verdadero artífice del universo de Chucky) debía ser esta especie de experimento que abandonaba por completo el terror para abrazar la comedia negra presentada en 'La novia de Chucky'. Además, decidió volverse absolutamente meta presentando una historia sobre el rodaje de una nueva película del muñeco diabólico, donde Jennifer Tilly se interpreta a sí misma, además de prestar su voz a Tiffany.

Glen, el muñeco nacido al final de la entrega anterior de dentro del vientre de plástico de Tiff, decide resucitar a sus padres, pues en Hollywood se va a rodar una película basada en las leyendas urbanas que corren acerca de los asesinatos cometidos por sus padres. Las tensiones familiares y la decepción por parte de Tiffany acerca de la elección de Jennifer Tilly para interpretarla a ella, serán solo parte de la trama de una comedia que, a pesar de rozar lo absurdo, cuenta con ciertos aspectos genuinos.

Y es que el hecho de convertir a Glen en un homenaje del 'Glen o Glenda' de Ed Wood, y lo de contar con John Waters, el Pontífice del Trash, como uno de los personajes secundarios, hacen que lleguemos a pensar que Mancini es más listo de que creemos y que, más que reírnos de él, es él quien se está riendo de nosotros y de la industria hollywoodiense haciendo la película que le da la real gana.

Lástima que la crítica la vapulease en su día y que la taquilla no respondiera, pues de los 12 millones que costó, tan solo recaudó 24'8, siendo la segunda menos rentable de la saga por detrás de 'Muñeco diabólico 3'. Desde aquí, os animamos a concederle un revisionado sin tomársela en serio, que es de la única forma en que se puede disfrutar de ella.

La semilla de Chucky en eCartelera
3 'La novia de Chucky'
'La novia de Chucky'

En pleno resurgimiento del subgénero slasher y con la llegada de nuevos iconos para el género (Ghostface, Ben Willis) y la recuperación de viejas glorias (Michael Myers en 'Halloween H20: 20 años después'), de nuevo fue Don Mancini el encargado de escribir una nueva historia sobre el infame Chucky, y qué mejor forma de traerlo a las nuevas generaciones que presentándolo con una partenaire a la altura.

Con homenajes a los psychokillers más famosos del terror incluidos en su prólogo, la historia dirigida por Ronny Yu se nos presenta con Jennifer Tilly en la piel de Tiffany, antigua amante de Charles Lee Ray, recuperando los restos de su amado, recomponiéndolos y realizando el mismo hechizo vudú que le llevó a estar atrapado en el cuerpo de Chucky. El recuerdo de viejas promesas de matrimonio que no se cumplieron y varias disputas llevarán a la muerte de Tiff a manos de su amado, quien traspasará su alma a la de una muñeca vestida de novia.

La versión trash de 'La novia de Frankenstein' se convirtió en la película más taquillera de la saga, haciéndose con 50'6 millones de dólares en todo el mundo, cifra que no la convierte en la más rentable, pues su presupuesto fue de 32, dejando un beneficio de 25 millones, frente a los 35 que generó la primera 'Muñeco diabólico'.

La novia de Chucky en eCartelera
2 'Muñeco diabólico 2'
'Muñeco diabólico 2'

Mientras que la primera entrega fue producida por la Metro-Goldwyn-Mayer, ésta vendió los derechos de 'Muñeco diabólico' a la Universal en 1990, mismo año en el que llegaba la primera secuela, 'Muñeco diabólico 2', título menor y un tanto despreciado por cierto sector crítico, pero que cuenta con un potencial narrativo y una planificación de secuencias dignas de elogio, echando por tierra aquello de que "segundas partes nunca fueron buenas".

John Lafia, co-guionista de la primera, fue el encargado de dirigirla basándose en un guion escrito por Don Mancini. Con un presupuesto más holgado (de los 9 millones pasaron a los 13), la respuesta en taquilla fue menor que en su predecesora, pues se recaudaron casi 10 millones menos, llegando a reunir 35'7 millones de dólares a nivel internacional.

Tras los sucesos acontecidos dos años atrás, la madre de Andy vive recluida en un centro psiquiátrico y el joven, nuevamente interpretado por Alex Vincent, es adoptado por una familia de acogida, los Simpson. Después de que la compañía Play Pals, la creadora de los muñecos Good Guy, intente darle un lavado de imagen a su línea de juguetes tras la mala fama adquirida por las declaraciones de Andy Barclay, Chucky renacerá en un nuevo cuerpo y continuará en su empeño por hacerse con el cuerpo del niño que ya le venció en el pasado, dejando por el camino un mortal reguero de sangre.

Como sucedió con Freddy Krueger en sus primeras secuelas, es en 'Muñeco diabólico 2' donde la personalidad de Chucky acaba de moldearse y se nos presenta del modo en que la conocemos hoy en día, haciendo gala de ciertos chascarrillos y humor negro marca de la casa, aspectos que acabaron de definir al característico personaje y lo convirtieron en la figura que es en la actualidad.

Muñeco diabólico 2 en eCartelera
1 'Muñeco diabólico'
'Muñeco diabólico'

Corría 1988 cuando se estrenaba 'Muñeco diabólico', film convertido en clásico de culto casi instantáneo y objeto clave dentro del circuito del videoclub durante los noventa.

Dirigida por Tom Holland, encargado también del guion junto a Don Mancini y John Lafia, la película se nos presentaba con una secuencia de apertura en la que conocíamos a un asesino en serie llamado Charles Lee Ray, protagonizado por Brad Dourif (la voz de Chucky en la versión original en todos los títulos de la saga), quien en su intento por huir de la policía acaba encerrado en unos grandes almacenes. Debatiéndose entre la vida y la muerte, transferirá su alma mediante un hechizo vudú a un muñeco de la marca 'Good Guy', el cual acabará cayendo en las manos de Andy Barclay (Alex Vincent), un niño de seis años de edad que vive junto a su madre, Karen (Catherine Hicks).

El nuevo amigo del pequeño, de nombre Chucky, será el responsable de una serie de extraños sucesos que acabarán conduciendo al Detective Mike Norris (Chris Sarandon), el encargado del caso de Lee Ray. El muñeco tendrá un único fin: volver a traspasar su alma a un humano, y su principal objetivo será el de poseer el cuerpo del pequeño Andy.

Con un presupuesto de 9 millones de dólares, el título consiguió más de 44 en la taquilla mundial, éxito que propició el inicio de una saga que, a día de hoy, sigue dando sus frutos, pese al bajón de calidad de algunas de sus entregas y a la explotación al máximo de su icónico villano. Porque con 'Muñeco diabólico', Chucky vino para quedarse, y la muestra está en que se convirtió ipso facto en uno de los grandes psychokillers del género.

Muñeco diabólico en eCartelera

Te puede interesar

Actores trans hacen castings para papeles de Scarlett Johansson

Actores trans responden a Scarlett Johansson haciendo castings para papeles de Scarlett ...

Comentarios

Noticias relacionadas