Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Familia al instante': Cómo Sean Anders convirtió su historia real de adopción en una comedia inquietante y conmovedora

Jadzia Samuel Martes 22 enero 2019

Conocido por comedias alentadoras como 'Somos los Miller' y 'Padres por desigual', la última película del escritor y director Sean Anders tiene un lado mucho más personal. 'Familia al instante' cuenta la historia de una pareja casada (Mark Wahlberg y Rose Byrne) que toman la decisión de adoptar a tres niños del sistema de cuidado temporal. La conmovedora historia fue inspirada por la experiencia real de Anders y su mujer, que también adoptaron a tres niños.

Familia al instante

A diferencia de las demás comedias populares de Anders, esta película familiar tiene un tono un poco más grave y desgarrador, y aborda los temas trágicos de la separación familiar, el aislamiento, y del deseo fundamental de un niño de ser querido.

Cuando la pareja decide recibir en su casa a la adolescente de 15 años Lizzy (Isabela Moner) y sus hermanos pequeños, Juan (Gustavo Quiroz) y Lita (Julianna Gamiz), tienen un principio en el que todo parece color de rosa, pero todo se acaba torciendo. Además de las dificultades obvias propias de un proceso de adopción, la comedia y las risas de los niños mantienen a la familia a flote.

Durante la cuenta atrás para el estreno de 'Familia al instante' el 25 de enero, hemos aprovechado una oportunidad fantástica para hablar con el propio Anders sobre su experiencia real e inspiración para la película, y el papel que ocupa la familia en su propia vida.

Hablando con Sean Anders:

eCartelera: ¿Hasta qué punto se basa la historia en las experiencias reales de tu mujer y tú cuando adoptasteis niños desde el sistema de cuidado temporal?

Sean Anders: Bueno, mi mujer y yo adoptamos tres niños del sistema de cuidado temporal hace casi 7 años, y esta historia está inspirada tanto por mi propia historia como por muchas historias de las familias que conocimos durante el proceso y durante la investigación para la peli. Nuestra historia empieza exactamente igual; [el personaje de] Mark Wahlberg hace un comentario inocente: "Si empezamos una familia ahora, creo que sería un padre viejo, ¿así que por qué no adoptamos un niño de 5 años? Sería como si hubiéramos empezado hace 5 años". Yo conté este chiste a mi mujer, sin intenciones, no quería decir nada, pero mi mujer pensó que era una idea interesante. Desató una conversación que nos llevó a una página de web, y luego a una orientación, muy parecida a lo que pasa en la peli. Además fuimos a una feria de adopción (que es algo que realmente pasa) y, como en la película, los adolescentes todos estaban segregados a un lado porque todo el mundo tiene miedo de ellos. Nosotros teníamos miedo también. No estábamos seguros que estuviéramos preparados para tener hijos, y mucho menos adolescentes, pero terminamos conociendo a una adolescente, que tenía unos hermanos menores, y ella nos voló la cabeza a nosotros. Pensábamos que era muy inteligente, guay e interesante, y decidimos, con mucho miedo, escribir su nombre y los de sus hermanos en nuestra lista.

Aquí la película cambia de nuestra vida real porque en nuestro caso, después de haber sido emparejados con ellos, nuestra asistente social nos llamó para decir que la adolescente todavía esperaba que su madre fuera a regresar por ellos así que nos había rechazado. Un poco después la asistente social nos introdujo a tres hijos más jóvenes que ahora son mis hijos.

Cuando empezamos a hacer la película sobre esta experiencia, nunca olvidé la joven y quería incluir un niño mayor en el grupo porque tienen grandes necesidades; los adolescentes forman el grupo más malentendido del que la gente tiene más miedo. Entonces, mi colega, el otro guionista, John Morris, y yo hablamos con muchas familias que habían adoptado a un adolescente. También hablamos con estos adolescentes, algunos que ahora eran adultos y algunos que todavía eran jóvenes. Hicimos mucha investigación con las familias. Luego conocimos a una joven que se llama Irene y que tenía 19 años en aquel momento. Era muy impresionante, estaba a punto de ir a la universidad de UCL, y nos ayudó mucho con el personaje de Lizzy. Se quedaba con nosotros durante el proceso entero; leía guiones y nos dio sugerencias y vino a Atlanta con nosotros. Estaba en plató para hablar con Isabela [Moner] cuando tenía dudas sobre cómo Lizzy se sentiría en cualquier momento. La peli es muy fiel a la realidad; la mía o la de otra gente.

Familia al instante

eCartelera: Pete y Ellie se sienten muy juzgados por parte de sus familias por su decisión de adoptar. ¿Crees que todavía hay un estigma en cuanto adoptar o dar cuidado temporal?

S.A.: Claro que sí. La escena con la familia en Acción de Gracias fue una manera de abordar eso: el tipo de cosas que la gente dice cuando entras en el sistema de cuidado temporal. A menudo la gente piensa estas cosas pero no las dice. En nuestra experiencia algunas personas nos dijeron algunas de aquellas cosas, y luego más tarde otras nos admitieron que estaban pensando cosas negativas sobre lo que hacíamos. Tenían miedo de que nos metiéramos en algo que no nos convenía. Hay mucho estigma sobre los niños en el sistema y creo que la gente tiene muchas ideas preconcebidas sobre cómo son, de dónde vienen y por qué están allí. Creo que la gente, realmente sin querer, culpa a estos niños por estar en el sistema. No han hecho nada, la culpa no es suya, y son niños como cualquier otro. Necesitan una familia, el amor y apoyo que damos por hecho. Queríamos cambiar la narrativa sobre estos niños y las familias que les adoptan.

eCartelera: Sueles escribir un tipo de comedia muy desenfadado, pero esta película aborda algunos temas más oscuros. ¿Era importante para ti no pasar por alto el lado grave del sistema de cuidado temporal?

S.A.: Cada adopción empieza con algún nivel de tragedia. Las situaciones de los niños en el sistema frecuentemente son trágicas y llevan un nivel de trauma, así que nunca vi que hubiera una versión apropiada de esta película que fuera una comedia chiflada. Sin embargo, mucho de la experiencia de mi mujer y yo, especialmente al principio, fue gracioso; es una situación tan incómoda y extraña cuando hay tres extranjeros en vuestra casa que no os quieren y tampoco vosotros les queréis, pero todos estáis intentando descubrir cómo hacerse una familia. Mucho de lo que pasa es frustrante y difícil, pero mucho es gracioso (de una manera rara) y tienes que mantener un sentido de humor.

Quería hacer una comedia porque creo que tantas películas de este tema son dramas profundos y trágicos, y aunque sean películas maravillosas y honestas, suelen añadir al estigma que ya rodean a estos niños. Queríamos mostrar otro lado, sin olvidar ni pasar por alto el trauma y la tragedia; queríamos mostrar las cosas graciosas y conmovedoras. Todas las familias con las que hablamos tenían historias similares, eran graciosas, conmovedoras o desgarradoras. Hay mucha alegría y lágrimas de alegría dentro de estas historias.

eCartelera: ¿Por qué decidiste contar la historia?

S.A.: Escribo con un colega que se llama John Morris y creo que él la sugirió primeramente. Todos los días, cuando llegamos al trabajo, hablamos un poco de nuestras vidas así que John oía cada paso de mi historia y en algún momento me dijo: "¿Sabes? Creo que esto sería una película genial". Todo fue una sorpresa para él, cómo conocí a mis hijos, etc. No sabía nada del proceso, y yo tampoco cuando empecé. John me dijo: "No creo que sea un tema del que la gente sepa mucho. Creo que sería una historia interesante". Y luego hablamos de si podría ser una comedia, ya que nuestro trabajo normalmente es hacer comedias, y yo supe inmediatamente que sí podría, porque sé lo gracioso (a veces de una manera dolorosa, otras, inquietante) que fue mi propia experiencia.

Familia al instante

eCartelera: ¿Qué importancia tiene la familia para ti?

S.A.: Hoy en día diría que la familia es todo para mí. Con ellos estoy lo más cómodo posible, lo más lleno, puedo ser yo mismo. No creía que fuera a ser así; siempre pensaba que iba a ser un padre, pero nunca lo entendía de esta manera. Cuando estoy con mis hijos disfrutamos tanto y tengo un sentido del humor tan grande. Pasé el fin de semana pasado pintando el cuarto de mi hijo (que fue una tarea mucho más grande que la que había esperado) pero mi hijo y yo disfrutamos mucho pintando su cuarto durante un día y medio. ¡Yo apenas podía andar el día siguiente! Estoy lo más contento cuando estoy con mis hijos y eso es otra cosa que quiero que la gente entienda de la adopción y de los niños que vienen del sistema: estos niños no son de mi sangre, no tengo ninguna conexión biológica a ellos, pero les quiero tanto como cualquier persona quiere a sus propios hijos. Han cambiado mi vida de la misma manera maravillosa.

eCartelera: ¿Entonces, la importancia de la familia está en el fondo de la película?

S.A.: Sí, por supuesto. Creo que es una experiencia común, tanto si adoptas a hijos o si tienes tus propios hijos biológicos; sea lo que sea la manera en la que tu familia se forma, creo que los pasos son iguales. Empiezas todo con emoción, luego con miedo, y luego tienes que hacer muchos cambios difíciles en tu vida que no esperabas. Y finalmente encuentras un tipo de amor, felicidad, y plenitud. Todas estas cosas están algo trilladas porque la gente habla de ellas todo el tiempo, pero cuando estás experimentando todo eso, no te parece trillado. Intento comunicar de la mejor forma posible mi propia historia y mis emociones cuando me moví desde una vida fácil y buena, hasta una situación bastante difícil y ridícula. Pero salimos de todo mejores que antes.

Artículos recomendados

10 curiosidades de Diane Lane

La canción que le compuso Bon Jovi y 9 curiosidades más de Diane Lane

Comentarios

Noticias relacionadas