Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

De 'Evita' a 'Las cenizas de Ángela': Las 10 mejores películas de Alan Parker

Alberto Frutos Martes 21 enero 2020

La trayectoria profesional de Alan Parker está marcada por el nervio, la energía, la melodía, la cadencia y el aroma irresistible de las mejores canciones. Desde el dramatismo más característico del pop emocional a la furia del rock callejero, pasando por el alma del auténtico soul y los pies desquiciados del funk, la filmografía del cineasta británico es una montaña rusa de sensaciones capaz de detenerse en cualquier tipo de género.

Las mejores películas de Alan Parker

1 'Las cenizas de Ángela'

Partiendo del best seller autobiográfico firmado por Frank McCourt, Alan Parker entregó su trabajo más melodramático y conmovedor con 'Las cenizas de Ángela', una de esas propuestas que, pese a tirar de tópico, conviene ver siempre con los lacrimales bien preparados para la ocasión. Y es que, desde sus primeros compases, el cineasta británico se lanza de lleno a la tragedia más dolorosa a través de una sucesión de auténticos horrores que solamente consiguen aliviar un conjunto de personajes carismáticos y entrañables. En ese sentido, conviene destacar la labor de un maravilloso Joe Breen capaz de capturar nuestro corazón con la única ayuda de su mirada. Un destello de luz dentro de una película que se vive con un permanente nudo en la garganta. Cine notable, llanto sobresaliente.

Las cenizas de Ángela en eCartelera
2 'Arde Mississippi'

Además de uno de los dramas sobre racismo más redondos e inspirados de las últimas décadas, 'Arde Mississippi' destaca por presentar una de esas batallas interpretativas que suponen todo un regalo para el espectador. Y es que, tanto Willem Dafoe como Gene Hackman, dúo de oro, se muestran inspiradísimos de inicio a fin en esta espléndida película dirigida por una de las mejores versiones posibles de Alan Parker, una historia desoladora en la que la pareja protagonista ofrece dos trabajos que se sitúan por encima del elogio. Química pura, elegancia sin excesos, rotundidad sin subrayados, perfección sin trampa ni cartón. Dos gigantes en pleno estado de forma.

Arde Mississippi en eCartelera
3 'Birdy'

Con el eco de la Guerra de Vietnam sobrevolando constantemente todas y cada una de sus escenas, 'Birdy' es un drama tan sólido como emotivo en el que la cámara de Alan Parker consigue conmover sin subrayar, traspasar al espectador sin hacerle sentir incómodo, arrancar lágrimas sin artificios ni trampas. Apoyado en un reparto en permanente estado de gracia, con unos soberbios Matthew Modine y Nicolas Cage a la cabeza, el cineasta entrega una dirección sutil y delicada en la que menos siempre es más. Un acto de contención por su parte que terminó suponiendo todo un triunfo cinematográfico.

Birdy en eCartelera
4 'Evita'

Tras entregar una de las películas más fallidas de su trayectoria profesional, 'El balneario de Battle Creek', Alan Parker se enfrentó a uno de los retos más gigantescos de toda su carrera: 'Evita'. Por suerte, esta adaptación a la gran pantalla del célebre musical de Broadway terminó siendo un triunfo absoluto desde (casi) todos los puntos de vista. Y es que, aunque parezca increíble, los Oscar hicieron oídos sordos a esta inmensa película en la que cada canción, cada coreografía y cada momento dramático funcionan a la perfección.

Desde la música de Andrew Lloyd Webber hasta la sorprendente interpretación de una espléndida Madonna, pasando por un magnífico Antonio Banderas, un montaje vertiginoso y una puesta en escena de ovación cerrada, 'Evita' logra cumplir con todos y cada uno de los objetivos que se propone, convirtiéndose así en una de las grandes películas del historial de Alan Parker.

Evita en eCartelera
5 'Los commitments'

Y llegamos a la mejor película de la carrera de Alan Parker. Tal cual. Aunque solamente fuera por la escena en la que la banda protagonista entrega una interpretación absolutamente inolvidable de la legendaria 'Try A Little Tenderness', una barbaridad de perfecto soul, 'Los commitments' ya merecería esa medalla de oro, pero es que, además, nos encontramos ante una de esas propuestas en las que todo fluye con una naturalidad, inspiración, sensibilidad y desparpajo ejemplar. Sencilla, cercana, divertida y profundamente emotiva, 'Los commitments' es un artefacto de entretenimiento musical perfecto. Algo muy parecido a una pequeña gran obra maestra.

6 'El corazón del ángel'

Después de una estupenda 'Birdy' en la que se mostraba especialmente ahorrador en el terreno del exceso, Alan Parker pareció vomitar todo lo guardado en 'El corazón del ángel', una de las propuestas más alocadas, salvajes y arriesgadas de su carrera. Partiendo de una novela firmada por William Hjortsberg, el cineasta se sumergía en las profundidades de la sangre, la esquizofrenia, el trauma, el sexo, la violencia y hasta la magia negra en una historia repleta de giros imposibles, delirio visual y escenas que cortan la respiración. Una montaña rusa que se servía del talento de un fantástico reparto, mención aparte para un irresistible Robert De Niro, y de un cineasta dispuesto a poner toda la carne en el asador, de forma bastante literal, para terminar de redondear una jugada tan valiente como satisfactoria.

7 'El muro'

Alan Parker se encontró con más de la mitad del trabajo hecho cuando se puso manos a la obra para convertir en largometraje el mejor disco de Pink Floyd, 'The Wall'. Aquella obra maestra inconmensurable de la historia de la música tenía el aroma del mejor cine, las melodías más conmovedoras jamás escritas por ese gigante llamado Roger Waters, y por encima de todo, una trama perfectamente hilada, coherente con sus pretensiones e inmensa ambición. Parker, por lo tanto, no tenía más que intentar transmitir con imágenes aquello que, a través de la música más brillante, eran puras escenas vestidas de estribillos. Y lo consiguió.

Protagonizada por un limitadísimo Bob Geldof en el papel de Pink, cantante de un grupo musical marcado por una infancia repleta de traumas ocasionados por la dura educación a la que se vio sometido, 'El muro' ofrecía, ni más ni menos, que lo que uno podía esperar de ella: escenas atrevidas, ambiente opresivo, atmósfera pesimista y canciones eternas. Sus mejores momentos, sin duda, son aquellos en los que Parker fuerza la máquina hasta el exceso. Son pocos, pero muy potentes. Pudo ser mucho más, sí, pero el origen en el que se basaba era una cima imposible de alcanzar.

El muro en eCartelera
8 'El expreso de medianoche'

Tras su sorprendente y juguetón debut con 'Bugsy Malone, nieto de Al Capone', Alan Parker se puso muy serio con su segunda película, 'El expreso de medianoche', uno de los dramas más alabados y respetados de la década de los 70. Nominada a 6 Oscar, incluyendo Mejor película y director, esta historia real sobre el paso por una cárcel turca de un joven estadounidense detenido en el aeropuerto de Estambul cuando se disponía a subir a un avión con varios paquetes de hachís está narrada con pulso de hierro por un Parker que aprovecha al máximo las posibilidades dramáticas del galardonado guion escrito por el mismísimo Oliver Stone. Un libreto algo excesivo en términos de subrayado al que, por fortuna, el cineasta británico consigue extraer toda la honestidad, dolor y delicadeza que habita en su interior. Por supuesto, conviene también destacar las espectaculares interpretaciones de Brad Davis y John Hurt, dos recitales en toda regla.

El expreso de medianoche en eCartelera
9 'Fama'

A estas alturas de la película, ¿quién no ha vibrado con la oscarizada banda sonora de 'Fama'? Parece imposible encontrar a alguien, pero, en el caso de que así sea, solamente necesitará una escucha para terminar rendido a los pies de una de esa colección de canciones situada más allá del bien y del mal. Un logro que se puede adjudicar de la misma forma a la película dirigida en 1980 por Alan Parker, un musical que no necesita demasiado guion para terminar arrasando con todas las expectativas y prejuicios.

Funciona el reparto al completo, la ambientación, el ritmo, el montaje, las coreografías y, por supuesto, las canciones, auténticos himnos que se muestran reticentes a envejecer. Todo ello unificado por un director pleno de inspiración y ganas de jugar que consiguió aquí uno de los grandes éxitos comerciales de su trayectoria. Y con justicia.

Fama en eCartelera
10 'Bugsy Malone, nieto de Al Capone'

El debut en la gran pantalla del director Alan Parker no pudo ser más atrevido. Ni más desconcertante. 'Bugsy Malone', acompañada en su título castellano con la etiqueta de 'Nieto de Al Capone', es un musical ambientado en el mundo gangster que tiene como principal elemento diferenciador el estar protagonizada, exclusivamente, por niños y niñas. Una apuesta que, a pesar de desconcertar en sus primeros compases, termina resultando una experiencia la mar de entretenida, transmitiendo un encanto y una energía envidiables, mezclando el clasicismo evidente que la rodea con sorprendentes destellos de genio.

Nominada a la Palma de Oro en el festival de Cannes, ganadora de cinco premios BAFTA y nominada a tres Globos de Oro y un Oscar a Mejor Canción, 'Bugsy Malone' tenía un as ganador escondido en su manga: Jodie Foster. El mismo año, 1976, en el que nos dejaría con la boca abierta gracias a su espectacular interpretación en 'Taxi Driver', Foster deslumbraba irradiando una luz especial en cada una de sus escenas, demostrando una versatilidad que la ha acompañado a lo largo de toda su carrera. Mucho más que una curiosidad, un musical esencial de la década de los 70. Tan divertida como entrañable.

Conocido principalmente por sus obras más relacionadas con la música, Parker conviene ser revisado y celebrado como un auténtico devorador de espíritus creativos alzados al infinito. Y es que, en la amplia mayoría de sus propuestas, encontramos a un director siempre entregado a la causa, imprevisible y atrevido en las mismas dosis. Sobran zonas de confort en un mapa, el de Parker, marcado por el riesgo más estimulante.

 'Alan Parker'

Responsable de una carrera tan coherente como interesante, Parker lleva años alejado de una cámara que le sirvió durante décadas para provocar la celebración colectiva de unos espectadores que rieron, lloraron y bailaron hasta el amanecer, todavía hoy lo hacen, con un conjunto de espléndidas películas. Un director de memorables estribillos cinematográficos.

Artículos recomendados

Disney+ adelanta su fecha de llegada a España

Gracias a Baby Yoda, Disney+ adelanta su fecha de llegada a España

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas