Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

De 'La máscara' a 'Un domingo cualquiera': Las películas de Cameron Diaz en los 90, de peor a mejor

Alberto Frutos Viernes 30 agosto 2019

Tenía algo especial. Se notaba desde el primer instante en el que aparecía en pantalla, arrasando con todo gracias a un simple gesto, media sonrisa, mirada rasgada o carcajada contagiosa. En los 90, década gloriosa a la que deberíamos empezar a reivindicar con más fuerza y entusiasmo, el trono de Actriz Favorita estaba más que competido, pero, sin lugar a dudas, Cameron Diaz entró de lleno en la batalla. Y sobrada de razones para ello.

Cameron Diaz en los 90, de peor a mejor

13 'Rumbo a Tulsa'

En 1996, Cameron Diaz estrenó, nada más y nada menos, que cuatro películas. Se trataba, básicamente, de conseguir aprovechar el fulgor iniciado por 'La máscara' dos años antes y demostrar una versatilidad envidiable a la hora de saltar de géneros. Así, la actriz apareció en una comedia romántica con ínfulas ('Ella es única'), un insulso remake ('Solamente se vive una vez'), un cóctel imposible de géneros ('Luna sin miel') y, de manera casi anecdótica, en este thriller de serie B titulado 'Rumbo a Tulsa' en el que no había margen ni para la ligera sorpresa. Afortunadamente, especialmente para ella, su aparición es bastante breve, pero eso no la salva de terminar siendo, sin duda, una de las peores películas de su carrera.

12 'Miedo y asco en Las Vegas'

La participación de Cameron Diaz en 'Miedo y asco en Las Vegas' está mucho más cercana al cameo que a otra cosa, pero teniendo en cuenta el desastre pretencioso, vacío, aburrido y artificial que es la película de Terry Gilliam, casi que pesa demasiado en su currículum. De acuerdo, hablamos de una propuesta con el mismo número de apasionados defensores que de fervientes detractores, pero está claro que el breve papel que desempeña Diaz en ella no sirve en absoluto para desnivelar la balanza. Ni a favor ni en contra.

Miedo y asco en Las Vegas en eCartelera
11 'Luna sin miel'

'Luna sin miel' presentaba una historia potente, repleta de giros y sorpresas, momentos de auténtica tensión y una resolución más que aceptable. Además, contaba con la inestimable ayuda de una pareja protagonista formada por Keanu Reeves y una deslumbrante Cameron Diaz que, para sorpresa de propios y extraños, conseguían una estupenda química. Entonces, ¿qué provocó este desastre? Steven Baigelman, director incapaz de sacar partido a ninguno de los elementos con los que contaba a su favor. Un lastre demasiado grande como para evitar que, en el balance final, 'Luna sin miel' termine ubicada irremediablemente en el sector de la decepción.

10 'Una historia diferente'

Aunque parezca increíble teniendo en cuenta gran parte de su trayectoria, Danny Boyle no es el principal culpable del tremendo fracaso que supone 'Una historia diferente', una de las 'comedias', no hay comillas suficientes, más absurdas, fallidas y pasadas de rosca de la década de los noventa, que ya es decir.

Y es que, aunque no falten los fuegos artificiales visuales marca de la casa, tan vacíos y prescindibles como casi siempre, la herida de muerte de la cinta llega a través del delirante guion firmado por John Hodge, un libreto capaz de mezclar violencia con ángeles en la tierra, secuestros con karaoke y acción con humor absurdo. Arriesgado, sí, pero también profundamente fallido. Menos mal que tenemos a una espléndida Cameron Diaz al frente, resultando el único elemento realmente destacado en medio del desastre. Y también la única intérprete del reparto que se toma más o menos en serio este despiporre.

9 'Solamente se vive una vez'

'Solamente se vive una vez' resiste de manera más o menos convincente al paso del tiempo por la sencilla razón de que sigue siendo imposible apartar la mirada ante la presencia hipnótica de Cameron Diaz. Ella es el cuerpo, el corazón, el alma y la gran virtud de este remake de la cinta noruega titulada 'La cabeza sobre el agua', estrenada solamente tres años antes de su adaptación estadounidense. De esta forma, Diaz, acompañada por el gran Harvey Keitel, entrega una interpretación perfectamente medida en una propuesta que, lástima, nunca termina de atrapar al espectador, quedándose instalada en el siempre temible terreno de la correcta indiferencia.

8 'Ella es única'

Puede que en su momento fuera celebrada con entusiasmo por parte de una crítica capaz incluso de ver en el sosaina de Edward Burns a un potencial discípulo del mismísimo Woody Allen, leer para creer, pero está claro que el paso del tiempo no le ha sentado nada bien a 'Ella es única'. O puede que, sencillamente, la haya terminado situando en su justo lugar. Y es que, esta comedia romántica con ligerísimos toques de melodrama tarda muy poco en desarmarse por completo mediante diálogos pedantes, personajes imposibles y giros de guion tan incoherentes como absurdos, un conjunto de errores que está muy cerca de hundirla.

¿Cómo llega la salvación? Sencillo: Jennifer Aniston y Cameron Diaz. Dos actrices que elevan a 'Ella es única' gracias a unas interpretaciones repletas de sensibilidad, contención y entrega. Ellas son, de lejos, lo mejor de este descafeinado lío romántico por las calles de Nueva York.

Ella es única en eCartelera
7 'La última cena'

El sorprendente siguiente paso de Cameron Diaz tras el espectacular éxito de 'La máscara' fue 'La última cena', una comedia negra con las dosis justas (y agradecidas) de intriga que terminaba convertida en una potente reflexión política y social por arte de la magia del estupendo guion de Dan Rosen. Un libreto que, además, permitía un lucimiento interpretativo del que Diaz se aprovechaba especialmente bien. Suyas son algunas de las mejores escenas de una cinta imprevisible, divertida y mucho más interesante de lo que podría parecer a primera vista. Merece una recuperación.

6 'Very Bad Things'

El mismo año en el que revolucionaba a crítica y, sobre todo, público gracias a su inolvidable interpretación en 'Algo pasa con Mary', Cameron Diaz estrenaba otra comedia que se alejaba por completo del humor marca Farrelly y se sumergía de lleno en la negrura más absoluta y violenta. Y es que, por encima de todo, esta 'Very Bad Things' es una de esas películas que no entienden de grises, que se adoran o se detestan, que crean adicción y admiración o desprecio y piedras sobre el tejado. Un ejercicio cinematográfico tan salvaje como notable en el que Diaz eclipsa a todo aquel compañero de reparto que se le acerca con una naturalidad y un desparpajo realmente admirables. Culto justificado.

Very Bad Things en eCartelera
5 'Un domingo cualquiera'

A pesar de que uno termina realmente abrumado y sin aliento tras sus excesivos e imparables 162 minutos, está claro que 'Un domingo cualquiera' sigue siendo una de las películas más ilustres y estimulantes que habitan en el catálogo de Cameron Diaz en los noventa. Dirigida con el pulso y el nervio característico de un Oliver Stone especialmente desatado, esta historia de deporte sucio, tramposo, envenenado, ácido, sarcástico y repleto de mala leche, supone un terreno especialmente cómodo para que la actriz despliegue su arsenal de ironía fina y miradas imposibles repletas de tanto veneno como hipnosis. Una interpretación repleta de sutileza en mitad de un barullo incontenible.

4 'La boda de mi mejor amigo'

El único problema con el que se encuentra Cameron Diaz en 'La boda de mi mejor amigo' tiene nombre y apellido: Julia Roberts. Y es que, tanto en la propia historia de la película como en el terreno de la interpretación, la protagonista de 'Erin Brokovich' se muestra absolutamente implacable, desafiante y arrolladora de inicio a fin, dejando así sin opción a una Diaz que, al menos, alcanza un final de ensueño en lo que corresponde a la ficción.

En cualquier caso, el que realmente sale ganando en esta batalla entre dos de las auténticas reinas de la comedia romántica es un espectador que asiste con la sonrisa permanentemente pegada al rostro a las idas y venidas de dos personajes femeninos tan fuertes como divertidos, tan entrañables como encantadores y tan inspirados como brillantes. Porque si 'La boda de mi mejor amigo' ha llegado a tener el culto que tiene actualmente, cero dudas, todas las culpas son para Julia y Cameron. Y con razón.

La boda de mi mejor amigo en eCartelera
3 'La máscara'

La manera de transformarse en un auténtico dibujo animado que demuestra Jim Carrey en 'La máscara', realizando movimientos corporales imposibles, rizando el rizo del exceso y la locura y marcando un vibrante ritmo de gags que no ofrecían descanso alguno, sigue siendo un auténtico festín para todos los admiradores de la comedia más desenfrenada.

Una hilarante propuesta que sumaba además el descubrimiento de una irresistible Cameron Diaz que convertía cada una de sus apariciones en algo muy similar a una explosión indescriptible. La cámara, desde el principio, no tuvo dudas, viviría enamorada de ella. Imposible no entenderla.

La máscara en eCartelera
2 'Cómo ser John Malkovich'

Con su primer largometraje, Spike Jonze consiguió, además del favor de una industria que terminó colocándole entre los cinco nominados al Oscar a Mejor Director, construir una joya de culto por la que no pasa el tiempo. Y es que, apoyada de manera fundamental en un extraordinario guion del gran Charlie Kaufman, 'Cómo ser John Malkovich' es uno de esos trabajos que, sobre el papel, pueden parecer poco más que una curiosidad tan absurda como genial, pero que, una vez vista en pantalla, se descubre como vibrante ejercicio cinematográfico.

Y es que estamos ante una brillante reflexión sobre la creación y la personalidad autoral, delirante comedia absurda y, finalmente, memorable recital interpretativo por parte de un reparto en el que una sorprendente Cameron Diaz entregaba el que ha terminado convirtiéndose en uno de sus trabajos más complejos, delicados e interesantes. Todo, por supuesto, desde el riesgo, la valentía y el ejemplar atrevimiento. Nunca volvimos a ver a Diaz en un registro similar, pero quedó para siempre en la memoria gracias a esta obra maestra.

Cómo ser John Malkovich en eCartelera
1 'Algo pasa con Mary'

Aquel verano de 1998 en el que todas las previsiones apuntaban a Michael Bay y su 'Armageddon' como la película que arrasaría con todas las taquillas del mundo, recibió la visita inesperada de una chica llamada Mary. Los hermanos Farrelly, en un punto de su carrera especialmente delicado, consiguieron un éxito absolutamente espectacular con 'Algo pasa con Mary', la comedia romántica más vulgar, excesiva y malhablada de la década de los noventa. Doble mérito.

No había nada que perder y mucho que ganar, ellos lo sabían, y pusieron toda la carne en el asador. La moneda no es que cayera del lado de la cara, es que cayeron dólares del cielo de una manera salvaje. La comedia del año. El clásico menos esperado para sumar al género. Y la mejor interpretación de la carrera de una Cameron Diaz capaz de enamorar a, literalmente, todo el mundo. Radiante, divertida, encantadora. Perfecta.

Algo pasa con Mary en eCartelera

Y es que, durante estos diez años, la actriz consiguió demostrar su talento interpretativo y su incuestionable presencia magnética con un conjunto de trabajos tan distintos entre sí como estimulantes, dejando bien claro que el riesgo era un elemento fundamental a la hora de construir esta primera fase de su trayectoria. Una etapa sostenida sobre un buen número de éxitos comerciales que sirvieron, por encima de casi todo, para subrayar a Diaz como una de las estrellas más radiantes de Hollywood.

 'Cameron Diaz'

El tiempo, ese juez tan despiadado, ha terminado desencajando más pilares de los deseados en lo que tiene que ver con la carrera de la actriz, sumando demasiados proyectos fallidos a la cuenta, pero nos queda para siempre aquella década mágica en la que Cameron Diaz brilló a una altura deslumbrante. Y todavía sigue siendo una luz realmente cegadora.

Artículos recomendados

Crítica de 'Anna'

'Anna': Belleza letal

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas