Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

De 'Rashômon' a 'Kagemusha': Joyas cinematográficas imprescindibles de Akira Kurosawa

Miguel Ángel Pizarro Sábado 07 septiembre 2019

Si hay un cineasta que revolucionó el cine, ese fue Akira Kurosawa. El realizador japonés buscó un aspecto único en su cine, logrando revolucionar el lenguaje, la narrativa y rompiendo convenciones propias del estilo de la cinematografía nipona. Fue un director al que las fronteras nunca le importaron, llevando referencias occidentales de grandes autores como William Shakespeare, Máximo Gorki o León Tolstói al lenguaje y la mitología del país del Sol Naciente.

Rashômon

Akira Kurosawa comenzó a dirigir películas en 1943, con 'La leyenda del gran Judo'. Pese a estar bajo el yugo del gobierno de su país durante sus primeros años como realizador, tuvo que hacer filmes de fuerte carácter nacionalista debido a la situación de Japón en la Segunda Guerra Mundial. Considerado un autor "demasiado occidental" para la rigurosa mirada nipona, Kurosawa siempre supo tener su visión propia, que pudo desarrollar con plena libertad una vez acabado el conflicto bélico.

La mirada de un cineasta único

A lo largo de su carrera, Kurosawa realizó más de 30 largometrajes, muchos de ellos son considerados piezas fundamentales de la historia del séptimo arte. Reconocido en todo el mundo por la forma en la que revolucionó el cine de su país, al salirse de la visión costumbrista de otros aclamados cineastas como Kenji Mizoguchi, Yasujiro Ozu o Mikio Naruse, Kurosawa fue el antecesor de esa visión propia que logró que el cine japonés mirase en igualdad de condiciones a la filmografía de naciones occidentales.

Joyas cinematográficas imprescindibles de Akira Kurosawa

1 'No añoro mi juventud' (1946)
'No añoro mi juventud' (1946)

Fue su primera película tras terminar la Segunda Guerra Mundial y en ella puede verse la mirada más crítica hacia el anterior régimen de su país. 'No añoro mi juventud' narra el largo calvario y camino de Yukie (Setsuko Hara), hija de un profesor universitario (Denjirô Ôkôchi) que es expulsado de su cátedra por motivos políticos, que ve cómo su novio Ryukichi Noge (Susumu Fujita) es detenido por ser disidente político de izquierdas.

Una película en la que Akira Kurosawa no duda en retratar a su país como un estado represor de corte fascista, que llevó a Japón al colapso. Una cinta que rompe con sus primeros trabajos y en la que puede verse su carácter propio.

Akira Kurosawa en eCartelera
2 'El ángel ebrio' (1948)
'El ángel ebrio' (1948)

Kurosawa volvió a sacar su lado más crítico con la sociedad japonesa de su época en el filme noir 'El ángel ebrio', en el que narra la relación entre Sanada, un médico alcohólico y Matsunaga (Toshiro Mifune), un paciente que es también miembro de la yakuza y que padece tuberculosis. Ambos tendrán una amistad poco común, en la que Sanada comenzará a levantar cabeza, mientras que Matsunaga verá quien es realmente su amigo.

Película con la que Kurosawa saca a relucir personajes olvidados por la sociedad japonesa, siendo crítico a la hora de mostrar a los héroes de guerra, de cómo arrastran traumas psicológicos. 'El ángel ebrio' fue el inicio de su continua colaboración con el actor Toshiro Mifune.

Akira Kurosawa en eCartelera
3 'Rashômon' (1950)
'Rashômon' (1950)

'Rashômon' fue la película con la que se dio a conocer mundialmente. Kurosawa ganó el León de Oro en el Festival de Venecia y obtuvo el Oscar honorífico a la mejor película de habla no inglesa, gracias a una película que mostró una forma diferente de narrar y con la que llamó la atención del público internacional, que empezó a mostrar curiosidad por el cine japonés.

Kurosawa combinó dos relatos cortos de Ryunosuke Akutagawa, su guion también fue revolucionario, al romper el relato convencional cinematográfico, al introducir el concepto de narrador poco fiable. Ambientada en el Japón feudal del siglo XII, se ha cometido un crimen, un hombre ha matado a un terrateniente y ha violado a su esposa. La película muestra el enfoque del criminal, de la mujer, del terrateniente (mediante un médium) y de un leñador que fue testigo de lo sucedido. Ninguna versión coincidirá. 'Rashômon' es una obra maestra del séptimo arte, con la que Kurosawa se hizo un hueco en la historia del cine.

Akira Kurosawa en eCartelera
4 'El idiota' (1951)
'El idiota' (1951)

'El idiota' fue la segunda película que rodó Akira Kurosawa con el estudio Shochiku, tras 'Escándalo' en 1950. La cinta está basada en la novela homónima del escritor ruso Fiódor Dostoyevski. Fue su primer acercamiento a la adaptación de obras literarias occidentales a un contexto japonés. Originalmente, el filme fue una versión fiel a la novela original, al durar 265 minutos.

No obstante, esa versión se ha perdido. Shochiku exigió recortar la película. Con lo cual, pasó de durar casi cuatro horas y media a solo 100 minutos. Gran parte del metraje se perdió, quedando solo un montaje de tres horas como único superviviente del auténtico enfoque que Kurosawa tenía de su adaptación de la novela de Dostoyevski.

Akira Kurosawa en eCartelera
5 'Vivir' (1952)
'Vivir' (1952)

'Vivir (Ikiru)' es la versión realista de lo que hubiera sido '¡Qué bello es vivir!' de Frank Capra en manos de Akira Kurosawa. La historia se centra en un funcionario público (Takashi Shimura) cuya anodina vida se trunca cuando le diagnostican un cáncer de estómago en fase terminal. Entonces, el hombre decide dar un giro a su vida, construyendo un parque infantil en el barrio más pobre de la ciudad.

Un relato sobre un hombre que encuentra sentido a su vida justo cuando la muerte asoma. Kurosawa vuelve a recuperar la imagen del héroe mostrada en 'El ángel ebrio'.

Akira Kurosawa en eCartelera
6 'Los siete samuráis' (1954)
'Los siete samuráis' (1954)

Ambientada durante la guerra civil de finales del siglo XVI, en el período de los Estados Guerreros, es otra de las obras maestras de Akira Kurosawa. Un grupo de samuráis sin maestros son reclutados por una comunidad agrícola para defenderse de las frecuentes incursiones de varias bandas de bandidos.

'Los siete samuráis' fue la producción japonesa más cara de su época e introdujo varias características que son asociadas al cine de Kurosawa: tiempo de ejecución que detalla el reclutamiento de cada samurái, varios planos del paisaje de la situación meteorológica y ambiental para reflejar las psicologías internas de cada personaje, una cuidada recreación histórica y varias escenas épicas de batalla. Ganadora del León de Plata a la mejor dirección en Venecia, 'Los siete samuráis' es una de las influencias más clara del realizador japonés en el cine occidental, al tener un remake estadounidense, 'Los siete magníficos', western dirigido por John Sturges en 1960 y que protagonizó Steve McQueen.

Akira Kurosawa en eCartelera
7 'Trono de sangre' (1957)
'Trono de sangre' (1957)

Kurosawa tomó la gran obra que es 'Macbeth', de William Shakespeare, para llevarla a su terreno en 'Trono de sangre'. La película no tiene ningún diálogo de la fuente original, aunque eso no impide que sea una de las mejores adaptaciones de la obra del célebre autor inglés. Ambientada en el Japón feudal del siglo XVI, el encaje en el contexto histórico nipón es asombroso.

El cineasa crea un auténtico entorno gótico de un castillo desierto, lleno de sombras oscuras y envuelto en niebla, el escenario perfecto para mostrar la tortura mental de Washizu (Toshiro Mifune), el samurái usurpador al que le persiguen sus crímenes del pasado. El diseño de producción y las austeras interpretaciones, inspiradas en el teatro tradicional japonés, le otorgan al filme un tono único, en el que la fina línea entre lo real y lo sobrenatural se difumina. Una auténtica obra maestra a la altura de la leyenda que Kurosawa se forjó.

Akira Kurosawa en eCartelera
8 'La fortaleza escondida' (1958)
'La fortaleza escondida' (1958)

Ganadora del Oso de Plata a la mejor dirección y del premio FIPRESCI en el Festival de Berlín, 'La fortaleza escondida' es una historia de acción que continúa mostrando al Japón feudal y que muestra cómo dos soldados huidos (Kamatari Fujiwara y Minoru Chiaki) acaban trabajando para el célebre general Makabe (Toshiro Mifune), que los utiliza para llevar una gran cantidad de oro y liberar a la princesa Yuki (Misa Uehara).

Una historia de aventura que fue la inspiración de George Lucas para crear la primera película de 'Star Wars', considerada actualmente como el Episodio IV y titulada 'Una nueva esperanza'. Además, también fue referente para Lucas para el Episodio I, 'La amenaza fantasma'. Sin 'La fortaleza escondida', quizás no hubiera sido posible la existencia de una de las sagas cinematográficas más rentables de la historia.

Akira Kurosawa en eCartelera
9 'Los canallas duermen en paz' (1960)
'Los canallas duermen en paz' (1960)

Kurosawa volvió al cine noir para traer otra adaptación shakesperiana, esta vez trajo la icónica 'Hamlet' al Japón de la posguerra para hacer una crítica mordaz la corrupción empresarial de la sociedad de los años 50. Koichi Nishi (Toshiro Mifune) se casa con Yoshiko (Kyôko Kagawa), la hija del presidente de una importante empresa inmobiliaria (Tatsuya Mihashi). Entre los invitados surge el rumor de que, cinco años antes, un hombre falleció al caer por la venta del último piso de la compañía y que su muerte, catalogada como suicidio, no fue como la versión oficial contó.

A diferencia de 'Trono de sangre', 'Los canallas duermen en paz' es una adaptación moderna con la que Kurosawa denunció las malas prácticas de las empresas corporativas, que fueron las que rápidamente prosperaron tras acabar la guerra.

Akira Kurosawa en eCartelera
10 'Yojimbo' (1961)
'Yojimbo' (1961)

'Yojimbo' tuvo su inspiración en el cine negro y los wésterns clásicos, especialmente en su parte visual. La película muestra cómo Japón, en pleno siglo XIX, sigue teniendo un sistema feudal, en el que Sanjurô (Toshiro Mifune), un rônin (samurái sin dueño) llega a un pueblo en el que dos bandas de mercenarios están luchando por hacerse con el control de la zona. Ambas bandas intentan comprar sus servicios, lo que no esperan es que Sanjurô les tenga un profundo desprecio.

Una nueva obra maestra del cineasta japonés, Toshiro Mifune se llevó la tan ansiada Copa Volpi en el Festival de Venecia y la cinta tuvo una secuela, 'Sanjurô' (1962). La película fue motivo de polémica cuando tres años después, el director italiano Sergio Leone, gran figura del spaghetti western, filmó 'Por un puñado de dólares' como una "versión libre" de 'Yojimbo', sin acreditar a Kurosawa. Al no pagar los derechos correspondientes, Kurosawa le denunció, logrando obtener un resultado favorable y dejando bien claro que el filme protagonizado por Clint Eastwood no era "un homenaje" sino un remake, como sucedió con 'Los siete magníficos'.

Akira Kurosawa en eCartelera
11 'El infierno del odio' (1963)
'El infierno del odio' (1963)

Basada libremente en 'El secuestro del rey' de Ed McBain, fue el regreso de Kurosawa al género policial. Gondo (Toshiro Mifune) vive un momento crucial como ejecutivo, puesto que está a punto de tener el control de National Shoe Company, una de las empresas más importante de calzado de Japón. Gondo está a punto de comprar la mayor parte de las acciones de la compañía. Pero le surgirá un dilema cuando esa noche reciba una llamada telefónica en la que le anuncian el secuestro de su hijo.

Cuando Gondo descubre que el secuestado ha sido el hijo de su chófer, el empresario tendrá el dilema de utilizar el dinero para salvar la vida del niño o utilizarlo para hacerse con el control de la compañía de calzado.

Akira Kurosawa en eCartelera
12 'Dersu Uzala (El cazador)' (1975)
'Dersu Uzala (El cazador)' (1975)

Tras el fracaso de 'Dodes'ka-den', que le llevó a Akira Kurosawa a una tentativa de suicidio, fue invitado por Mosfilm, de la Unión Soviética, para dirigir la autobiografía del capitán y explorador Vladímir Arséniev. La película sigue la experiencia que vivió Arséniev junto con Dersú Uzalá, un hombre de la etnia hezhen que le acompañó en varias expediciones por Siberia, en la cordillera Sijoté-Alín.

La película fue la primera producción extranjera que rodó Kurosawa, así como también la única que filmó en 70mm. 'Dersu Uzala (El cazador)' se grabó esencialmente en la taiga siberiana, mostrando la amenaza de la civilización sobre el estilo de vida de un hombre que está en sintonía con la naturaleza. Fue un auténtico éxito de crítica y público, logrando vender más de 20 millones de entradas en la antigua URSS y de lograr superar el millón de dólares en Estados Unidos. 'Dersu Uzala' ganó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa, demostrando que el séptimo arte carece de fronteras y de luchas ideológicas, pese a vivir en plena Guerra Fría.

Akira Kurosawa en eCartelera
13 'Kagemusha, la sombra del guerrero' (1980)
'Kagemusha, la sombra del guerrero' (1980)

Tras su experiencia soviética, Akira Kurosawa dirigió 'Kagemusha, la sombra del guerrero', con la que regresaba al Japón medieval, en el período Sengoku. La cinta narra cómo un criminal de clase es entrenado para usurpara la identidad de un moribundo señor feudal, para así evitar que los enemigos del terrateniente ataquen sus posesiones. Kurosawa tuvo de inspiración al daimio, soberano feudal, Takeda Shingen, así como también finaliza con la batalla de Nagashino, en 1575.

'Kagemusha', término que significa "señuelo político", tuvo problemas de financiación. Por ello, George Lucas y Francis Ford Coppola decidieron ser productores ejecutivos de la cinta, ayudando a nivel presupuestario y consiguiendo que el filme tuviese amplia distribución internacional. Con 'Kagemusa', Kurosawa volvió a coronarse, al lograr la Palma de Oro del Festival de Cannes, ex aequo con 'All That Jazz (Empieza el espectáculo)' de Bob Fosse. Además, el cineasta optó a dos premios Oscar, entre ellos el de mejor película de habla no inglesa.

Akira Kurosawa en eCartelera
14 'Ran' (1985)
'Ran' (1985)

Tras el éxito de 'Kagemusha', Akira Kurosawa continuó revisitando sus orígenes con una nueva adaptación shakesperiana, esta vez con 'El rey Lear'. El cineasta llevó al Japón feudal la trama, al mostrar cómo el poderoso señor Hidetora decide repartir sus dominios en partes iguales a sus tres hijos. Cuando deshereda al menor por no estar de acuerdo con el reparto, el señor feudal se arrepentirá cuando vea que sus otros dos hijos inicien una guerra para hacerse con el poder total de sus dominios.

Kurosawa utilizó el mismo esquema que con 'Trono de sangre', obviando los diálogos originales de la obra de Shakespeare. Pese a ello, como sucedió anteriormente con la versión de 'Macbeth', 'Ran' es considerada una de las adaptaciones más fieles de 'El rey Lear'. La cinta logró dos premios BAFTA y el Oscar al mejor vestuario.

Akira Kurosawa en eCartelera
15 'Los sueños de Akira Kurosawa' (1990)
'Los sueños de Akira Kurosawa' (1990)

Es una de las obras más personales de Kurosawa. 'Sueños' está compuesta por ocho cortometrajes, diversas reflexiones, ensoñaciones y planteamientos sobre la infancia, el arte, la espiritualidad, la muerte, la vida, los desastres universales o los errores del ser humano. Todo partiendo de los sueños del propio cineasta. Un filme de realismo mágico con el que el célebre cineasta volvió a dejar huella.

Akira Kurosawa en eCartelera

Debido a que resulta imposible hacer una justa selección de sus mejores películas, he aquí una cuidada selección de títulos imprescindibles de su carrera, que demuestran el gran legado que dejó Akira Kurosawa en vida y que sigue marcando a nuevas generaciones, que descubren con suma satisfacción a un cineasta extraordinario.

Artículos recomendados

'Élite' lo peta en Twitter y en medios internacionales con su segunda temporada

'Élite' es Trending Topic durante 24 horas y lo más leído en medios internacionales en ...

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas