Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

El rodaje de 'Celda 211' con presos reales y otras curiosidades de la película de Daniel Monzón

Will Saez Miércoles 06 noviembre 2019

Durante los últimos años, el cine nacional se ha empeñado en brindarnos thrillers de calidad, y los fans del género no podríamos estar más agradecidos. Hay un buen número de títulos entre los que podemos elegir, pero, si hay una película que consigue destacar sobremanera, es 'Celda 211'.

Curiosidades de 'Celda 211'

1 Rodando al límite
Rodando al límite

En su intento por buscar una ambientación que supurara veracidad por todos sus costados, Daniel Monzón no dudó en emplear una técnica arriesgada: mezclar actores profesionales y aficionados para una mayor naturalidad. De hecho, muchos de los extras eran presos reales, y la intención del realizador era que el espectador se sintiera como si estuviera en mitad de un motín real en prisión.

Celda 211 en eCartelera
2 Con dedicatoria
Con dedicatoria

El director de la película tuvo el bonito detalle de dedicarle este film a una persona muy especial, que tuvo la suerte de participar en el mismo y cuya hazaña heroica tuvo fatales consecuencias. Se trataba de Luis Ángel Puente, un bombero de Zamora que, poco después del rodaje de 'Celda 211', falleció rescatando a dos chicos del río Duero.

Celda 211 en eCartelera
3 Éxito internacional
Éxito internacional

Afortunadamente, una película tan buena como esta no tuvo fronteras en su día, y no solo el público de nuestro país pudo disfrutar de ella. Y es que 'Celda 211' gozó de un gran éxito de forma internacional, exhibiéndose en múltiples festivales de alrededor del mundo, y cosechando un buen número de premios que solo hicieron que confirmar su innegable calidad.

Celda 211 en eCartelera
4 Deseando un papel
Deseando un papel

Pocos actores se libran de tener que hacer castings, ya que es muy difícil ser elegido a dedo, a no ser que seas toda una celebridad perfecta para el papel. Y, para una película de este calibre, es normal que hubiera un gran número de intérpretes interesados en participar en ella. Ese fue el caso del célebre Juan José Ballesta, quien hizo varias pruebas para el film, pero no terminó afianzando un papel.

Celda 211 en eCartelera
5 Trabajo de investigación
Trabajo de investigación

Escribir el guion de un film así no fue fácil, y es que Daniel Monzón y su compañero de escritura Jorge Guerricaechevarría pretendían que fuera lo más realista posible. Es por ello que no dudaron en visitar centros penitenciarios para su preparación, así como también hablaron con presos reales, sus familiares, funcionarios de prisiones y con todo aquel que creyeron que podía aportar algo para que el guion fuera del todo creíble.

Celda 211 en eCartelera
6 La novela
La novela

A pesar de que sus guionistas se emplearon a fondo en construir un relato perfecto, lo cierto es que no partían totalmente de cero. Y es que, para la escritura de este film, se basaron en la novela homónima de Francisco Pérez Gandul. Fue publicada en 2003 y, para el estreno de la película seis años más tarde, fue reeditada.

Celda 211 en eCartelera
7 "Yonki" de lujo
"Yonki" de lujo

Los que hayan visto la película sabrán que uno de los personajes mejor interpretados de la misma es, sin duda, el del gran Luis Zahera. El actor se tenía que poner en la piel de un toxicómano enfermo de VIH con el que era muy complicado tratar. Tanto es así que, una vez caracterizado y cuando lo veían en acción, los extras creían que se trataba de un drogadicto real, y no de un profesional haciendo un papel.

Celda 211 en eCartelera
8 Buscando al actor perfecto
Buscando al actor perfecto

Los guionistas de la cinta escribieron el papel de Malamadre pensando ya en el genial Luis Tosar, pero tenían un problema: ¿quién iba a ponerse en la piel del protagonista? Necesitaban de un actor mucho más anónimo y, tras una larga búsqueda que se prolongó durante meses, las directoras de casting le sugirieron al director que Alberto Ammann era su hombre.

Celda 211

La cinta nos presentaba a Juan: un funcionario de prisiones que, en su primer día de trabajo, sufre un accidente y, cuando se despierta en una celda, descubre que está ocurriendo un motín. Su única opción en una situación tan difícil como en la que se encuentra será hacerse pasar por otro preso más.

Daniel Monzón escribía y dirigía un thriller de alta tensión, en el que brillaba un Luis Tosar desatado, en uno de los mejores papeles de su carrera. Una perfecta galería de secundarios ponía la guinda a una película perfectamente ambientada, con la que era imposible no quedarse pegados a la butaca con la boca abierta.

Artículos recomendados

Un protagonista de 'NCIS: Nueva Orleans' se despide de la serie

Uno de los protagonistas originales de 'NCIS: Nueva Orleans' se despide de la serie tras ...

Comentarios

Noticias relacionadas