Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Lo que hacemos en las sombras': Cómo convertir una película en serie y no morir en el intento

Pedro J. García Jueves 28 marzo 2019

Taika Waititi ha alcanzado el éxito mainstream gracias a Marvel, pero antes de dirigir su primera gran superproducción, 'Thor: Ragnarok', el neozelandés ya era un cineasta aclamado gracias a trabajos como 'Boy' o 'Hunt for the Wilderpeople'. En 2014 dirigió la comedia 'Lo que hacemos en las sombras' junto a Jemaine Clement, con quien ya había trabajado en la serie de HBO 'Los Conchords'. Aunque no fue precisamente un éxito de taquilla, la película se ganó un más que merecido culto que impulsó sus posibilidades como franquicia.

Además de 'We're Wolves', secuela licántropa para cines que lleva un tiempo en desarrollo, Waititi y Clement han adaptado el film al formato televisivo con una serie para FX, que HBO España acaba de estrenar en nuestro país. 'Lo que hacemos en las sombras' es una comedia fantástica que narra el día a día de un grupo de vampiros y sus extravagantes peripecias mientras tratan de conservar sus tradiciones en el mundo moderno.

Los protagonistas de 'Lo que hacemos en las sombras'

La serie no es exactamente un remake, sino que, según ha confirmado el propio Waititi, existe en el mismo universo que la película. Es decir, es un spin-off que se centra en otros personajes mientras los protagonistas originales continúan con sus no-vidas en Nueva Zelanda. La primera temporada consta de 10 episodios de aproximadamente media hora de duración, y en eCartelera hemos tenido la oportunidad de ver los cuatro primeros para hacernos una idea de lo que la serie nos va a ofrecer en su primer año. Os lo contamos todo a continuación.

Terror al estilo 'The Office'

Si habéis visto la película, sabréis exactamente qué os vais a encontrar en la serie, porque esta conserva el mismo formato, estilo visual y tipo de humor. Sin embargo, la acción se traslada de Nueva Zelanda a Estados Unidos, concretamente al distrito neoyorquino de Staten Island. Allí conocemos a Laszlo, Nandor y Nadja, tres longevos vampiros que, como en el film, viven juntos y revueltos en un antiguo caserón, con la novedad de que en esta ocasión uno de ellos es una mujer (en la original, el trío era íntegramente masculino).

Filmada como un falso documental con testimonios en primera persona mirando a cámara, 'Lo que hacemos en las sombras' explora el choque cultural de los vampiros (seres góticos que ven el mundo de una forma muy particular) y los humanos, así como la agitada convivencia de los protagonistas bajo el mismo techo, extrayendo humor de las situaciones más extravagantes, pero también de las más cotidianas. El resultado es una comedia absolutamente hilarante que oscila constantemente entre el surrealismo y el humor observacional propio del mockumentary, que convierte en chiste la rutina, las interacciones sociales, los malentendidos y las situaciones embarazosas.

Nadja y Laszlo

'Lo que hacemos en las sombras' hace todo esto, pero en un contexto relativamente inexplorado desde ese punto de vista, el del género fantástico. Formalmente es una serie de terror que abraza todos los tópicos y las reglas de las historias de vampiros, hombres lobo y demás criaturas del folklore terrorífico, para a continuación parodiarlos en un ejercicio de deconstrucción brillante que a menudo hace alusiones a emblemas de la cultura popular como 'Entrevista con el vampiro' (con la que está totalmente en deuda) o 'Crepúsculo'. Esto hace que la serie funcione a varios niveles, siendo apta tanto para fans de la comedia de Waititi y gente como Ricky Gervais, Michael Schur o Greg Daniels, así como del género fantástico en general.

Lo que hacemos en las sombras... y más allá

A pesar de contar con personajes totalmente nuevos, el piloto de 'Lo que hacemos en las sombras' (dirigido por el propio Waititi) repite muchas ideas de la película, con lo que al principio puede dar la sensación de estar viendo lo mismo, solo que con otras caras. Como carta de presentación es muy eficaz, pero como suele ocurrir en la mayoría de comedias, es en los siguientes capítulos donde empieza a tomar forma propia, planteando buenas tramas para los personajes y un arco transversal con muchas posibilidades: la conquista del Nuevo Mundo por parte de los vampiros.

Otra de las novedades, y de las mejores ocurrencias de la serie, es el cuarto "compañero de piso". En cine teníamos a Petyr, un vampiro de 8.000 años que se inspiraba en Nosferatu. En la versión televisiva, el sótano lo ocupa Colin (Mark Proksch), lo que se conoce como vampiro emocional, una variedad de chupasangre que puede moverse durante el día y no chupa sangre, sino la energía de los demás, irritando y atormentando a sus víctimas con conversaciones aburridas hasta consumirlos. La presencia de Colin (que es como si Toby de 'The Office' de repente se diera cuenta de que tiene un enorme poder sobrenatural) lleva a la serie por el camino de la workplace comedy, dándonos escenas geniales en el entorno laboral.

Además del vampiro emocional (y alguna que otra sorpresa más), en los primeros cuatro episodios se expande la mitología introducida por la serie, recuperando la entretenida rivalidad con los hombres lobo en el tercer capítulo, introduciendo otros seres monstruosos en el cuarto y ampliando el concepto de "familiar" (esclavo humano que obedece la voluntad del su maestro esperando ser convertido en vampiro a cambio), representado por el servicial Guillermo (Harvey Guillén), otro de los grandes aciertos de la serie.

En general, el reparto es estupendo, de su trío de vampiros protagonistas, Kayvan Novak (Nandor), Natasia Demtriou (Nadja) y Matt Berry (Laszlo) a los mencionados secundarios, pasando por estrellas invitadas habituales de la comedia norteamericana, como Nick Kroll o Vanessa Bayer. Con la serie aun dando sus primeros pasos se puede decir que ya están bien definidos como personajes (Nandor tiene muchas papeletas para convertirse en uno de los favoritos de la audiencia) y es fácil encariñarse con ellos.

Nandor

En su salto del cine a la televisión, 'Lo que hacemos en las sombras' mantiene el espíritu de la película original, pero tiene un toque más perverso y promete ir más allá. Aunque la sensación de déjà vu es inevitable para los que entren conociendo su origen, la adaptación televisiva ofrece alicientes de sobra tanto para fans de la genialidad de Waititi y Clement como para espectadores casuales. Plagada de situaciones tronchantes, con un imaginario monstruoso que hará las delicias de los aficionados al fantástico, personajes memorables y una mitología en expansión que no se toma en serio, 'Lo que hacemos en las sombras' se presenta como firme candidata a una de las comedias del año.

Lo mejor: Los personajes son geniales y las carcajadas están aseguradas.

Lo peor: El factor sorpresa se desvanece si conoces la película, de la que recicla bastante.

Nota: 8

Artículos recomendados

HBO traerá un documental de dos horas sobre el final de 'Juego de Tronos'

'Juego de Tronos': HBO España traerá en exclusiva un documental de dos horas sobre la ...

Comentarios

Noticias relacionadas