å
La ventana indiscreta
1954
8,8
La ventana indiscreta

Curiosidades de 'La ventana indiscreta'

El cameo de Hitchcock

Hitchcock realizaba un cameo en casi todas sus películas, En este caso, aparece a la media hora, en el apartamento del músico, a quien dirige algunas palabras mientras maniobra con el reloj.

El caos controlado

A la pareja que interpretaban a los dueños del perrito les dijo, en la escena en la que tienen que introducirse apresuradamente en casa por la lluvia, que fueran en distintas direcciones lo que provocó la hilarante secuencia de colisión y forcejeo entre ambos cuando intentan introducirse a la vez por la ventana. No hizo falta rodar una segunda toma.

La habitante permanente

Georgine Darcy, la actriz que interpretaba a Miss Torso, "vivió" en su apartamento durante el mes de rodaje. Se relajaba entre tomas como si estuviera viviendo en su propio piso.

Grace Kelly cautivadora

Todo el mundo estaba embelesado con Grace Kelly. Según decía James Stewart, todos se sentaban cada mañana y esperaban a que llegara para admirarla. Era generosa y cercana con todos.

Coreografía expontánea

Hitchcock le dio total libertad a Georgine Darcy para que coreografiara sus bailes como quisiera, con la única puntualización de que no tomara ningún tipo de clase de danza. Quería que se notara la imprecisión de quien no es una experta bailarina.

Hitchcock a distancia

Hitchcock rodaba desde el espacio que ocupaba la habitación del personaje de James Stewart. Los actores que ocupaban los pisos de enfrente portaban auriculares color carne a través de los cuales recibían instrucciones del cineasta.

El astro eléctrico

Mil luces de arco se utilizaron para simular la luz del sol. El equipo podía realizar el cambio de ambiente diurno a nocturno en cuarenta y cinco minutos. Había cuatro escenarios separados de iluminación, dependiendo de si era por la mañana temprano, mediodía, atardecer o noche.

La réplica del productor odiado

Se dice que Hithcock contrató a Raymond Burr, el vecino del que Jeff sospecha que ha cometido un asesinato, por su parecido con el productor que le trajo a Hollywood, David O Selznick, con quien había estado bajo contrato durante siete años, no dejando de sufrir sus interferencias en el proceso de elaboración de 'Rebeca' (1940), 'Recuerda...' (1944) y, sobre todo, 'El proceso Paradine' (1948).

Un guión modélico

En los estudios Paramount mostraban a los guionistas el tratamiento de 75 páginas de John Michael Hayes como el tratamiento modélico. Fue la primera de las cuatro colaboraciones de Hayes con Hitchcock, a la que siguieron 'Atrapa a un ladrón' (1955), 'Pero ¿quién mató a Harry?' (1955) y 'El hombre que sabía demasiado' (1956). Hasta entonces la colaboración más dilatada de Hitchcock con un guionista había sido con Charles Bennett con los dinámicos thrillers realizados desde 'El hombre que sabía demasiado' (1934) a 'Enviado especial' (1940). En sus guiones Hayes armonizaba ejemplarmente la intriga con un elaborado trazado, siempre con salaz sentido del humor, de las relaciones sentimentales y sus conflictos, como refleja en 'La ventana indiscreta', el pulso de tiras y aflojas entre Lisa y Jeff, entraña y dinamiza la narración.

Inspiración en la vida real

Se dice que Hitchcock se inspiró para la relación amorosa entre el fotógrafo Jeff y la modelo Lisa en la que mantuvieron el fotógrafo de guerra Robert Capa y la actriz Ingrid Bergman.

El decorado habitable

El decorado se erigió en los Estudios Paramount. 50 hombres se dedicaron durante dos meses a construirlo. Medía alrededor de doce metros, un equivalente a cinco o seis pisos, y ocupaba 30 metros de ancho y 60 de largo. Dada su altura se abrió el suelo: el patio era lo que solían ser los bajos de los decorados. Constaba de 31 de apartamentos, 12 de los cuales estaban completamente amueblados e, incluso, disponían de agua y electricidad.

La inspiración de una esposa

Hayes se inspiró, en buena medida, en su propia esposa, Mildred, que había sido modelo, para caracterizar al personaje de Grace Kelly. Este personaje no existía en el relato adaptado de William Irish, como tampoco ninguno de los vecinos, creados por él y Hitchcock. Este, por otro lado, insistió en que pasara el mayor tiempo posible con Grace Kelly antes de escribir el guion, por lo que también el personaje tiene bastante de la actriz.

Un director poco comunicativo

Según la actriz Thelma Ritter, que encarna a la mordaz asistenta, Hitchcock nunca decía si le gustaba cómo interpretaban la escena. Y si le disgustaba, ponía una expresión como si fuera a vomitar.

El punto de vista del protagonista

La cámara no abandona el apartamento de Jeffries en toda la película salvo en dos momentos decisivos

Poca música

Inusual también era que una película careciera casi de banda sonora. La música compuesta por Franz Waxman se escucha en los títulos de crédito iniciales y en los finales. Su canción 'Lisa' es interpretada por uno de los vecinos, el pianista que encarna Ross Bagdasarian. La narración se ve salpicada por una serie de canciones que se escuchan en el vecindario: Bing Crosby canta "To see you is to love you", de la película 'Road to Bali', Dean Martin 'That's amore', Nat King Cole 'Mona Lisa', y se escuchan segmentos de la banda sonora de Leonard Bernstein para el ballet 'Fancy free' (1944), de Jerome Robbins o las canciones 'Lover' (1932), de Richard Rogers, y 'M'appari tutt'amor' de la opera 'Martha' (1844), de Friedrich Von Flotow.

La escena cambiada

Había una secuencia que sí se rodó fuera del patio de vecinos. La conversación que mantiene Jeff con su editor, interpretado por Gig Young, se desarrollaba, en principio, en la oficina de este. Pero Hitchcock consideró que sería una distracción ese fugaz cambio de escenario y optó por utilizar el audio del personaje del editor en una conversación telefónica.

Sonidos naturales

De modo inusual, todos los sonidos son diegéticos, es decir, todos provienen del ambiente, exceptuando la fugaz música de la banda sonora de inicio y final.

Focos ardientes y colapso

Las temperaturas podían ser tan altas por los focos que podía resultar insoportable para quienes ocupaban los pisos más altos. De hecho, en una ocasión el sistema eléctrico se colapsó, y el decorado se sumió en una completa oscuridad. Hitchcock le dijo a su asistente que le trajera un paraguas y que le avisara cuando dejara de llover.

La excepción de Kelly

Es la única película en la que se ve fumar a Grace Kelly. Se negaba a aparecer fumando en pantalla, pero hizo una excepción en este caso.

Síguenos