Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Emmys 2015: 'Juego de Tronos' bate récords y HBO es la gran ganadora de la noche

Javi P. Martín Lunes 21 septiembre 2015

Te explicamos quién ha ganado y quién ha perdido en los Emmy 2015. Si quieres consultar directamente la lista de los ganadores, entra aquí.

Parecía que iba a ser el año de la diversidad en televisión. Sobre todo, gracias a las nominaciones en categorías de peso de mujeres negras y personajes LGBT. En parte, así ha sido: Jeffrey Tambor se ha llevado el Emmy por su mejor papel hasta el momento, Maura de 'Transparent' (un padre de familia transexual), y la estatuilla a la Mejor Actriz de Drama ha sido para Viola Davis por 'Cómo defender a un asesino'. Ambos han cumplido en sus discursos de aceptación: Tambor agradeciendo ser parte "del cambio" y Davis recordándonos que la única diferencia de las mujeres negras es que tienen muchas menos oportunidades.

Viola Davis

También parecía que iba a ser el año de 'Mad Men', o eso queríamos pensar algunos. La serie de AMC que fue tan galardonada tanto por los Globos de Oro como por la Academia de la Televisión durante sus primeras temporadas ha llegado a su fin tras ocho años de constante excelencia. Unos cuantos Emmy de despedida no habrían estado mal, y todo apuntaba a que se los iba a llevar: Matthew Weiner estaba nominado por sus guiones y dirección, impecables y muy superiores a muchos de sus contrincantes de la noche, sus tres ¿protagonistas?, Elisabeth Moss, Christina Hendricks y Jon Hamm, eran candidatos a los mejores puestos de interpretación, y la serie estaba entre las elegidas a ser Mejor Drama. Pero ha tenido que conformarse con ese premio de compensación (y consolación) que ha sido el Emmy al Mejor Actor para Hamm. Don Draper había estado nominado 7 veces, y a la octava ha sido la vencida.

Jon Hamm

Podría, también, haber sido por fin el año del streaming. La Academia se ha visto obligada los últimos años a nominar (y premiar) ciertos productos fuera de los canales establecidos: 'House of Cards' y 'Orange Is the New Black' han optado a ser las Mejores Series de Drama y Comedia respectivamente los últimos años, pero de momento se han quedado con la miel en los labios. Sí han recibido estatuillas menores, y este año no ha sido la excepción con dos intérpretes, también negros, llevándose el Emmy al Mejor Actor Invitado (Reg E. Cathey, el Freddy amigo y víctima del personaje interpretado por Kevin Spacey) y a la Mejor Actriz Secundaria (Uzo Aduba, la maravillosa Crazy Eyes). Pero en 2015 se han apuntado dos nuevas comedias: 'Unbreakable Kimmy Schmidt' y 'Transparent', esta de Amazon, que por calidad y temática era una clara favorita para llevarse el premio gordo. Se han tenido que conformar con el galardón de Tambor, y bienvenido sea.

Parecía muchas cosas, pero si podemos decir que ha sido el año de algo, es de HBO. La cadena del clásico "It's not TV, it's HBO" era la que contaba con más nominaciones por parte de la Academia de la Televisión en 2015, irónicamente. Optaba a 127 Emmys (99 el año pasado), en gran parte gracias a 'Juego de tronos', la gran triunfadora de la noche, para sorpresa de muchos. La serie fenómeno del momento (y lo que le queda, parece ser) contaba con 24 nominaciones, y se ha hecho con nada menos que 12 de ellas. De hecho, ha batido un récord: gana a 'El ala oeste de la Casa Blanca' en estatuillas recaudadas en un solo año (la serie de Aaron Sorkin se llevó 8 Emmys en el año 2000).

El equipo de 'Juego de tronos'

4 de los galardones han caído esta noche: Mejor serie dramática, Mejor actor secundario para Peter Dinklage, Mejor Guion y Mejor Dirección por el capítulo 'Mother's Mercy', la season finale de la quinta temporada escrita por David Benioff y D.B. Weiss y dirigida por David Nutter. Los otros 8 le fueron otorgados en el apartado de los Emmy Creativos (que en realidad son los galardones técnicos de la Academia). Ya hemos dicho que este triunfo aplastante era inesperado en una temporada que, además de polémica, ha resultado decepcionante, o al menos la que menos entusiasmo ha generado entre los fans.

A la HBO le sale bien "creer en los dragones" (algo que les han agradecido los creadores en uno de sus discursos), pero no solo eso; se lleva la mayoría de premios importantes de la noche: a la Mejor Serie Dramática se le une la Mejor Serie Cómica 'Veep', la otra gran victoriosa que además se ha llevado premio al Mejor Guion, Mejor Actor Secundario para Tony Hale y Mejor Actriz para la repetidora Julia Louis-Dreyfus (cuarto año consecutivo), y la Mejor Miniserie ha sido 'Olive Kitteridge', que igualmente reparte el éxito con su guionista Jane Anderson, su directora Lisa Cholodenko y su reparto: Bill Murray (ausente) el Mejor Actor Secundario, Richard Jenkins el Mejor Actor y su productora, protagonista y auspiciadora Frances McDormand la Mejor Actriz. La mujer de Joel Coen también ha agradecido a HBO creer en las buenas historias ("a veces eso es suficiente").

Julia Louis-Dreyfus se hace una selfie con Mel Brooks

¿El año de las mujeres? Puede que también: dos directoras, parte del 26% femenino de la profesión, se han llevado un Emmy a casa (la citada Cholodenko, y Jill Soloway por 'Transparent'). Y otro dato curioso: la edad media de las nominadas a Mejor Actriz en Comedia es de 51,5. De ellas, quizá la perderora ha sido Amy Poehler, un caso aún más sangrante que el de su amigo Jon Hamm: ha sido nominada 14 veces, muchas de ellas por 'Parks and Recreation', que también acabó este año. ¿Cuántas veces ha ganado? Ni una. La otra Amy, Schumer, se va con menos galardones de los esperados (Mejor Programa de Sketches), aunque nadie diría que los necesita.

Los perdedores

Andy Samberg

Definitivamente no ha sido el año de 'Mad Men', ni de Andy Samberg, cuyo paso como presentador olvidaremos en cuanto rocemos la almohada (incluido cualquiera de los nada inspirados gags), ni el de 'American Horror Story', por suerte. De 8 nominaciones de la noche, la serie de Ryan Murphy no ha conseguido rascar ni el Emmy a la Mejor Actriz Secundaria con tres candidatas (Angela Bassett, Kathy Bates y quizá la más merecedora Sarah Paulson). Sí ha conseguido estar en el candelero con la presencia de Lady Gaga, más comedida que nunca (quizá se sentía en tierra extraña fuera de la industria musical), que ha entregado una estatuilla y de paso ha recordado al público que dentro de nada estará protagonizando la nueva entrega de la antología camp de FX.

¿La otra gran derrotada de la noche? 'Modern Family'. La niña de los ojos de la Academia durante las últimas temporadas ha cedido su reinado en la comedia, y con tres nominaciones a sus intérpretes, vuelve a casa con las manos vacías. Después de otorgarle 5 Emmys consecutivos a la Mejor Comedia, la Academia vuelve a demostrar que se rige por modas, por ciclos, y un poco por preferencias algo conservadoras. Da la sensación de que se han apuntado un poco tarde a la fiesta de Poniente. Parece que prefieren premiar a una serie de fantasía, un género que siempre han menospreciado, antes que a interesantes propuestas que vienen de plataformas de límites y contextos demasiado difusos. La industria es un monstruo que se mueve lentamente, pero bueno, poco a poco, año a año, va conquistando nuevos terrenos.

Artículos recomendados

Los mejores memes de la 67 edición de los premios Emmy

Los mejores memes de la 67 edición de los premios Emmy

Comentarios

Noticias relacionadas