Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Expediente X': Creer es la clave

Martes 26 enero 2016

14 años. Han pasado 14 años desde que la oficina de los Expedientes X echara el cierre. Mucho tiempo (si obviamos las dos incursiones en cines y las aproximaciones en el resto de medios) para los verdaderos creyentes. Pero Chris Carter no había dicho la última palabra y ha vuelto (escribiendo, dirigiendo y produciendo este primer capítulo) con una décima temporada en formato miniserie (solo seis capítulos) que pretende no dejar indiferente a nadie.

Mulder y Scully

Dejando lo prolegómenos a un lado, ¿ha merecido la pena la espera? ¿Tiene buena pinta? Las primeras impresiones son excelentes. Carter juega bien con nuestras expectativas, y lo que nos puede parecer un arranque titubeante -que ha decidido plegarse a las modas del género subrayando en exceso y huyendo del terreno de la duda y ambigüedad- no es más que una estrategia del creador para potenciar el clímax de este primer capítulo y dejar claro cuales son los tiros por los que irá el resto de la serie.

Si bien sería interesante haberse visto los casi 200 episodios previos (y una obligación para los seriéfilos de pro), no es imprescindible para entrar en la propuesta. De hecho, este primer episodio está pensado como un punto de arranque perfecto para los nuevos espectadores. En el prólogo David Duchovny nos resume las motivaciones (y la esencia misma) de su personaje, en las que no vamos a entrar porque, aunque el grueso del público ya conocerá sus circunstancias, la escena (un plano fijo de una mesa en la que se van apilando fotografías de la vida de Fox Mulder) está pensada para enganchar a los neófitos y resituar a aquellos que siguieron la serie original hasta su desenlace, en 2002.

A esta primera escena le sigue una secuencia montada en plan documental. Seguimos con la voz en off del protagonista, que nos va relatando la situación e historia del fenómeno OVNI en Norteamérica, cargando las tintas en los datos de los que dispone, mientras se van sucediendo imágenes de archivo, fotografías, documentos, grabaciones desclasificadas... todo para darle un empaque de verismo, como si se tratara de un reportaje o una cinta documental.

Tras ello, se nos muestran unas inquietantes imágenes de una nave estrellándose en La Tierra, y Mulder termina su tesis planteando la duda: ¿Es todo un engaño o de verdad se nos está ocultando algo?

A partir de ahí, si nos ha atrapado, empiezan las sorpresas, con multitud de guiños a la producción original, que van desde la propia cabecera hasta el plano con el que cierra el episodio. A este respecto, los creadores son muy conscientes de la base fan de 'Expediente X' y no han dudado en hacerles partícipes de este regreso; sin que ello repercuta de forma negativa en el desarrollo de la trama.

La verdad sigue estando ahí fuera

La excusa para el retorno de la ficción la encontramos en Tad O'Malley (interpretado por Joel McHale), estrella de la TV que vende teorías conspiranoicas a través de su programa, apelando incluso a los sucesos de Roswell. Un detonante idóneo para la reunión de nuestros protagonistas, Mulder y Scully, quienes desde el final de la serie original habían llevado vidas por separado y casi sin contacto.

Aunque en futuros capítulos la serie seguirá el esquema típico del "monstruo de la semana" que tan bien les funcionó en el pasado (y que es el mismo de buena parte de las ficciones policiales con "el caso de la semana"), a modo de introducción, el foco de este episodio está puesto en presentar una trama (con visos de films como 'Ultimátum a La Tierra' (la original) en los que nuestras ambiciones desmedidas nos lleva a ser una amenaza para nosotros mismos y para los demás) que se irá desgranando poco a poco, tomando el papel de telón de fondo de la serie.

Uno de los puntos fuertes de 'Expediente X' siempre ha sido su mitología. Y a pesar de presentarse para una nueva generación, no renuncian a ella, echando mano incluso de caras conocidas por los más veteranos. Aspecto este que potencia la caracterización de los personajes protagonistas, de tal forma que desde el primer momento queda bien ilustrado qué rol ocupa cada uno.

Habrá que ver si este hype tiene continuación a medida que avance la serie, pero siendo 'Expediente X', la serie precursora (con permiso de 'http://www.formulatv.com/series/twin-peaks/') de fenómenos recientes como 'http://www.formulatv.com/series/fringe/' o 'Perdidos', el voto de confianza lo tiene garantizado. Como se apunta en el título, creer es la clave.

Nota: 7/10

Lo mejor: El respeto y coherencia con la serie original

Lo peor: Que Scully llegue a parecer un simple love interest

Artículos recomendados

'Deadpool', así termina una oferta de sexo en proposición de matrimonio

En el nuevo vídeo de 'Deadpool' una oferta de sexo termina en propuesta de matrimonio

Comentarios

Noticias relacionadas