Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Buena conducta': Michelle Dockery y Juan Diego Botto protagonizan la nueva serie de TNT

Sandra Sánchez Lunes 14 noviembre 2016

La buena conducta está sobrevalorada. De no haber sido por esa mujer afroamericana que decidió no ceder su asiento en el autobús a una persona blanca, contradiciendo lo que dictaminaban las convenciones sociales, no se hubiese iniciado la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos en Estados Unidos. A Juan Diego Botto le cuesta definir lo que entiende por tener un buen comportamiento. "La buena conducta es aquella que cumple con las normas establecidas, que se adapta a los cánones sociales, pero que no tiene por qué ser una definición necesariamente compartida", acaba diciendo.

Hay ocasiones en las que no haciendo caso a las normas sentimos que también estamos teniendo una buena conducta, como cuando ese acto de rebeldía inició un movimiento social por la igualdad. No siempre elegimos el lado correcto de la historia, ni nos identificamos con la bondad latente de un personaje, porque al final son los malos los que gustan y consiguen atraparnos. Ese James Dean en su papel de Cal en 'Al Este del Edén', o el malote Johnny Depp en la película de John Waters 'Cry Baby (El lágrima)', malos en la ficción que en cierto sentido han marcado a Juan Diego Botto. Al fin y al cabo, "esa es la historia del cine", defiende el actor de origen argentino.

 'Buena conducta'

Juan Diego Botto apuesta por un malo con buen fondo en la primera serie de su carrera, una producción norteamericana basada en las novelas escritas por Blake Crouch y con la que ha tenido que enfrentarse a la mecánica de aprenderse 55 páginas de guión cada nueve días. 'Buena conducta', protagonizada también por la actriz de 'Downton Abbey' Michelle Dockery, se estrena el 15 de noviembre con un doble capítulo en el canal TNT. Letty Raines, una ladrona con problemas de alcohol y drogas y Javier Pereira, un asesino a sueldo pondrán en jaque a los espectadores cuando sus caminos se crucen y seamos testigos de sus idas y venidas, y de un constante debate moral entre la versión que uno tiene de si mismo y el sueño de convertirse en alguien mejor, alguien como los que venden en las cintas de cassette de autoayuda.

Botto interpreta a un personaje que "aparte de matar gente, es un buen tipo", aunque sea algo que descubres a lo largo de la temporada. "Su contradicción es esa: una persona que en los demás aspectos de su vida intenta llevar una conducta moral respetuosa incluso con las leyes y las convenciones", explica el protagonista. "Pero que tiene ese espacio acotado en su vida en el que mata gente. No es un psicópata, no disfruta haciendo sangre". No obstante no deja de ser un personaje "inquietante y muy sorprendente" que le gustó desde el principio.

 Michelle Dockery en su papel de Letty en 'Buena Conducta'

El debut televisivo de Botto junto a Michelle Dockery mezcla la decadencia y el artificio de quien intenta desesperadamente conseguir una segunda oportunidad, ser bueno y encajar dentro de los parámetros en los que la gente normal lo hace. "Lo que pasa es que en esta sociedad en la que viven, en el sur de Estados Unidos, estos dos personajes no están hechos para esa normalidad", explica Juan Diego Botto. "Pero son tus protagonistas y vas a quererlos. Ese es el reto, ponérselo muy difícil al espectador".

Dentro de esta arriesgada propuesta se enmarca "una suerte de amor retorcida" entre los protagonistas cuando Letty irrumpe en la vida de Javier. Entonces la actuación de Michelle Dockery se verá supeditada a seguir los pasos de Juan Diego Botto, sin olvidar que a pesar del lado malo de las cosas, alguien ha visto que son supervivientes. "El trabajo de Michelle es muy atractivo, muy bueno, muy profundo y muy divertido. Ocurre lo mismo con la actriz que hace de su madre, Lusia Strus, y con Terry Kinney, el agente de la condicional. Creo que ese es un aliciente para la serie"

El test de química

La primera prueba que Botto realizó en tierras estadounidenses para conseguir el papel de Javier Pereira fue una especie de test de compatibilidad con Michelle Dockery, la ladrona de 'Buena conducta'. "Fue una situación muy singular. Allí antes de hacer la prueba firmas un precontrato, es decir, las condiciones en las que vas a hacer tu trabajo los próximos meses las firmas antes de hacer la prueba", relata el intérprete. "Además llegas allí y haces lo que llaman un test de química: entras a una habitación en la que hay unas veinticinco personas, la mayoría ejecutivos y te pones a actuar. Tú vienes de Madrid a Los Ángeles con toda la presión y hay más presión añadida".

10 películas sumergidas en alcohol

1 'La chica del tren'

La novela homónima en la que se basa esta película de suspense se convirtió en todo un fenómeno, vendiendo millones de ejemplares y ganándose rápidamente su adaptación cinematográfica, que se ha realizado con prisas para aprovechar el tirón de la obra literaria de Paula Hawkins. Emily Blunt interpreta a su protagonista, Rachel, que cuando no está con una lata de gin-tonic en la mano, tiene al menos una botella de vino esperando en casa. Esa tendencia alcohólica viene definida por el fin de la relación con su marido, y por tanto de su vida ideal. A través de las ventanas del tren que coge a diario para ir a la ciudad observa la casa de una pareja que considera ideal, y que termina siendo la comidilla de los telediarios por la desaparición de aquella chica rubia a la que observa desde el tren. Ese misterio se convierte en la nueva pasión de Rachel, ya que revuelve su mente ya agitada por la bebida.

La chica del tren en eCartelera
2 'Submarino'

Es una realidad que Thomas Vinterberg es uno de los narradores cinematográficos más brillantes y punzantes de nuestro tiempo. Sabe dónde están las heridas que nadie quiere tocar, pero él se atreve a hacerlo y con una sensibilidad tremenda. En 'Submarino' presenta a dos hermanos, uno alcohólico y otro drogadicto, cuyos vicios han estado marcados por un trauma del pasado. La violenta actitud de su madre, capaz de pegar a sus hijos por una botella de vermut, definió a estos dos complejos personajes, que se sienten culpables del suceso más trágico al que se puede enfrentar alguien. El mayor siempre está rodeado por botellines de cerveza, y mantiene una vida solitaria, con la rabiosa herida siempre latente. El reencuentro final entre ambos hermanos en la cárcel se convierte inmediatamente en una de las escenas más crudas del realizador danés.

Submarino en eCartelera
3 'Días de vino y rosas'

Un clásico eterno y el ejemplo perfecto de cómo una relación sometida a la bebida no puede llegar a buen puerto. Blake Edwards firma un drama en el que el alcohol al comienzo tiene un aspecto cómplice, pero que a medida que se va convirtiendo en imprescindible, empuja a las lágrimas a desprenderse. Las interpretaciones de Lee Remick y Jack Lemmon le aportan una amarga alma a esta película, que evita irreales finales felices y manifiesta sin aditivos ni edulcorantes los efectos del alcohol, que abusado es capaz de agujerear algo tan puro como el amor.

Días de vino y rosas en eCartelera
4 'Leaving Las Vegas'

Aquí tampoco hay espacio para la felicidad barata. El amor también juega un papel fundamental en 'Leaving Las Vegas', pero un amor con fecha de caducidad, la de la premeditada muerte de un protagonista cuyo destino solo puede ser oscuro. Tras quedar irremediablemente separado de su familia, el guionista interpretado por Nicolas Cage decide beber hasta morir en un motel de la Ciudad del Pecado, recurriendo al alcohol como su propia soga. Una prostituta igualmente dañada se cruzará en su camino para arrojar algo de luz en sus últimas semanas de vida, dejando ese romance un fuerte marca en ambos, pero nada puede evitar el derrumbamiento de un personaje incapaz de volver a encontrar sentido a su vida.

Leaving Las Vegas en eCartelera
5 '¿Quién teme a Virginia Woolf?'

Medio siglo ha pasado desde el impresionante debut en la dirección de Mike Nichols, y no ha perdido ni un ápice de potencia e intensidad. Este matrimonio que discute como hábito, con un tema sepultado y que prometieron no revelar en público, también tiene cierta tendencia a vaciar rápidamente las botellas. En este caso el alcohol sirve para que esta pareja y el matrimonio joven que visita su casa se desaten y se genere una sucesión de juegos a cada cual más perturbador. Combinación de violencia patente y amor contenido.

¿Quién teme a Virginia Woolf? en eCartelera
6 'La gata sobre el tejado de zinc'

Otro suceso traumático marca al personaje de Paul Newman en 'La gata sobre el tejado de zinc', que prefiere esconderse en la botella cuando su mujer le pide que vaya a la cama con ella. Su frustración como deportista y el suicidio de un amigo, le llevan a contener sus emociones de cara al personaje de Elizabeth Taylor, pero la inminente muerte de su padre provocará que deje salir el fuego que le abrasa en su interior. Una reunión familiar repleta de contundentes palabras, falsedad y peleas por una herencia millonaria. Lo que viene a ser una familia.

La gata sobre el tejado de zinc en eCartelera
7 'El fuego fatuo'

Si el abuso del alcohol lleva a los personajes a la decadencia, el planteamiento de 'El fuego fatuo' parte de ese punto. En esta cinta francesa el desasosegado protagonista vaga por las calles de París tras dejar su centro de desintoxicación, supuestamente recuperado, pero con miedo de recaer. Ese existencialista paseo le lleva a reflexionar acerca de la impronta que dejará en sus conocidos y a recordar y revivir las pasiones que le corroen. Louis Malle logra que la latente ausencia del alcohol, como tentación en la que ahogar las frustraciones, tenga tanto impacto como el desgaste de un personaje por su obvia adicción.

8 'Smashed'

James Ponsoldt se está consolidando como uno de los directores independientes más llamativos del panorama estadounidense. Con 'The End of the Tour' reafirmó su sensible talento, pero con sus dos anteriores películas ya se distanciaba de quedar en promesa frustrada. 'The Spectacular Now' y 'Smashed' tienen varias similitudes, con un personaje principal cuyos distanciamientos familiares le han marcado de por vida y una presencia del alcohol como algo habitual, derivada de lo anterior. Pero es en la segunda en la que esa sustancia cobra un papel más protagonista, llevando a su protagonista a vomitar delante de su clase de niños y excusarse afirmando que se encuentra embarazada. Tocará fondo y descubrirá que en un matrimonio cuando una de las dos personas trata de poner fin a sus hábitos menos saludables, la evolución puede ser unilateral.

Smashed en eCartelera
9 'Días sin huella'

El maestro de la comedia también se manejaba con un descarnado ingenio en el drama. Billy Wilder narró la historia de un alcohólico empedernido que a lo largo de un fin de semana llega a lo más bajo y vuelve a emerger de las sombras. El escritor protagonista, que padece uno de los peores miedos, el del fracaso, tiene como único brillo a su novia y como única salida desahogarse en un libro acerca de su adicción. Entre el fondo del primer día y la recuperación del último, nos encontramos con lamentables acciones del escritor, que llega a ser internado en un centro para rehabilitarse. Unos días devastadores, pero necesarios para salir adelante y comprender su devastador conflicto interno.

10 'Bienvenidos al fin del mundo'

Por último, una comedia para aliviar las penas. Edgar Wright clausuraba su trilogía del Cornetto con esta apocalíptica película, que respira la originalidad que caracteriza a su director. Un hombre estancado en el pasado, con una pasada adicción a las drogas, decide contactar de nuevo con sus amigos de la adolescencia para cumplir con el reto de tomar una pinta en cada uno de los pubs del pueblo. Solo que por el camino van descubriendo que su población de nacimiento ha sido invadida por una especie que quiere perfeccionar la Tierra. Una alegoría monumental sobre el miedo al cambio, que se desata en todos los sentidos y que comienza con cinco pintas bien alineadas, las primeras de las docenas que bañan la película.

Bienvenidos al fin del mundo en eCartelera

Según sus palabras, la forma de producción televisiva en Estados Unidos poco tiene que ver con lo que hacemos en España, empezando por una inversión monetaria mucho más alta que permite que el guionista y el director puedan trabajar durante más tiempo en el proceso creativo de la serie. El trabajo codo a codo con los guionistas en el set de rodaje le ayudó a entender el arco interpretativo de Javier Pereira, del que podemos ver varias escenas hablando en español con acento argentino durante el primer capítulo.

Artículos recomendados

25 películas en las que al final todos mueren

25 películas en las que al final todos mueren

Comentarios

Noticias relacionadas