Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Iñárritu, Bayona, los tres colores y otras trilogías conceptuales

Antonio Bret Jueves 23 noviembre 2017

No hay mes del año sin que se estrene una secuela/remake/reboot. Muy pronto, comenzarán a solaparse las etiquetas y ya no sabremos si ese nuevo Spiderman es, en realidad, un remake del reboot, un reboot del remake o un spin-off de la secuela. El cine mainstream se nutre, en la actualidad, de este tipo de productos. A nadie se le escapa que pueden significar un acierto en la taquilla: se trata de ir sobre seguro, tomando como base algo que ya funcionó.

10 trilogías conceptuales de autor

1 Bayona y la trilogía de la madre
Bayona y la trilogía de la madre

Juan Antonio Bayona ya ha dado el salto a Hollywood y dirigirá la nueva secuela de 'Parque Jurásico'. Todo muy coherente en el universo de este director catalán, gran amante de Steven Spielberg, tanto en su concepción de narrativa como a la ahora de abordar ese sentimiento 'Más grande que la vida' que solo las obras de hondo calado provocan. Aunque no lo parezca, 'El orfanato', 'Lo imposible' y 'Un monstruo viene a verme' tienen en común el mismo personaje: una madre abnegada que daría la vida por sus hijos, pese a quien pese. En sus tres primeras películas explora el estrecho vínculo que se crea entre la madre y el hijo, además de reflexionar sobre la muerte y el, a veces, turbulento mundo de la infancia.

¿Cómo aplicará esa dimensión humana a los dinosaurios creados, qué casualidad, por Spielberg?

J.A. Bayona en eCartelera
2 Iñárritu y la trilogía Miserias Humanas
Iñárritu y la trilogía Miserias Humanas

En el principio, el mexicano Alejandro González Iñárritu irrumpió en el mercado internacional con una película agresiva, 'Amores Perros' que ya desvelaba el peculiar gusto del realizador por la narrativa episódica. Una serie de historias entrelazadas que te dejaban el cuerpo preparado para darte una ducha y tomarte una tila.

En su empeño en seguir describiendo las miserias del ser humano, en '21 gramos' dio un paso más allá, desbaratando cualquier lógica y contando una historia sin orden ni concierto, como si el guión fuese un gigantesco cubo de Rubick. Y en 'Babel' ampliaba su espectro a 4 países diferentes del mundo.

Alejandro González Iñárritu en eCartelera
3 Seidl y la trilogía Paraíso
Seidl y la trilogía Paraíso

No diga 'mal rollo', diga Ulrich Seidl. En su trilogía Paraíso, una misma familia protagoniza tres películas interconectadas entre sí pero cuyos acontecimientos son departamentos estancos. En Paraíso: Amor una mujer de mediana edad se embarca en un viaje para descubrir las bondades del turismo sexual. En Paraíso: Fe una católica radical vive su particular vía crucis entre orgías de sexo explícito en un parque y castigos corporales; en Paraíso: Esperanza una adolescente es enviada a un camping de obesos donde acaba enamorada de su médico, un hombre de 50 años. Para ver cuando se tengan fuerzas.

Ulrich Seidl en eCartelera
4 Kiarostami y la trilogía Koker
Kiarostami y la trilogía Koker

'¿Dónde está la casa de mi amigo', La vida y nada más y El sabor de las cerezas es un perfecto ejemplo del hondo calado del cine del iraní Abbas Kiarostami, un cineasta ajeno a cualquier moda y que pretendía, a través de su cine, encontrarle un sentido e la vida. Las tres películas trazan una línea que deambula entre la realidad y la ficción, las tres ambientadas en la villa iraní de Koker: el mundo rural en la Irán de los 80, un viaje a través de un país devastado por un terremoto y el making of del anterior viaje es lo que respectivamente, propone el realizador iraní en una trilogía compleja pero necesaria. Sobre todo en una época en la que parece que viajamos poco hacia nuestro interior.

Abbas Kiarostami en eCartelera
5 Kieslowski y la trilogía de los colores
Kieslowski y la trilogía de los colores

Azul, blanco y rojo son los colores de la bandera de Francia y el nombre de tres películas que marcaron el rumbo del cine europeo en los años 90. Tres colores: Azul nos cuenta la historia de una mujer que lo pierde todo y debe recomponer su vida; En Tres colores: Blanco, una pareja de Polonia se divorcia, por culpa de la impotencia de él, y todo es visto bajo un prisma decadente y miserable, no sin atisbar ciertos momentos de comedia negra; como colofón final, Tres colores: Rojo nos lleva de la mano de Irene Jacob y Jean Louis Trintignant en una historia de amor generacional.

Una sinfonía de tres colores, mezcla de romanticismo, drama y comedia humana, tejidas por la mano maestra de uno de los inmortales del cine europeo. Una trilogía indispensable para entender el devenir de nuestro viejo continente, que debería proyectarse en todas las clases de educación para la ciudadanía. La libertad, la igualdad y la fraternidad nunca estuvieron tan en debate como en este perfecto ejercicio de puro cine.

Krzysztof Kieslowski en eCartelera
6 Park Chan-Wook y la trilogía de la venganza
Park Chan-Wook y la trilogía de la venganza

Seguramente, Oldboy sea una de las películas más importantes de la década de los 00. Bajo una perspectiva angustiosa y una ferocísima puesta en escena, la radical propuesta del cineasta coreano es ya una película de culto. Antes y después, arropándola, tenemos otras dos grandes muestras de cine de venganzas. En Sympathy for Mr. Vengeance asistimos a terrible búsqueda de un riñón en el mercado negro; en Sympathy for Lady Vengeance, el sangriento regreso a la libertad de una joven encarcelada durante durante 13 años por el asesinato de un niño de 6.

El cineasta ha alcanzado la extrema depuración estilística que se encuentra fascinada por la estética y los requiebros argumentales en La doncella, perfecto compendio de filias y fobias y con sentido del romanticismo más puesto en el Marqués de Sade que en la novela rosa tradicional.

Park Chan-Wook en eCartelera
7 Reitman y la trilogía bizarra
Reitman y la trilogía bizarra

Junto a Arnold Schwarzenegger, el también productor especializado en comedias alocadas Ivan Reitman, dirigió una trilogía que quedará para los anales de las más extravagantes y grotescas de la historia del cine. A saber: Schwarzenegger gemelo de ¡Danny DeVito! en Los gemelos golpean dos veces; Schwarzenegger policía infiltrado en una guardería tras la búsqueda de un peligroso narcotraficante en Poli de guardería; y Schwarzenegger ¡Embarazado! y junto a una Susan Sarandon con cara de no saber muy bien donde se había metido en Junior.

Tres películas fruto de un brainstorming donde, sin duda, las sustancias ilegales fueron presencia activa. ¿A quién si no se le ocurriría semejante desmadre? Para la historia, queda un puñado de filmes de esos que por más que pongan en TV nunca dejaremos de verlos. Aunque Schwarzenegger con barriga de embarazado nos dé mucha grima.

Ivan Reitman en eCartelera
8 Peter Jackson y la trilogía gore
Peter Jackson y la trilogía gore

Antes de especializarse en hacer trilogías de libros de 100 páginas, Peter Jackson era uno de los niños terribles de la cinematografía neozelandesa. En su haber podemos encontrar una de las películas que supuso el entierro del subgénero gore: Braindead (Tu madre se ha comido a mi perro). Nadie más ha conjugado tan bien los litros y los litros (y más litros aún) de sangre y la carcajada más salvaje, heredera tanto de los Monty Python con de los 3 Stooges.

Antes, había rodado durante los fines de semana de 4 largos años, entre amigos, toda una película de culto, Mal gusto, en la que se atrevía a reventar con un bazooka a todo un símbolo de su país: una tierna oveja (de mentira, claro). Además, se atrevió a rodar su particular versión de los Muppets con El delirante mundo de los Feebles: una esquizoide película que trataba el mundo del teatro, con animales antropomorfos en los que una mosca periodista buscaba las noticias en la mierda, literal, y un conejo se inyectaba heroína.

¡Ay, Peter, cómo hemos cambiado!

Peter Jackson en eCartelera
9 Sergio Leone y la trilogía del dólar
Sergio Leone y la trilogía del dólar

Una trilogía de Sergio Leone que ya ha quedado para la posteridad: esa banda sonora de Ennio Morricone, ese montaje cortado en los duelos, la imagen de Clint Eastwood, icónica, con su poncho y su revolver... La trilogía del dólar está compuesta por los títulos 'Por un puñado de dólares', 'La muerte tenía un precio' y El bueno, el feo y el malo el título más mítico de la triada.

Las tres películas, sin aparente relación argumental, cuentan con un mismo protagonista, sin nombre en ningún caso y representan el mejor ejemplo de lo que era el estilo Leone: brevedas en sus parlamentos, escenas que se dilatan en el tiempo y una principal apuesta por la atmósfera más que por la historia en sí misma. Western atemporal, para ver una y otra vez.

Sergio Leone en eCartelera
10 Edgar Wright y la trilogía del Cornetto
Edgar Wright y la trilogía del Cornetto

La trilogía del Cornetto: así llamó Edgar Wright a sus tres maravillosas películas 'Zombies party', 'Arma fatal' y 'Bienvenidos al fin del mundo'. ¿Por qué Cornetto? Pues según Edgar Wright la idea le vino de la trilogía de los colores de Kieslowski: si el cineasta polaco tenía colores, él tendría sabores.

Las tres protagonizadas por el dúo Simon Pegg y Nick Frost, todas ellas giran en torno a la terrible idea de tener que madurar, por fin, de dejarse de pubs y de dormir la mona y de asumir que uno ya va teniendo responsabilidades. Aunque se rodee de zombies, sociedades secretas o extraterrestres infiltrados. Una joya atemporal, mucho más inteligente de lo que a priori parece. Como todo buen cine de género.

Edgar Wright en eCartelera

Iñárritu, Bayona, los tres colores y otras trilogías conceptuales

Pero dentro de las secuelas y las trilogías, productos más complejos, se encuentran otros aún mas intrincados y difíciles: esas trilogías que no forman parte de un todo, pero que, a la vez, no se entienden la una sin la otra. Es más sencillo de lo que parece: un director tiene un sello que caracteriza a sus películas. Y ha pasado, incluso sin que ellos se den cuenta, que han engarzado un film con otro hasta formar una trilogía estilística y conceptual. Por ejemplo, tenemos el caso de Edgar Wright y su trilogía del Corneto. O Park Chan-Wook y la de la venganza.

Os proponemos un viaje por 10 trilogías conceptuales que os acercarán el trabajo de otros tantos directores, todos ellos con un sello muy distinguible y característico.

Artículos recomendados

Lynne Ramsay: "Desde el principio pensé en Joaquin Phoenix"

Lynne Ramsay ('En realidad, nunca estuviste aquí'): "Intenté evitar los clichés de ...

Comentarios

Noticias relacionadas