Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'American Horror Story': Los inquilinos de la 'Murder House' demandan a los dueños y a los fans

Roberto Álvarez Martes 13 febrero 2018

Imaginad la situación. Tu pareja y tú estáis buscando casa nueva y, en pleno paseo por un barrio residencial de Los Ángeles, dais con una mansión a precio de ganga: 3,2 millones de dólares de nada. Chollazo. ¿Por qué no la habrá comprado nadie? Qué mas da, la casa os ha encantado, no hay nada de qué hablar con los de la inmobilaria. El problema viene cuando resulta que esa casa prácticamente fue un personaje más de la primera temporada de 'American Horror Story', y ese es el tipo de detalles que uno debería conocer antes de hacer un desembolso así.

Según informa el portal The Real Deal, el calvario que están viviendo Dr. Ernst von Schwarz y su mujer Angela Oakenfeld con esta casa, comenzó desde que la comprasen en 2015. Desde que FX emitiera 'American Horror Story', allá por 2011, la mansión se ha convertido en una "atracción turística macabra" para los fans de la serie que, de acuerdo al abogado de la pareja, "intentan entrar y (crean) una molestia importante".

'American Horror Story'

Los dueños incluso denuncian que tienen robos semanales, por lo que han entrado en medidas legales contra algunos fans. Además, tanto los antiguos propietarios como los comerciales de la inmobiliaria, también han recibido noticias su abogado. Los nuevos dueños denuncian no haber sido informados previamente de que la casa había aparecido, no solo en la serie de Ryan Murphy, sino también en 'Spider-Man', 'Seabiscuit, más allá de la leyenda', 'Dexter', 'Expediente X', 'A dos metros bajo tierra', 'CSI: Miami', 'Buffy, cazavampiros', 'La dimensión desconocida', y un largo etcétera. Por si esto fuera poco, también desconocían que, aparte de ellos, hubiera otros dos inquilinos en la casa: la mansión está encantada y en ella habitan dos fantasmas. A pesar de todo, los ocupantes no tienen intención de abandonar la casa, y buscan una compensación por los daños.