Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

8+1 razones por las que darle las gracias a 'Sense8'

Adrián Jiménez Jueves 07 junio 2018

Una de las series originales de Netflix está a punto de despedirse. 'Sense8' estrena su último episodio en la plataforma el próximo 8 de junio, después de dos temporadas que han conquistado a espectadores de todo el mundo. Una historia de ciencia ficción sobre la conexión entre las personas creada por Lilly y Lana Wachowski junto a J. Michael Straczynski, que ha sobrevivido a una cancelación y llega para decir adiós por todo lo alto.

El 1 de junio de 2017 nos enterábamos de que la serie no era renovada. A pesar de cosechar críticas positivas y tener una apasionada base de fans, Netflix canceló 'Sense8' debido al enorme coste de producción que suponía. Inmediatamente, la red se llenó de mensajes con hastags como #RenewSense8 (#RenovadSense8) o #BringBackSense8 (#TraedDeVueltaSense8) para demandar una renovación. La plataforma terminó por conceder un capítulo especial de cierre, dos horas que servirán de conclusión para la historia del cluster.

''Sense8' dice adiós en Netflix con un capítulo final'

El legado de 'Sense8'

La ficción nació de la mente de las Wachowski y Straczynski, en una conversación sobre la forma en que la tecnología nos une y nos divide al mismo tiempo. De ahí surgió 'Sense8', la primera serie en la que se embarcaron las Wachowski y que llamó la atención de Netflix desde el primer momento. Según Straczynski, apenas pasaron unas horas desde que se reunieron con la plataforma hasta que les llamaron diciendo que querían producir la serie. Desde entonces, 'Sense8' nos ha otorgado dos temporadas que la han hecho valedora de dos nominaciones a los premios Emmy y un premio GLAAD a Mejor Serie Dramática.

8+1 razones por las que darle las gracias a 'Sense8'

1 Su representación de la diversidad
Su representación de la diversidad

Si por algo ha destacado 'Sense8' ha sido por su fuerte apuesta por la diversidad. Desde el principio, la serie nos ha presentado los problemas de distintas personas alrededor de todo el mundo, y se ha convertido en todo un ejemplo de inclusión de las minorías. Sus ocho protagonistas llegan de todas partes de la Tierra, desde Corea del Sur hasta México pasando por Islandia. Aunque también hay europeos y estadounidenses entre los protagonistas, 'Sense8' ha conseguido ampliar el foco más allá de la cultura occidental para mostrarnos cómo es la vida en otras culturas, haciendo siempre gala del mayor de los respetos.

Pero no se quedó ahí y la ficción de Netflix se atrevió a hablar sin tapujos de temas escabrosos. El racismo y la difícil política africana estuvieron muy presentes en la trama de Capheus, y también exploraron otras formas de vivir la religión a través del personaje de Kala. Y no olvidemos el esqueleto feminista interseccional que articula toda la serie, con personajes femeninos complejos y, sobre todo, diferentes. Mujeres latinas, indias, japonesas, negras, heterosexuales, trans, bisexuales... ¿Seguimos?

2 Nos trajo de vuelta a las hermanas Wachowski
Nos trajo de vuelta a las hermanas Wachowski

Las hermanas Wachowski saltaron a la fama en 1999 gracias a 'Matrix', que todavía se mantiene entre uno de los grandes títulos del cine de ciencia ficción. Escrito y dirigido por las dos hermanas, tuvo varias secuelas que no fueron muy bien recibidas, aunque las Wachowski consiguieron mantenerse en la ola gracias a la adaptación que hicieron de 'V de Vendetta'. A partir de ahí, sin embargo, el declive fue imparable. 'El atlas de las nubes', en muchos sentidos antecedente de 'Sense8', fue incomprendida en 2012, y el fracaso de 'El destino de Júpiter' parecía confirmar el final de su carrera.

Pero Netflix apostó por las hermanas junto a J. Michael Straczynski para crear una de sus series originales y así llegó 'Sense8'. Con la marca Wachowski, se convirtió en un éxito de crítica y en una nueva oportunidad para las creadoras. Aunque Lilly Wachowski decidió tomarse un descanso en la segunda temporada, no podemos dejar de darles las gracias por habernos traído una serie que ha roto barreras.

3 Su compromiso LGTB+
Su compromiso LGTB+

Es difícil encontrar una serie tan comercial como 'Sense8' en la que la comunidad LGTB+ esté tan bien representada. Sus creadoras son dos mujeres trans que tienen clara la responsabilidad a la que se enfrentan. La ficción de Netflix cuenta con gran cantidad de personajes que pertenecen al colectivo y no están ahí solo para figurar. La conversación LGTB+ es determinante en la serie, y una parte más de su discurso sobre la identidad. Nomi y Lito, sus dos protagonistas LGTB+, se alejan de los clichés y exploran temas tan diversos como la homosexualidad en el armario o las dificultades de ser joven y trans.

Hace poco veíamos cómo Paco León tenía que enfrentarse a las críticas por interpretar a una mujer trans en su próxima serie. Eso nunca le pasaría a 'Sense8', que desde el principio apostó por una mujer trans, Jamie Clayton, para interpretar a Nomi. Además, la serie da una visión positiva y esperanzadora para el colectivo: hay cosas difíciles a las que enfrentarse cuando eres LGTB+ pero la recompensa por ser fiel a quien eres siempre merece la pena.

4 Su original acercamiento a la ciencia ficción
Su original acercamiento a la ciencia ficción

'Sense8' es una historia de ciencia ficción, pero no una al uso. Sus protagonistas no tienen superpoderes, sino que son personas corrientes con habilidades normales. El único "superpoder" que comparten es la comunicación: cada uno recoge los conocimientos de los otros siete. Los momentos en los que todos los sensates colaboraban para lograr un mismo objetivo eran lo más espectacular de la serie, pero 'Sense8' no se quedaba ahí.

Así, podemos ver a Lito sufrir una menstruación, pero también cómo Will se da cuenta de lo que es estar embarazado. Y pocas series nos mostrarían una confesión sobre sexo entre una mujer india y una coreana. 'Sense8' deja un gran espacio a las emociones dentro de la ciencia ficción, consiguiendo que el género se engrandezca y expandiendo de manera certera su mensaje sobre la universalidad de los sentimientos.

5 Su reparto
Su reparto

En este punto podríamos hablar solo de Miguel Ángel Silvestre y nos quedaríamos contentos. El actor español ha conseguido darle todo un giro a su carrera para evitar estancarse en el papel de casanova. Pero no es el único que tiene que darle las gracias a 'Sense8'. Los ocho protagonistas han conseguido gran proyección internacional gracias a este proyecto, en el que están brillantes. Las coreografías de acción de Doona Bae, los momentos emotivos de Tuppence Middleton y Brian J. Smith, la tirante historia de amor entre Tina Desai y Max Riemelt, el despliegue de sentimientos de Jamie Clayton... Y los dos Capheus que hemos visto a cargo de Toby Onwumere y Aml Ameen. Cada uno ha aportado su marca personal a la ficción.

Tampoco podemos olvidar a secundarios como Freema Agyeman, Alfonso Herrera o Daryl Hannah, que han logrado robar varias escenas con sus personajes. Todo el reparto se ha involucrado en la serie hasta el final, y ellos mismos expresaron su tristeza por la cancelación y su emoción por el episodio final a través de las redes sociales. Ver un reparto tan implicado en la serie ha sido sin duda un gran aliciente para todos los fans de 'Sense8'.

6 Su espectacularidad visual
Su espectacularidad visual

En una serie tan global como 'Sense8', las localizaciones son uno de los mayores atractivos. La ficción nos ha hecho viajar desde Nairobi hasta Reikiavik, pasando por Ciudad de México, San Francisco o Seúl. Y ya sabemos que en su episodio final veremos a los sensates viajar a París. La serie de Netflix ya nos ha mostrado el Rijksmuseum de Amsterdam o el desfile del Orgullo LGTB+ en São Paulo.

El director de fotografía de la serie es John Toll, ganador de dos premios Oscar por 'Braveheart' y 'Leyendas de pasión'. En 'Sense8', Toll protagoniza todo un despliegue visual que se apoya en muy pocos efectos especiales. La serie no tiene grandes trucos de postproducción, sino que utiliza coreografías medidas al milímetro y un inteligente uso de la cámara. También destaca el montaje, que nos regala grandes escenas de acción que se desarrollan de una punta a otra del planeta.

7 Su sexo
Su sexo

"Existimos gracias al sexo. No hay que tenerle miedo. Está ahí para honrarlo y disfrutarlo". Sun pronuncia estas palabras en el especial de Navidad de la serie, resumiendo a la perfección la forma en que 'Sense8' se enfrenta al sexo. En una historia sobre la conexión entre las personas, el sexo no podía quedar fuera del cuadro, pues supone una de las formas más certeras en las que podemos conectar los humanos.

Las Wachowski lo saben y por eso no escatiman en orgías y escenas subidas de tono entre los personajes, sea cual sea su orientación sexual. 'Sense8' incluye varios alegatos a favor del amor y el sexo sin barreras, como este que hace Hernando (Alfonso Herrera), defendiendo que el arte es "amor hecho público". Y es que desde el primer momento, 'Sense8' se ha caracterizado por no tener ningún miedo a enseñarlo todo. Hasta el pene de Max Riemelt.

8 Su música
Su música

Muchas de las críticas de 'Sense8' vienen de su ambientación, que no es demasiado realista y en muchos casos se acerca más al ámbito publicitario. Puede que esto sea cierto, pero este enfoque nos ha dado algunas de las mejores escenas de la serie. Sus secuencias musicales no resultan artificiales, sino que se convierten en todo un reflejo de la comunión entre sus personajes. No en vano, muchos nos enamoramos de la serie cuando vimos al cluster cantar el clásico 'What's Up' de 4 Non Blondes alrededor de todo el mundo en el cuarto capítulo de la primera temporada.

Si 'Sense8' trata sobre la universalidad de los sentimientos, la música es el idioma más universal de todos y la utiliza como tal. Observamos las vidas de los sensates al son de 'Feeling Good' de Avicii, y en el especial de Navidad nos asomamos a cómo se viven esas fiestas alrededor del mundo con una especial versión de 'Hallelujah'. Y no nos olvidemos de 'Demons' de Fatboy Slim, que sirvió de banda sonora para una de las escenas más sexuales de la serie.

9 Su comunidad de fans
Su comunidad de fans

No podíamos quedarnos sin hablar de la comunidad de fans que se ha creado alrededor de la serie. Si 'Sense8' es una oda a la unión en nuestra humanidad más allá de las diferencias, esta teoría se ha materializado a través de sus seguidores. La ficción de Netflix ha unido a personas de todo el globo y ha inspirado toneladas de fan art en las redes, además de convertirse en bandera para las reivindicaciones LGTB+. Los testimonios de personas que han salido del armario gracias a 'Sense8' se cuentan por centenares.

El mayor ejemplo de la fuerza de este cluster global es el episodio final. Cuando Netflix canceló 'Sense8', miles de personas se lanzaron a las redes para pedir la renovación y la empresa de streaming anunció que produciría un capítulo de cierre para los fans. Dos horas en las que se resolverán todas las incógnitas y que, aparentemente, dejará cerrada la historia de los sensates... siempre que el cluster global no vuelva a hacer de las suyas, claro.

Y es que 'Sense8' se ha convertido en el perfecto ejemplo de una serie del siglo XXI, tanto por su comercialización global a través de Netflix como por su discurso. Toda una defensa del acercamiento entre culturas, que nos demuestra que por muy lejos que estemos los unos de los otros y por muy grandes que sean nuestras diferencias, es mucho más lo que nos une que lo que nos separa.

Por eso, os presentamos 8+1 razones por las que tenemos que dar las gracias a estas dos temporadas de 'Sense8'. Es nuestra forma de celebrar todo lo que nos ha dado esta serie original de Netflix y de preparar el camino para el capítulo final. Recordad, los sensates dicen adiós el próximo 8 de junio.

Artículos recomendados

En la comedia negra 'Dietland', la revolución es femenina, y feminista

'Dietland': En la nueva comedia negra de Amazon, la revolución es femenina, y feminista

Comentarios

Noticias relacionadas