Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Beforeigners': Un thriller policiaco con sangre vikinga

Clara Giménez Miércoles 21 agosto 2019

Una distopía, un thriller policiaco y una metáfora sobre la inmigración: 'Beforeigners (Los visitantes)', la primera serie original noruega de HBO y la segunda serie escandinava de la plataforma tras 'Gösta', conjuga exitosamente estos tres elementos para convertirse en una propuesta sólida de cara a los próximos meses, en un momento donde la crisis migratoria en Europa ocupa la primera línea informativa y política.

'Beforeigners'

Creada y escrita por Anne Bjørnstad y Eilif Skodvin ('Lilyhammer'), y dirigida por Jens Lien ('El inadaptado', 'Sons of Norway'), la ficción de HBO Nordic comienza con una premisa que tal vez no sea especialmente original, pero cuyo interés va creciendo a lo largo de los seis capítulos (cinco disponibles para la crítica) que componen esta primera temporada: una apacible noche de verano en Oslo, el mar se ilumina con unas misteriosas luces de las que emergen una serie de personas provenientes del pasado, concretamente de la Edad de Piedra, la época vikinga y las últimas décadas del siglo XIX. Lo que el agente de policía Lars Haaand observa en un inicio con estupor, se revela como un misterioso fenómeno global que se repetirá anualmente: casi dos décadas después, muchos 'beforeigners' o 'visitantes del pasado' están integrados en la sociedad del siglo XXI, como es el caso de la primera agente vikinga, Alfhildr, quien intentará desentrañar junto a Lars el asesinato de una 'beforeigner' que guarda relación con el origen de los viajes en el tiempo.

Una pareja carismática

La finlandesa Krista Kosonen ('Blade Runner 2049') y el noruego Nicolai Cleve Broch interpretan acertadamente al dúo protagonista: ambos forman una peculiar pareja que cumple muchos clichés del género policial, pero que no por ello deja de ser divertida. Porque 'Beforeigners' es un thriller policiaco que nunca pierde el tono satírico, y para ello son imprescindibles sus dos personajes principales.

Lars es el arquetipo de policía eficiente en su trabajo pero con un soterrado drama personal; si bien en el prólogo de la serie lo veíamos a punto de firmar la compra de un apartamento con su mujer, años después de la llegada de los 'beforeigners', su vida se ha vuelto mucho más deprimente: ella le ha dejado por un bohemio del siglo XIX, su prometedor edificio en el centro de Oslo está repleto de 'beforeigners' que crían ganado en el ascensor, y para paliar el dolor que le produce una enfermedad degenerativa se ha vuelto adicto al temproxato, un calmante pensado para tranquilizar a los 'beforeigners' en sus primeras semanas habitando la época actual. Su hija es una de las pocas alegrías en la vida de este desafortunado agente, y no estará exenta de verse en conflictos propios de la adolescencia.

'Beforeigners'

El personaje de Alfhildr es quien de verdad aporta carisma al dúo: proveniente de la época vikinga, oculta su identidad original como guerrera nórdica para poder ingresar en el cuerpo de policía, fingiendo haber sido una apacible granjera durante el anterior milenio en lugar de una de las mejores luchadoras de su generación. Su fuerte carácter y su valentía a la hora de afrontar cualquier misión contrastan con su ingenuidad a la hora de lidiar con ciertos aspectos del siglo XXI, como puede ser el uso de productos de higiene femenina (¿qué mujer no se ha preguntado cómo se las apañaban sus antepasadas cuando no existían las compresas?). Alfhildr es la heroína no sabíamos que necesitábamos: demuestra ser capaz de descubrir aspectos relevantes para la investigación, arreglar cuentas pendientes de su pasado vikingo y hacer frente al rechazo de algunos compañeros de trabajo, todo ello mientras sobrevive a la resaca causada por una noche de borrachera digna del Valhalla.

Anacronismos y crítica social

Es muy difícil que 'Beforeigners' supere a 'Years and Years' como distopía, pero tiene en común con la serie británica la reflexión sobre la complejidad del fenómeno migratorio: incluso en una sociedad supuestamente avanzada y tolerante como la noruega, ciertos sectores siempre rechazarán la convivencia, bien sea con personas de otros países o de otros periodos temporales. En un momento donde la crisis migratoria continúa siendo uno de los temas más candentes y dolorosos de Europea, la serie nos muestra los retos a los que se enfrentan estos particulares inmigrantes en su nuevo destino, con la dificultad añadida de que, al contrario que un refugiado o migrante tradicional, estos no tienen ni idea de por qué se han trasladado al siglo XXI; algunos no dudarán en rechazarlo, como son los denominados "neo-luditas".

Pese a que el guion despliega un humor que se basa inevitablemente en anacronismos (la mayoría llevados con gracia) y cae a menudo en lugares comunes de otros thrillers policiacos, 'Beforeigners' consigue con creces entretener a la par que intrigar, con una trama que se apoya en un diseño de producción cuidado al detalle para crear un Oslo más caótico y multitemporal. Suficiente para quedarnos con ganas de intentar diferenciar a vikingos y hípsters durante, al menos, una segunda temporada.

Nota: 7

Lo mejor: El equilibrio entre sátira y thriller policiaco, que consigue hacer de 'Beforeigners' una serie muy disfrutable.

Lo peor: Totalmente descartada para quien odie el humor a base de anacronismos.

Artículos recomendados

Opiniones dividas con la despedida de Spider-Man del UCM

Estalla la polémica en redes por la despedida de Spider-Man del Universo ...

Comentarios

Noticias relacionadas