Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'El acontecimiento': La soledad ante la más hostil adversidad

Miguel Ángel Pizarro Viernes 18 marzo 2022

La escritora Annie Ernaux, reconocida por su estilo autobiográfico, en su novela 'El acontecimiento', en una de las anotaciones, destacó el motivo por el que narraba su experiencia a la hora de interrumpir su embarazado, cuando aún no era legal en Francia: "Es posible que un relato como éste provoque irritación o repulsión, o que sea tachado de mal gusto. El hecho de haber vivido algo, sea lo que sea, da el derecho imprescriptible de escribir sobre ello. No existe una verdad inferior. Y si no cuento esta experiencia hasta el final, contribuiré a oscurecer la realidad de las mujeres y me pondré del lado de la dominación masculina del mundo".

El acontecimiento

Relato personal que ofrece una de las características fundamental del estilo de Ernaux, la dimensión política dentro de la intimidad, su adaptación al cine se antojaba complicada, debido a la importancia de la primera persona. Con sobrada experiencia a la hora escribir retratos de la vida misma, en su faceta de periodista, Audrey Diwan lleva a la gran pantalla la novela de una forma íntima y personal, con la que se alzó con el León de Oro del Festival de Venecia, además de pasar por la sección oficial de la SEMINCI de Valladolid, optar al BAFTA a la mejor dirección y aspirar a cuatro Premios César, obteniendo el de mejor actriz revelación para su protagonista, una magistral Anamaria Vartolomei.

Año 1963, varios años antes del Mayo del 69 y de la revolución sexual que trajo. Una universitaria que estudia Literatura se queda embarazada tras una aventura de verano. La joven quiere abortar pero sabe que es ilegal y que se juega no solo ir a la cárcel, sino perder la vida si no logra dar con alguien que se la realice correctamente. Diwan retrata una situación extrema e inhóspita de forma frontal, sin paños calientes, realizando una certera crónica de la situación de las mujeres antes de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo en Francia, sucedida en 1975. Lo hace incluso antes de que ocurra el 'acontecimiento', al rodar en un opresivo formato cuadrado que enlaza con el estilo del cine social, evocando así a los hermanos Dardenne o a Eliza Hittman con 'Nunca, casi nunca, a veces, siempre' en sus primeros planos.

El acontecimiento

Aunque Diwan narra un drama social de carácter histórico, lo que convierte a su propuesta en un largometraje magistral y excepcional es que aprovecha su apartado técnico, con varias escenas con la cámara en mano y planos secuencias; configura un thriller más cercano al cine de terror. Experimentada en el género, fue guionista de notables cintas de suspense como 'Conexión Marsella' o 'BAC Nord: Brigada de Investigación Criminal', la cineasta plasma el sufrimiento que padece su protagonista, una joven que debe enfrentarse a su drama en completa soledad.

Es en este apartado donde Diwan muestra el lado más físico del filme de manera frontal, evidenciando cómo el cuerpo femenino ha sido y es presa del dictamen social, el cual tiene una mirada patriarcal y machista. La cineasta muestra la represión hasta en los más mínimos detalles, al ser el aborto ilegal, la palabra ni se menciona. No solo eso, el miedo a las represalias, a la cárcel, al ostracismo social, impide que tenga una mano a su lado, un apoyo fraternal, al ver cómo sus mejores amigas le dan la espalda, como ninguna mujer de su entorno es capaz de ayudarla; eso sin mencionar cómo la presencia masculina ahonda más en lo que se supone que debe hacer: la mujer es egoísta si busca priorizar sus propias ambiciones personales al deber de ser madre. Esa mirada reprobatoria presente no solo en las féminas que interrumpen su embarazo, sino también en aquellas que deciden ser madres, tal y como se vio recientemente en 'La hija oscura'.

Un ejercicio cinematográfico extraordinario

Todo ello lo plasma Diwan con situaciones sutiles (al inicio) pero muy directas en su retrato, especialmente cuando llega a una escena digna de una secuencia del cine gore, la cual no es solo una de las más impactantes, sino también una bofetada de realidad a lo que se vive en un aborto clandestino. En ese aspecto, la cineasta realiza un filme fascinante a la par que sobrecogedor, que es esencial para entender la lucha feminista, enfocado, además, de forma individual, evidenciando que la mujer, como sujeto, aún no puede ejercer el libre albedrío, puesto, a pesar de ser un filme histórico, sirve también para recordar que, en la actualidad, las mujeres no pueden ser dueñas de sus propias cuerpos en varios países del mundo.

El acontecimiento

La dimensión política del filme hace que se emparente con otro título que abarcaba el aborto desde una mirada inhóspita, en plena dictadura comunista, la rumana '4 meses, 3 semanas, 2 días'. Por otro lado, aunque su reflexión social, política y personal es excelente; nada de esto hubiera sido posible sin un guion que sabe qué quiere narrar, obra de la propia Diwan y su colaboradora habitual, Marcia Romano.

A ello hay que sumarle un sublime control de la cámara y, por supuesto, mérito completo de su actriz protagonista, una formidable Anamaria Vartolomei. La actriz ya demostró su habilidad para papeles que llevan al límite en 'Cambios de reinas', aunque aquí da un paso más allá, siendo capaz de trasmitir con suma naturalidad situaciones que provocan desconcierto, como si fuera pupila de Isabelle Huppert. Aunque esté rodeada de grandes talentos como Sandrine Bonnaire, Louise Chevillotte, Pio Marmaï, Anna Mouglalis y jóvenes promesas del cine francés como Luàna Bajrami y Kacey Mottet Klein.

El acontecimiento

'El acontecimiento' es un fascinante ejercicio de memoria e historia, pero va mucho más allá. Un thriller social que ahonda dentro de la psique de su protagonista a través de una mirada muy física que es capaz de mostrar el lado más cruel de la humanidad, con la soledad como única compañera ante la adversidad. Diwan se erige como una cineasta digna heredera del cine de Catherine Corsini o Claire Denis, con un largometraje imprescindible que se corona como uno de los títulos imprescindibles del año.

Nota: 9

Lo mejor: La manera frontal y directa con la que Diwan retrata la realidad de las mujeres en la Francia de inicios de los 60. La interpretación de Anamaria Vartolomei.

Lo peor: Que no haya representado a Francia en los Oscar.

Artículos recomendados

Crítica de 'Luzzu'

'Luzzu': Muerte de un barco pesquero

Comentarios

Noticias relacionadas