Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Desenterrando Sad Hill': Auténtica pasión cinéfila

Miguel Ángel Pizarro Viernes 19 octubre 2018

Rubio, el Bueno de la película 'El bueno, el feo y el malo' de Sergio Leone, que interpretaba Clint Eastwood, le decía a Tuco, el feo, interpretado por Eli Wallach: "El mundo se divide en dos categorías: los que tienen el revólver cargado y los que cavan. Tú cavas". El documental, 'Desenterrando Sad Hill' es más que un homenaje al clásico del "spaghetti western", es auténtica pasión cinéfila y un tributo a aquellos fans del largometraje de 1966.

Desenterrando Sad Hill

El filme muestra cómo un grupo de aficionados a los clásicos del spaghetti western descubren que en el Valle de Arlanza, en la provincia de Burgos, se rodó la mítica escena del Cementerio de Sad Hill del filme 'El bueno, el feo y el malo' de Sergio Leone, estrenado en 1966. El grupo, que posteriormente se convirtió en la Asociación Sad Hill, también descubrió que el escenario natural utilizado no se había derribado, quedando sepultado por la propia naturaleza del lugar. Con la mirada puesta en el 50º aniversario del rodaje del clásico de Leone, la asociación se propuso lo imposible: rescatar al cementerio del olvido, recuperándolo y otorgándole el espacio histórico que se merece, al haber sido escenario de una de las películas consideradas como una de las mejores de la Historia. Este documental es, sobre todo, un homenaje por cómo un grupo de amigos logró lo imposible y consiguió reunir a otros aficionados de todo el mundo para devolver a la vida el Cementerio, llegando a tener de colaboradores a figuras como James Hetfield, vocalista de Metallica; Ennio Morricone, compositor de la banda sonora, o el mismísimo Clint Eastwood.

Homenaje a uno de los clásicos más aclamados del cine

Lo interesante de 'Desenterrando Sad Hill', es que se trata de un proyecto que, al igual que el deseo de los fans del filme de 1966 de recuperar el cementerio, empieza siendo pequeño, para ir dando pasos de gigantes y convertirse no solo en un auténtico homenaje al cine, sino a la pasión que es capaz de despertar entre el público, entre aquellos ciudadanos de a pie que sueñan en convertirse en vaqueros, en forajidos, en cazarrecompensas, que alguna vez fantasearon con ser protagonistas de aquellos clásicos que marcaron a varias generaciones de cinéfilos.

Desenterrando Sad Hill

De hecho, el documental es cronológico, mostrando cómo David Alba, Diego Montero, Joseba del Valle y Sergio García se conocieron, cómo compartieron su pasión por el cine de Leone y por 'El bueno, el feo y el malo' concretamente y cómo decidieron hacer lo imposible. Ahí, en gran parte, está el encanto de 'Desenterrando Sad Hill', es cómo se gestó un sueño que parecía imposible y de cómo cuatro amigos lograron compartir su pasión por el séptimo arte con aficionados de todo el mundo, logrando que el deseo de recuperar Sad Hill fuese un anhelo colectivo, de gente de todas partes del mundo.

La pasión por el cine es transmitida en cada declaración, con las que se enlaza en cada reto que aparecía. Guillermo de Oliveira, que dirige y escribe el documental, firma una película que desborda amor por el séptimo arte, por el spaghetti western y que aprovecha el proceso de recuperación para mostrar la otra cara del rodaje de 'El bueno, el feo y malo', como la participación del ejército español en la construcción de los escenarios y de cómo varios soldados participaron de extras, incluyendo declaraciones a aquellos militares retirados que estuvieron allí, que vivieron la experiencia de rodar al lado de Leone y de Eli Wallach, Clint Eastwood y Lee Van Cleef.

Un sueño que ha sido capaz de lograr lo imposible

Entre los sueños imposibles, del que el espectador será testigo, se encuentra cómo esa pasión por el filme llegó a oídos del propio Ennio Morricone, del que sobran las presentaciones; como de Eugenio Alabiso, montador de la película; Sergio Salvati, asistente de fotografía del filme; incluso del propio Clint Eastwood. Todos ellos también compartieron esa pasión por la recuperación del cementerio, participando en el documental también con declaraciones en las que solo se ve amor por el cine. A ello se añaden colaboraciones muy importantes como la de Christopher Frayling, escritor y biógrafo de Sergio Leone; los directores Joe Dante y Álex de la Igleisa, y el líder de Metallica, James Hetfield, que muestra la música de Morricone acompañada con escenas de 'El bueno, el feo y el malo' antes de sus conciertos.

Desenterrando Sad Hill

Hecha con esmero, cariño y mucha pasión, 'Desenterrando Sad Hill' es un verdadero homenaje al cine y, sobre todo, a los cinéfilos, que son capaces de mover montañas por esa devoción al séptimo arte. Sin duda, un auténtico ejercicio de arqueología cinematográfica que muestra cómo la dedicación al cine es capaz de marcar a varias generaciones. Imposible no rendirse ante este tributo al legado del cine.

Nota: 8

Lo mejor: La pasión que muestra por el cine y, sobre todo, el homenaje que hace a los cinéfilos y a la Asociación Sad Hill.

Lo peor: Cinematográficamente no es tan ambicioso como otros documentales.

Artículos recomendados

Crítica de 'Animales sin collar'

'Animales sin collar': Odio, vergüenza y dignidad en Andalucía

Comentarios

Noticias relacionadas