Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

De 'El gran dictador' a 'Malditos bastardos': Cuando el cine se atrevió a reírse de los nazis

Héctor Martín Sábado 18 enero 2020

A lo largo de la historia la humanidad ha pasado por una serie de eventos que se han convertido en tabú para muchos, ya sea por vergüenza o por miedo. El reino de terror de la Alemania Nazi ha sido uno de estos tabúes. Sin embargo, el cine no ha tenido miedo a reflejar la peor cara del ser humano, ya sea mediante películas dramáticas como 'La vida es bella' o 'La lista de Schindler' o a través de la comedia y la parodia. Puede que haya quien piense que eso sea "blanquear el nazismo", pero la comedia y la parodia siempre pueden ser usadas de forma terapéutica, no para quitarle importancia, sino para burlarse de aquellos que se creen superiores; atacando a sus ridículas creencias, para demostrar que no son los más fuertes, ni superiores.

El último ejemplo de un cineasta tomándose un tema serio de manera diferente ha sido Taika Waititi, que ha decidido contar una historia sobre el amor, el odio y mucho más en 'Jojo Rabbit', una comedia acerca de un chico y su amigo imaginario: Adolf Hitler. Sin embargo, este no es el primer ejemplo de un cómico burlándose del nazismo, aquí tienes 10 películas que también se atrevieron a hacer comedia con los nazis.

Hitler en Padre de familia

Parodias televisivas

El cine no es el único medio que se ha atrevido a reírse de los nazis. Series de animación como 'Padre de familia' llevan años burlándose de la figura de Hitler. Otras series como 'Doctor Who' también han aprovechado para atacar al nazismo con cinismo, como aquella vez en la que River Song se dirigió a un grupo de oficiales de las SS de esta manera: "Iba de camino a un Bar Mitzvah gay y gitano para discapacitados cuando pensé: «Vaya, el Tercer Reich es una mierda, creo que voy a matar al führer»". Sin lugar a dudas, una de las mejores frases de la serie.

Cuando el cine se atrevió a reírse de los nazis

1 'Indiana Jones'

No hace falta que el cine nos recuerde que los nazis son los malos, pero tampoco está de más ver a uno de nuestros héroes favoritos medirse a puñetazos con un puñado de nazis malvados, que solo sueñan con hacerse con artefactos místicos para alcanzar sus objetivos de dominación mundial. Los nazis eran los malos perfectos para Indy, porque todos sus fans teníamos claro que eran malos, muy malos. Pero también eran tontos, muy tontos.

Los nazis de 'Indiana Jones' eran especialmente malvados, en el sentido más "infantil" de la palabra. Estaban diseñados y escritos casi como si fueran personajes de dibujos animados, creando una imagen caricaturesca del mal, para ensalzar la imagen heroica de Indy. ¿La mejor parte de ver las pelis? Ver cómo la avaricia y codicia de los nazis siempre acababa con ellos mismos. Lo dicho, eran malos y tontos a partes iguales.

Indiana Jones en Busca del Arca Perdida en eCartelera
2 'Malditos bastardos'

Un poco menos "infantiles" pero igualmente de malos y caricaturescos eran los nazis de Quentin Tarantino, que quiso reescribir la historia con 'Malditos bastardos', una historia de venganza y violencia protagonizada por Shosanna (Mélanie Laurent), una joven judía con sed de sangre, y un grupo paramilitar liderado por uno de los tipos duros más guays de la historia reciente: el Teniente Aldo Raine (Brad Pitt). El villano de Tarantino también era peligrosamente carismático, no por nada el Coronel Hans Landa de Christoph Waltz es considerado uno de los mejores antagonistas del cine.

Los nazis de Tarantino eran especialmente desagradables, mezquinos y cobardes. Pero el director les hizo pagar con unas dosis de violencia anti-nazi casi desmedidas (y decimos "casi" porque al fin y al cabo siguen siendo nazis y 'Malditos bastardos' sigue siendo ficción). Si hay una escena que encapsule perfectamente este odio a los villanos de la II Guerra Mundial es la muerte de Hitler, que se traga una ráfaga de balazos en la cara, para goce de Tarantino y todos sus fans. Gracias por tanto Quentin.

Malditos bastardos en eCartelera
3 'El gran dictador'

Antes de que Steven Spielberg y Tarantino se metieran con los nazis, el grandísimo Charles Chaplin ya se atrevió a parodiar el Nazismo en 1940 (eso sí que son agallas). Chaplin retrató las ridículas ideas nazis y señaló los absurdos prejuicios del Nazismo justo cuando el poder de Hitler estaba en pleno auge.

Para construir el mensaje de 'El gran dictador', el director y actor se basó en una clásica historia de "ponte en mi lugar", cambiando la posición de su Hitler ficticio por la de un barbero judío. El resultado es una historia que demuestra que un genio del nivel de Chaplin puede, con buen gusto y grandes dosis de humor, darnos una buena lección de humanidad.

Por cierto, no podríamos hablar de esta película sin mencionar, aunque sea de pasada, su gran monólogo final, sin lugar a dudas uno de los mejores soliloquios de la historia del cine.

El gran dictador en eCartelera
4 '¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú'

Stanley Kubrick fue otro absoluto genio que también supo meterse con los nazis. El director de obras maestras como 'La naranja mecánica' o '2001: Una odisea del espacio' firmó otra cinta referente con '¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú', una adaptación libre de 'Red Alert' de Peter George, una novela mucho menos cómica y satírica.

Con esta película, Kubrick consiguió no solo parodiar la tensa relación política entre los dos bloques de la Guerra Fría, sino que el cineasta también se rió de los nazis por el camino; creando a un personaje totalmente nuevo que no aparecía en el libro: el Dr. Strangelove, un antiguo nazi cuyo brazo ha sido adoctrinado hasta tal punto que ahora tiene vida propia. El personaje que da nombre a la película (al menos en su título original) era interpretado por otro genio loco de la comedia, el inolvidable Peter Sellers.

¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú en eCartelera
5 'Los productores'

No podríamos hablar de comedia y parodias sin mencionar el nombre de otro absoluto referente: Mel Brooks. Brooks fue uno de los principales responsables de legitimar el género spoof y para hacerlo el cineasta no tuvo miedo de reírse de todo y de todos, lo que incluye a los nazis.

Con 'Los productores', Brooks no solo se metió con la industria del entretenimiento y la falta de gusto de la audiencia, también quiso aprovechar para mofarse de los nazis y su absurda devoción a Hitler. El resultado es una película hilarante con unos números musicales que nada tienen que envidiarle a cualquier adaptación de Broadway.

Si Kubrick recurrió a Sellers para insuflar comedia a su cinta, Brooks hizo lo propio con otro peso pesado de la risa: Gene Wilder (actor con el que volvería a contar en otras grandes parodias como 'El jovencito Frankenstein').

6 'La loca historia del mundo'

No conforme con reírse de los nazis una vez, el bueno de Mel Brooks volvió a poner al nazismo en el foco de su vena cómica en una breve (pero no por ello menos hilarante) escena de 'La loca historia del mundo'. Porque si hay un director en esta lista que tiene motivos y ganas de molestar a un nazi es el bueno de Mel Brooks, que llegó a servir en la II Guerra Mundial, disparando algo más que chistes en el campo de batalla.

La escena en cuestión anunciaba un tráiler falso para la segunda parte de la cinta (una auténtica pena que la secuela no llegara a ser más que un gag). La continuación de 'La loca historia del mundo' habría continuado explorando la historia de la humanidad, desde el particular punto de vista de Brooks. Uno de sus protagonistas habría sido Hitler, pero no un Hitler cualquiera; el bueno del führer nos dejó con la boca abierta gracias a sus gráciles movimientos en la pista de hielo. Porque Mel Brooks nos prometió a "Hitler sobre hielo", la versión más grácil y elegante del führer, esta vez con más patinaje que nunca (literalmente).

7 'Granujas a todo ritmo'

En los 80, pocos cómicos eran más populares que Dan Aykroyd y John Belushi. Ambos cómicos eran la cara visible de 'Saturday Night Live'. Por eso, cuando estos dos auténticos torbellinos se juntaron con otro genio loco (John Landis), el resultado fue una desmedida y frenética comedia que se ha convertido en una joya de culto.

En su camino de locuras y problemas, los Blues brothers se topan con un grupo de nazis, a los que humillan (haciéndoles saltar a un río). Convirtiendo a "la raza superior" en un grupo de niños asustadizos y lloricas.

Granujas a todo ritmo en eCartelera
8 'Little Nicky'

¿Qué tienen en común Chaplin, Kubrick, Tarantino, Spielberg y Adam Sandler? Lo has adivinado, a todos le gusta reírse de los nazis de formas más o menos sutiles. En el caso de Sandler, la sutileza no es su fuerte, por lo que en guionista y protagonista de 'Little Nicky' no se anduvo con rodeos a la hora de mofarse de Hitler, mandando al führer al infierno, vistiéndole en un vestidito de sirvienta y metiéndole una piña por el culo, porque el sentido del humor de Sandler tal vez no sea el más refinado, pero cuando se trata de meterse con Hitler, el humor no tiene límites y no conoce sutilezas.

Little Nicky en eCartelera
9 'Ha vuelto'

Los alemanes también se han atrevido a reflexionar acerca de su pasado. El mejor ejemplo es 'Ha vuelto', una ácida comedia sobre Hitler, que vuelve a la Alemania de 2014 para descubrir que el mundo es muy distinto a lo que él había previsto como su "Alemania ideal". Cuando un productor de TV se cruza con él, pensando que no es más que un actor interpretando al führer, este le ofrece la oportunidad de trabajar en un programa de televisión.

Con este polémica comedia, David Wnendt quiso reflejar como Hitler consiguió ganarse a Alemania en la segunda década del s.XX, mostrando que el público como una masa homogénea fácilmente manipulable. Si te interesan las películas controvertidas al estilo de 'Borat', te recomendamos que le eches un ojo.

Ha vuelto en eCartelera
10 'Kung Fury'

Está claro que 'Kung Fury' no se toma nada en serio (especialmente a sí misma), y Hitler no iba a ser una excepción. Porque el jefe del III Reich no es un simple führer, es un Kung Führer. Esta febril película de serie b sueca recurrió al villano más famoso de la humanidad para encapsular el completo absurdo que es esta cinta. Una historia ochentera sobre policías, artes marciales y viajes en el tiempo que es más famosa por su estatus de meme que por su calidad cinematográfica, pero que sabe mofarse de Hitler mientras se gana un puesto en este top, sin importar que sea la película más trash del ranking.

Kung Fury en eCartelera

Artículos recomendados

¿Qué fue de Jason Segel, Marshall en 'Cómo conocí a vuestra madre'?

¿Qué fue de Jason Segel, Marshall en 'Cómo conocí a vuestra madre'?

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas