Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

David Harbour sobre el impacto de 'Viuda Negra' en su vida personal y de la serie perfecta para el Guardián Rojo

Jesús Agudo Jueves 08 julio 2021

David Harbour se está convirtiendo en todo un experto en papeles de padre adoptivo. Tras saltar a la fama como el tosco pero achuchable Hopper en 'Stranger Things', ahora sustituye a Millie Bobby Brown por Scarlett Johansson y Florence Pugh en 'Viuda Negra', a la que se suma como Alexei Shostakov, el Guardián Rojo. Quién le iba a decir que esos dos papeles le estaban preparando para lo que se le venía encima en la vida real.

David Harbour en 'Viuda Negra'

"En esta película he conocido a la que es ahora mi mujer y a su hija. Salí de ella casado y padrastro. Nunca había estado casado. Podrías decir que es una coincidencia o podrías decir que el Guardian me ha cambiado la vida y creo que ambas son verdad. Pero creo que entre lo que hago en 'Stranger Things' y lo que hago aquí y en mi vida personal me ha permitido exorcizar los demonios que tenía sobre creerme un niño grande, y convertirme en un hombre en el sentido de convertirme en el padre que siempre he querido ser e intentar cuidar algo fuera de mí mismo, querer algo más de lo que me quiero a mí mismo, exponerme al dolor por otro ser humano, ese ha sido un proceso largo y lento, no vino de forma natural" explica el actor en una charla con nosotros y con más medios. Harbour se casó el año pasado con Lily Allen en una boda en Las Vegas, con Elvis y todo. La cantante ya tenía dos hijas de relaciones anteriores.

Por suerte sus hijastras no van a tener que vérselas con Alexei, que no es ni por asomo tan buen padre como Hopper o (esperemos) Harbour: "Recuerdo que al principio de la película hay un momento en el que le vemos, no sé cuánto puedo decir, haciendo algo cuestionable respecto a estas dos mujeres. Y creo que al principio de la película piensas '¡un momento!' y durante el resto de la película se trata de volver a ganar la confianza del público. Hablamos de eso con Cate (Shortland) al principio, '¿queremos hacer esto con un personaje que queremos que les guste o que pase lo que tenga que pasar?'. Y ella se aferró a la idea de intentar hacerlo lo más real posible y la cosa es que él está más comprometido con una ideología que con esas niñas. Creo que eso despierta una culpa y que la verdadera tragedia de ello es que él acaba en prisión y en ese tiempo perdido las dos se convierten en la ideología, dos increíbles productos de la ideología que él siempre quiso ser. A lo largo de la película él, de una manera ególatra y narcisista, tiene que implorar su perdón".

Hablando de la ideología y de Rusia, el país del que proviene su personaje, Harbour se muestra fascinado por la cultura del país y sobre todo por lo mucho que le deben los actores a Rusia: "Es el lugar de nacimiento de la interpretación moderna, de Stanislavski y Chekhov, del Teatro de Moscú. Todos los actores les debemos muchísimo, es la cultura que ha creado la mayor educación para actores del mundo". El actor demuestra su devoción por la profesión hablando, precisamente, de sus padres: "Crecí en un ambiente bastante conservador. Lo llamaba 'Tennis Town', un ambiente de clase media alta en el que no se apoyaba la decisión de ser artista o actor porque nadie lo hacía y porque no podías vivir de ello. He tenido mucho éxito pero hubo muchos años en los que estuve muy arruinado, viviendo en el East Village y haciendo obras de teatro pequeñitas, mucha gente no creía en lo que estaba haciendo. Necesité creer en mí mismo de una manera algo psicótica para continuar. No solo mi padre, todo mi entorno me decía 'déjalo, tío' y yo seguía creyendo que tenía que seguir siendo tenaz y que era algo que tenía que hacer. No creo que nadie en mi familia lo entendiera, creo que lo vieron pero no creo que lo entendieran porque no tenían cosas así en sus vidas pero yo sentía una vocación y no podía hacer otra cosa, tenía que expresar lo que sentía dentro de mí y solo podía hacerlo creando personajes psicológicamente con los que la gente se pudiera, con suerte, sentir identificada y aprender algo. El consejo que no seguí fue 'deja de hacerlo', y no lo seguí una y otra y otra vez. Al final ahora me alegro de no haberlo hecho pero quizás hace veinte años mi vida habría sido más fácil".

David Harbour como el Guardián Rojo

Aunque afirma que le habría gustado poder investigar más, y de que le preocupa que el acento no sea lo suficientemente bueno como para convencer al público ruso, le llama mucho la atención un tipo de personaje muy habitual a la hora de retratar a una persona rusa y que le vino muy bien para interpretar a un estereotipo andante como es el Guardián Rojo: "Hay generalizaciones y clichés pero esas cosas me gustaban para este personaje en concreto, cosas que encontré en la literatura rusa como Chekhov y Dostoyevski o en la miniserie de 'Chernobyl'. Esos tipos rusos que, creo que es fruto del comunismo, se sacrifican por la causa. Los americanos somos muy del lejano oeste, muy individualistas. Creo que un personaje ruso está más para el grupo y para lo que mejor venga al grupo, y creo que eso es muy bonito". También quiso investigar la parte ideológica de todo para entender mejor las motivaciones de su personaje: "Me interesaba mucho la Unión Soviética y lo que era el comunismo en Rusia, cómo empezó y en qué se convirtió. Y qué ha significado para la gente de Rusia de la época al crecer con ello. Hablé con algunas personas sobre ello y fue muy interesante".

Aunque podríamos considerar que el Guardián Rojo es el Capitán América de la URRS, no cree que un enfrentamiento con Steve Rogers fuese en igualdad de condiciones: "Capitán América ha entrenado mucho más, teniendo en cuenta que después de esta película se va a luchar contra Thanos. El Guardián Rojo digamos que está algo oxidado". Pero cree que el Capi vería "el corazón y el alma" de Alexei y probablemente no se pelearía con él, "seguro que tendrían una conversación divertida". Lo que tiene claro es que él no puede ser "el culo de Rusia": "Tengo un culo muy, muy diferente y bien alimentado. Me encanta el traje, es tan divertido de llevar, y cuando me lo puse la primera vez me hizo sentir como un niño otra vez, me encantó y me sentaba muy bien. Hicieron una réplica en 3D de mi cuerpo y lo esculpieron a mi medida. Trabajar con él es una maravilla, incluso en las peleas. Es lo más cómodo que he llevado jamás. Y creo que un día lo pondrían en la secadora justo antes de dármelo así que era como esos vaqueros que sacas de la secadora y piensas que no deberías haberte comido esa cheeseburger de más" dice entre risas.

El actor no pierde la oportunidad para hablar de lo interesante que le ha resultado trabajar en un rodaje con tantas mujeres en los puestos más importantes: "Sentí que se hacían más preguntas en el rodaje, que el ritmo era más pausado en cierta manera, no en plan mal sino de una forma más analítica y colaborativa, queriendo escuchar las diferentes ideas de mucha gente. Luego había otro ritmo en otras unidades que me parecía más masculino, más '¡venga, vamos a grabar!'. Tiene una sensación diferente y parte de ello es porque había más mujeres y otra parte también porque Cate es una directora muy indie y está muy interesada en la creatividad y en cosas que no sean las típicas, cosas nuevas. Para eso tienes que indagar y eso lleva tiempo y esfuerzo. Me gustó mucho". Eso sí, piensa que llamarla una película "hecha por mujeres" es una "generalización" y explica: "Esta hecha por mujeres pero no me pareció que fuera para imponer unas intenciones, simplemente se ve que estos personajes son muy capaces y muy fuertes, que sean mujeres es genial pero son tratadas como humanos asesinos, como gente con mucho poder que no suelen recibir, es genial ver a mujeres ocupar esos papeles y que ni siquiera sea un debate, es lo que es y creo que eso es incluso más poderoso en términos de igualdad que imponerlo".

Scarlett Johansson, Cate Shortland, Florence Pugh y David Harbour en el rodaje de 'Viuda Negra'

Cree que 'Viuda Negra' va a destacar dentro del UCM por lo "diferente" que es: "Creo que la película tiene todos los aspectos geniales de la marca como la acción, escenas enormes y el humor. Creo que Marvel mezcla esas cosas como nadie. Y luego saben cómo sobresalir constantemente, y creo que esta película consigue todo eso. Se siente diferente en un par de sentidos, parece de verdad una película de espías, y tiene bastante de oscuro misterio. Creo que también es interesante lo de que vuelva atrás en el tiempo. Hay más películas que lo han hecho pero ninguna tan profundamente como lo hace 'Viuda Negra' después de lo que le pasó en la última película. Creo que es algo nuevo". De toda la película, sin duda, se queda con la familia postiza que han formado: "Son mi parte favorita de la película y me alegra que se note. Cuando las veo parecen reales. Básicamente Rachel (Weisz), Florence y yo somos muy tontos y cuando nos juntamos nos volvemos locos, me pinchan y así salen las cosas graciosas. No sé cuánto habrá llegado al montaje final. Recuerdo que Rachel me dio un regalito cuando terminamos, un llavero que ponía 'Esperando a Papá Noel'. No sé si aparece en la película pero en un momento digo 'Esperando a Papá Noel' porque sí en un monólogo que era una locura sobre los renos y las zanahorias. Casi nos morimos de la risa por lo estúpido de la situación, y dije después de todo el día de rodaje 'no creo que nada de esto acabe en la película' y Cate me respondió: 'Yo no estaría tan segura'. Al verlo es una pausa muy bonita. Estamos haciendo una película de acción enorme pero en medio de esto tienes a una directora que confía tanto en las historias que cuenta que nos permite jugar y deja que la humanidad real se palpe. Para mí eso es lo más especial de la película y fue parte de lo que la hizo especial".

La serie perfecta para Alexei

¿Volveremos a ver a Alexei en el UCM? Todavía no sabemos si nos reencontraremos con el personaje de David Harbour en un próximo título de la Casa de las Ideas, pero le planteamos una sugerencia. Como Alexei tiene una manera un poco... peculiar de contar las cosas, algunos dirían que son versiones algo distorsionadas de la realidad, ¿qué le parecería contar su versión de la historia del Guardián Rojo en una serie de Disney+? Esto nos responde: "¡Me encanta! Es una idea genial. Espero que Kevin Feige esté escuchando. No lo creo pero qué idea tan buena sería tener la versión real de los acontecimientos y luego la versión psicótica de Alexei en la que vence al Capitán América, todos le vitorean y al final se va con la chica. Me encanta, creo que sería graciosísima. Me encantaría ver la dualidad, que hubiera dos realidades combinadas sobre lo que ocurrió. Creo que una de las cosas más divertidas de él es que realmente vive en un mundo delirante y en cuanto alguien le contradice él les hace callar o les parte un brazo. Es una gran idea, escribe a la división local de Marvel Studios y pide que ocurra. Me encanta esa idea".

'Viuda Negra' llega a los cines y a Disney+ con Acceso Premium el 9 de julio.

Artículos recomendados

'American Horror Stories' da pistas sobre algunas de sus historias

'American Horror Stories' desvela parte de su increíble reparto y da pistas de algunas ...

Comentarios

Noticias relacionadas