Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Filippo Meneghetti dirige 'Entre nosotras': "Hay mucha más homofobia de la que imaginamos"

Miguel Ángel Pizarro Sábado 20 febrero 2021

En plena temporada de premios, se estrena la que está siendo una de las gratas sorpresas de esta época tan extraña, marcada por la pandemia del coronavirus. Mostrada en el Festival de Toronto, ganadora de dos Premios Lumières, nominada al Globo de Oro a la mejor película de habla no inglesa y una de las 15 preseleccionadas para la nominación a los 93º Premios Oscar a la mejor película internacional, llega a salas españolas 'Entre nosotras', ópera prima del director italiano Filippo Meneghetti, quien narra una historia de un amor oculto entre dos mujeres jubiladas, que deja en evidencia que "aún hay mucha homofobia en la sociedad". "Más de la que imaginamos", declara el realizador.

Protagonizada por Barbara Sukowa y Martine Chevallier, de la Comédie Française, 'Entre nosotras' deja en evidencia no solo la homofobia que existe en la sociedad, sino que pone el foco en la realidad LGBT en la tercera edad. "La sexualidad y la sensualidad de las personas ancianas es un tema tabú, del cual nadie quiere hablar", declara Meneghetti, en una entrevista para eCartelera en el Instituto Francés de Madrid, con motivo de la promoción del filme en España.

Filippo Meneghetti dirigiendo a Barbara Sukowa </p><p>y Martine Chevallier en el rodaje de 'Entre nosotras'

Historias de amor de mujeres en la tercera edad como eje central de una película no es habitual, ni siquiera en el cine en clave LGBT. Por ello, Meneghetti quiso enfocar su debut como cineasta con un relato con el que dar visibilidad a una realidad silencia en el séptimo arte.

"[Ellas, las mujeres maduras] han sido muy importantes en mi vida. Fueron personas que me transmitieron la pasión por el cine. Si soy cineasta es porque, en los años 90, me pasaban cintas de vídeo. En esa época, era un adolescente difícil, así que me ayudó mucho a entender que podían producir cosas interesantes y diferentes en la vida", expone. "Siempre pensé que, si un día podía narrar una historia que llegase al público, como gesto de agradecimiento, contaría un relato así", añade.

"Las historias de mujeres como Nina y Madeleine faltan en la ficción, cruelmente"

De hecho, 'Entre nosotras' tiene como base una historia real. "Estas dos mujeres que influyeron en mí vivieron su historia. Lo que narro no es lo mismo, pues la película es ficción pura, pero lo que ellas sí vivieron influyó mucho en mí", detalla. "Aun así, recalco que es ficción. Por ejemplo, ellas no eran tan ancianas como las protagonista de mi filme", manifiesta.

Y ahí entra también el factor de darle visibilidad no solo a una historia protagonizada por mujeres lesbianas, sino también un relato de dos jubiladas. "La idea de utilizar actrices maduras es porque me da la impresión de que nuestra sociedad está obsesionada con la juventud, la belleza, la perfección del cuerpo se convierte en un fetiche y eso me molesta, porque veo que todos nos sentimos mal con nuestros cuerpos, porque tenemos ante nosotros modelos inalcanzables", argumenta.

"No sé tú, pero yo tengo ahora 40 años y me gustaría poder seguir haciendo el amor hasta ser viejo y de disfrutar de la vida todo el tiempo y, supongo que como yo, todo el mundo. Sé que las personas de 70 años tienen relaciones sexuales, es algo natural", añade.

Escena del rodaje de 'Entre nosotras'

"Algo muy propio del cine estadounidense, que me choca, por cierto, es que vemos a un actor que interpreta a un cartero o a un administrativo y vemos que se pasa el día en el gimnasio. Me parece muy bien, no digo que no, pero la gente no suele ser así. Por lo tanto, siento la responsabilidad, como realizador, de reproducir representaciones y relatos que faltan. Historias como la de Nina y Madeleine faltan, cruelmente", denuncia.

Y es, precisamente, ese factor lo que dificultó mucho la financiación de 'Entre nosotras'. "El proyecto ha necesitado seis años de financiación. Es normal que, con una ópera prima, los tiempos se alarguen pero, en este caso, fue demasiado. Seis años pesan", explica Meneghetti, que destacó cómo, durante este proceso, le intentaron disuadir para rebajar la edad de sus protagonistas.

"El progreso en Europa no está siendo lineal"

"Fue muy difícil la financiación, nuestra sociedad está obsesionada con la juventud y los cuerpos perfectos. Nos dijeron a menudo que si las protagonistas «estuviesen en buena edad», [la producción] sería más fácil. No digo que no fuese interesante, pero sería otra película y eso no me interesaba. Los personajes con 70 años son fascinantes, maravillosos, no necesitan ser jóvenes para tener su propio carisma", comparte el cineasta. "[Sukowa y Chevallier] han rodado casi sin maquillaje y de forma muy cercana. La hermosura, el encanto puede ser también otra cosa", agrega.

A pesar de ser italiano, Meneghetti decidió no buscar la coproducción con su país de origen. "No sé bien decir por qué. La producción tomó otras vías y es así. Es verdad que vivo en Francia desde hace muchos años y es allí donde he encontrado a gente que creía en mi trabajo", explica, destacando que hubiera sido muy complicado contar en el presupuesto con el apoyo del país transalpino. "Hubiera mucho más difícil que en Francia, que ya es decir", declara.

Escena de 'Entre nosotras'

Entre esos factores de complicación de financiación, Meneghetti vio también cómo la homofobia continúa muy presente. "La escritura del guion comenzó en 2013 y lo finalizamos en 2018, más o menos. En ese tiempo, mientras lo escribíamos Malysone Bovorasmy y yo, había en París manifestaciones contra el matrimonio igualitario. Vimos de frente el odio hacia el colectivo y nos dimos cuenta que hay mucha más homofobia de la que pensamos", detalla.

"El progreso en la sociedad europea no está siendo lineal. Creo que la política lo está dejando en evidencia últimamente, puede verse en las informaciones que salen publicadas en la prensa", añade, destacando que, a pesar de que el filme muestra las consecuencias de la homofobia (incluida la interiorizada), esta no es el eje central de la cinta. "Existe, pero no es el foco principal. Es verdad que los hijos de Madeleine, Anne y Frédéric [interpretados por Léa Drucker y Jérôme Varanfrain] reaccionan de manera intolerante, pero el caso de la hija es diferente", explica.

"No nos imaginamos a nuestras madres como mujeres, con su propia sexualidad"

"El caso de Anne es más cercano al tabú que hay sobre la vida sentimental y sexual hacia nuestros mayores. La mujer hace lo que hace porque se siente traicionada por su madre y hay algo también de envidia y celos. El amor, en todas sus expresiones, es algo muy complejo, y cuando pensamos en una madre, no nos la imaginamos como concepto de mujer, sino solo como madres, como figuras muy precisas, sin sexualidad", detalla. "Cuando ves que la persona con la que te sientes más cercana no tiene esa confianza que sí tienes con ella y que no sabes cuál es su verdadera vida durante 20 años, duele e hiere. Y esa herida, convierte al amor [en este caso materno-filial] en algo peligroso, cuyas consecuencias pueden ser muy perjudiciales", agrega.

Escena de 'Entre nosotras'

'Entre nosotras' es una de las favoritas para las nominaciones de los 93º Premios Oscar en la categoría de mejor película internacional. El filme pasó el primer corte, al situarse entre las 15 preseleccionadas de la llamada "shortlist". "La película ha logrado dar muchos más frutos de los que esperaba. Para mí, estar en los Globos de Oro, en los César [aspira a cuatro], en los Oscar, son regalos. Nunca hubiera imaginado que mi primer filme llegase tan lejos", comenta.

La película llega a salas españolas en una situación excepcional, pues, además de la pandemia del COVID-19, está el hecho de que España es el único mercado grande de la UE en tener las salas de cine [la cultura en general, pues es aplicable al teatro, a los museos, la música y a las artes escénicas] abiertas, pues países como Francia, Italia o Alemania tienen cerrada la exhibición.

"Es curioso que puedas ir de compras pero no al cine o al teatro"

"Es curioso que, en Francia, puedas ir de compras pero no puedas ir al cine o al teatro. En tiempos de crisis, las sociedades se retratan, como las personas, de hecho. En un momento así, vemos cuál es el fondo. En Italia, sucede algo muy similar, pues puedes ir de compras o a la iglesia, pero no es posible ir al cine, al teatro, a una exposición. Parece que en ambos países está bien consumir, pero no reflexionar. Considero que eso dice mucho de nuestras sociedades. Carece de lógica y me enerva", manifiesta.

Escena de 'Entre nosotras'

"No poder ir al cine es algo que me pesa, sufro también por no poder ir al teatro o disfrutar de un concierto. En mi visita a Madrid, he aprovechado para ir a varios museos, algo que no había podido hacer desde julio del año pasado. Poder apreciar una obra de arte en vivo, me emocioné mucho. Vivir y disfrutar de la cultura siempre sienta bien, más que consumir solo", continúa.

Dirigida y coescrita por Filippo Meneghetti, participa también en el libreto la guionista Malysone Bovorasmy, ambos contaron con la colaboración de la autora Florence Vignon. 'Entre nosotras' está protagonizada por Barbara Sukowa, Martine Chevallier, Léa Drucker, Jérôme Varanfrain, Hervé Sogne, Eugénie Anselin, Muriel Bénazéraf, Augustin Reynes y Stéphane Robles. Coproducción entre Francia, Bélgica y Luxemburgo, la película está disponible en salas comerciales de toda España desde este 19 de febrero, de la mano de Karma Films.

Artículos recomendados

Grant Gustin se ha puesto fuerte para la séptima temporada de 'The Flash'

'The Flash': Grant Gustin muestra su nuevo físico y cuenta su experiencia con la ...

Comentarios

Noticias relacionadas