Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Helena Bonham Carter cree que 'The Crown' sí debería incluir un aviso dejando claro que es ficción

Jesús Agudo Miércoles 02 diciembre 2020

La cuarta temporada de 'The Crown' está levantando mucha más polvareda que las tres anteriores juntas. Como ya comentábamos hace unos días, tratar temas controvertidos de por sí como el matrimonio del príncipe Carlos y Diana de Gales o la relación entre Margaret Thatcher y la reina Isabel aseguraba "good TV". Pero "entrar" en las vidas de personas reales hace que varios espectadores acaben difuminando la línea entre hecho y ficción. El ministro de cultura británico dijo recientemente que Netflix debería incluir un aviso al principio de los episodios para avisar de que la visión de Peter Morgan de la familia real británica es, por encima de todo, un relato de ficción y no un retrato fiel a la realidad.

Helena Bonham Carter en 'The Crown'

A esa opinión se suma una de las protagonistas de la serie: Helena Bonham Carter. La actriz, que interpreta a la princesa Margarita en la tercera y la cuarta temporada, dijo en el podcast de la serie (vía The Guardian) que Netflix tiene una "obligación moral" de avisar de que es ficción: "Está dramatizado. Siento con mucha fuerza, porque creo que tenemos la responsabilidad moral de decirlo, 'esperad un momento, esto noes un documental dramatizado, estamos haciendo una serie'. Son dos entidades diferentes".

Con esto no quiere minimizar para nada la documentación que hace Peter Morgan de cara a escribir los guiones de la serie: "Ese es el verdadero documental. Eso es increíble y luego Peter cambia cosas y hace malabares", comenta Helena Bonham Carter. En su momento, Morgan defendió sus guiones con esta críptica declaración: "a veces tienes que renunciar a la exactitud, pero nunca debes renunciar a la verdad".

Una temporada llena de errores

Sin embargo, esta temporada ha sido tachada por expertos como tremendamente exagerada, en ocasiones rozando la caricatura y la parodia. Las principales quejas son cómo muestran al príncipe Carlos y su relación extramatrimonial con Camilla Parker-Bowles (la verdadera Parker-Bowles ha recibido amenazas de muerte después del estreno de la temporada) y el papel de él como un auténtico villano. Las tramas políticas tampoco salen bien paradas, con historiadores asegurando que están llenas de errores y personas cercanas a Margaret Thatcher quejándose de momentos como el episodio de Balmoral o poniendo el grito en el cielo por insinuar que la primera ministra suplicó a la Reina que la ayudase a mantener su puesto. El historiador Hugo Vickers señala en The Times ocho hechos que son invenciones de la serie:

- La carta de Lord Mountbatten al príncipe Carlos el día antes de su muerte.

- Las triquiñuelas contra Margaret Thatcher en Balmoral.

- La princesa Margarita poniendo en ridículo a Diana por no saber el protocolo de las reverencias.

- Las llamadas diarias del príncipe Carlos a Camilla Parker-Bowles.

- Las quejas de la princesa Diana ante el viaje a Australia y sus constantes cambios en el plan del viaje.

- La visita de la princesa Margarita a las primas de la Reina internadas en un psiquiátrico.

- Que la Reina estuviera detrás de la filtración de una supuesta mala relación con Thatcher.

- La Reina vistiendo erróneamente en el día del desfile del estandarte.

Algunas de ellas son claves para el devenir de la trama de la serie. ¿Pero debería Netflix avisar de que la serie no pretende recrear de manera fidedigna la realidad de Casa Real? ¿No debería darlo por hecho el espectador?

Artículos recomendados

Nacho Vigalondo: "No cancelo la obra de ningún autor por mucha tensión que me provoque"

Nacho Vigalondo: "Las películas de terror y ciencia ficción tendrán el coronavirus en ...

Comentarios

Noticias relacionadas