Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

España a través de Woody Allen: recorremos las localizaciones de 'Vicky Cristina Barcelona'

Carmen Broncano Jueves 15 agosto 2019

Una de las millones de razones por las que el cine hace magia es por su capacidad de crear personajes de la nada. No los personajes que salen de una lista de reparto, sino aquellos que se apropian de la película y hacen que cobre sentido. Woody Allen es experto en hacer de las ciudades el centro de atención. Enamorado de Nueva York ('Manhattan' o 'Annie Hall'), apasionado de París ('Midnight in Paris') y amante ocasional de otras tantas, Allen ha conseguido crear historias en torno a calles y edificios. Se cumplen hoy 11 años de 'Vicky Cristina Barcelona', donde la ciudad condal consigue arrebatar el protagonismo a Scarlett Johansson, Rebecca Hall y Penélope Cruz (a pesar de que se hizo con el Oscar).

Fotograma 'Vicky Cristina Barcelona' con Woody Allen

Barcelona es epicentro y motivo de una historia entre el amor, la pasión, el verano en España y el choque cultural. Allen dirigió a unos personajes impulsivos y volátiles que se movían alrededor de Gaudí, Picasso, Miró y la Ciutadella. La adoración al arte barcelonés está presente en toda la cinta, sus estructuras e historias crean el ambiente de amor bohemio que no sería posible, quizás, en otro escenario. Barcelona comparte con Oviedo la sensación de romanticismo español. Allí donde el director fue premiado con el Príncipe de Asturias de las Artes en 2002 y donde se levanta una estatua en su honor, es donde se despliega la conquista de Juan Antonio (Javier Bardem) en torno a Vicky (Hall) y Cristina (Johansson). Sus iglesias, sus paisajes, los montes infinitos de verde asturiano, se complementan con el urbanismo de Barcelona.

Localizaciones de 'Vicky Cristina Barcelona'

1 La Sagrada Familia

Sería imposible hacer una película de Barcelona sin La Sagrada Familia. Es el primer destino al que van Vicky y Cristina cuando aterrizan en la ciudad condal. Vicky aprovechará todo su viaje para formarse sobre la identidad catalana y la obra de Gaudí. Junto a la catedral, La Pedrera, el puerto Olímpico o el mediterráneo por el que navegar.

2 Museos

El arte es lo que hace que el ritmo de la película sea bohemio y soñador. Juan Antonio y María Elena (Penélope Cruz) son pintores, Cristina fotógrafa y Vicky estudiosa del arte catalán. Por eso Allen elige el Museo Nacional de Arte de Cataluña o la Fundación Joan Miró para situar a sus personajes.

3 Oviedo

Cuando las protagonistas viajan a Asturias, encandiladas por Bardem, visitan Oviedo y Avilés. Oviedo acoge a Allen como a uno más. Allí grabaron en el hotel de La Reconquista, donde el propio cineasta se alojó, y en Santa María del Naranco o San Julián de los Prados, la iglesia que el trío va a visitar en medio del monte verde asturiano. También, las calles céntricas como Fontan, la pastelería Camilo de Blas, las terrazas en los restaurantes y las canciones de Paco de Lucía en las guitarras españolas.

4 Avilés

Vicky y Juan Antonio también visitan el faro de San Juan, en Avilés. Junto al mar, y sin Cristina, es donde surgirá la chispa que se mantendrá durante toda la película.

5 Parc Güell

Enclave turístico por excelencia, sus mosaicos y sus vistas parecen el punto perfecto de encuentro entre Vicky y Juan Antonio en su regreso a Barcelona. En el Güell se perdonan, se dan explicaciones y se lamentan de no poder intentar una relación condenada al fracaso.

6 Plaza de San Felipe Neri

Barcelona y el vino. Las comidas y las cenas son el punto de la película donde todo se resuelve y se enreda siempre con copas de vino de por medio. Quizás por eso los resultados son tan tentadores. Woody Allen se sumerge en restaurantes típicos de la ciudad como Els quatre gats, Bar Marsella o los de la terraza de la plaza de San Felipe Neri.

7 Tibidabo

El antiguo parque de atracciones se convierte en un lugar romántico y perfecto para una cita doble. El algodón de azúcar, el tiovivo y, de nuevo, las vistas de Barcelona, decoran la película.

8 Parc de la Ciutadella

En un intento desesperado de Cristina por descubrir su vocación, se lanza a las ramblas dispuesta a fotografiar todos los detalles de la gran ciudad. Lo hará también más tarde con María Elena, capturándola en los rincones de las calles estrechas del centro de Barcelona y delante de las fuentes del Parc de la Ciutadella. Será también en las calles recónditas de Barcelona cuando explote el final de la historia con Vicky y Cristina de vuelta a EEUU.

Por eso Allen asume el papel de guía turístico. Nos lleva de un lado a otro, decorando la historia y asentándola en sus localizaciones predilectas, que se convierten también en las del espectador. Las ciudades se visten de gala para recibirle y resultan, casi siempre, lo mejor de la cinta. Quizás haya hecho lo mismo en 'Dia de lluvia en Nueva York' (en cines el 4 de octubre) y esté en proceso de repetir en su próxima película. El cineasta se encuentra rodando su siguiente oda a los espacios, esta vez, en San Sebastián. Allen filmará una nueva entrega de España a través de sus ojos como hizo en 'Vicky, Cristina, Barcelona' y como recorremos hoy en su aniversario.

Artículos recomendados

Crítica de 'Carnival Row'

'Carnival Row': Cuento sobre la xenofobia

Comentarios

Noticias relacionadas