Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

ÚLTIMA HORA El Gobierno ofrece el puerto de Algeciras para el desembarco del Open Arms

Los mejores momentos de las galas de los Goya: desde 1987 hasta ahora

Carmen Broncano Miércoles 07 agosto 2019

Cumple hoy la redonda edad de 65 años uno de los actores más icónicos e intergeneracionales del panorama español: Antonio Resines. Televisión, cine y teatro, 'Los Serrano', 'La niña de tus ojos' o 'Celda 211', Resines presume de tener una trayectoria extensa y exitosa que no para de crecer (actualmente se encuentra rodando 'Orígenes secretos', de Gracia Querejeta). Ha trabajado con Fernando Trueba, con Colomo, Berlanga, José Luis Cuerda o con Daniel Monzón y se abre paso entre una larga lista de nominaciones y premios. Además de ello, fue presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematógraficas en un breve periodo de 2015 a 2016 que le costó la dimisión por discrepancias con la directiva. De la relación de Resines con la Academia, y más concretamente, con los Premios Goya, recordamos su galardón en 1997, su discurso como académico o su rap inolvidable.

Macarena García recogiendo el Goya

Mejores momentos de los Premios Goya

1 La primera
La primera

La primera edición de los premios Goya se celebró en Madrid en 1987 y contó solo con 16 categorías (actualmente son 28). Además de pasar a la historia como la número uno, también lo hace por sus ausencias. Verónica Forqué (mejor actriz), Teo Escamilla (mejor fotografía) o Eduardo Biurrún (mejor montaje) no acudieron a la gala cuando los presentadores les nombraron ganadores. Pero la falta más notoria fue la de Fernando Fernán Gómez, ganador de los cuatro grandes: mejor director, mejor guionista, mejor película y mejor actor.

2 Pedro y Carmen
Pedro y Carmen

En 1990, Carmen Maura y Andrés Pajares presentaron la ceremonia. Iba Pedro Almodóvar a entregar un premio junto con Loles León cuando aprovechó su oportunidad de micrófono para lanzar un mensaje a Maura que zanjaría sus desavenencias desde 'Mujeres al borde de un ataque de nervios': "Carmen, tú sabes que he estado en Berlín (...), te he traído un trozo de muro (...). Tómalo como sugerencia de que si un muro tan espantoso, tan irracional y tan sólido como aquel ha caído, ese muro que nos separa a ti y a mí yo creo que puede caer de un momento a otro". Después la pareja cinematográfica repetiría idilio en 'Volver' (y ya nunca más).

3 La de Antonia San Juan
La de Antonia San Juan

Por primera vez los Goya se mudaban de Madrid a Barcelona en el año 2000 orquestados por Antonia San Juan. La actriz estaba además nominada como mejor actriz revelación por su papel en 'Todo sobre mi madre'. San Juan no se llevó el cabezón y, desde ese momento, mostró su enfado, su mal humor y su desilusión para todo lo que quedaba de gala. Es más, Rosa María Sardá había protagonizado la misma situación el año anterior, presentadora y no ganadora, y apoyó a San Juan dándole el pañuelo negro con el que ella se secó las lágrimas en la edición pasada.

Del 2000 también cabe recordar el discurso de Almodóvar cuando recogió el premio a mejor director por el mismo film y, de paso, felicitó al entonces príncipe Felipe por su cumpleaños. La realización puso el "Cumpleaños feliz" para que Pedro se hiciera un "Marilyn" y la grada hizo el resto.

4 "No a la guerra"
"No a la guerra"

La gala de 2003 es probablemente una de las más recordadas. Fue el año de la entrada de España en la guerra de Iraq que levantó las opiniones, las discrepancias y las manifestaciones y marchas en todo el país. La ceremonia de los Goya se convirtió en un altavoz enorme para el grito de "no a la guerra". Marisa Paredes era por entonces presidenta de la Academia y en su discurso enunció: "Esta no es una noche tensa, sino libre. No hay que tener miedo a la cultura ni al entretenimiento, ni a la libertad de expresión, ni muchos menos a la sátira, al humor. Hay que tener miedo a la ignorancia y al dogmatismo. Hay que tener miedo a la guerra".

5 Quién es quién
Quién es quién

Los hermanos Bayona han sido también protagonistas de algunos de los momentos que más recordamos de las galas. En 2008, Juan Antonio Bayona ganó el premio a mejor director novel por 'El orfanato'. La cámara apuntó a su hermano Carlos, que se movía constantemente sobre su asiento para intentar que enfocasen a su gemelo. Por suerte, estaban sentados al lado y se cambiaron de sitio. En 2017 volvió a pasar: Dani Rovira introdujo al director de 'Un monstruo viene a verme' con una foto suya de pequeño. Sin embargo, el de la foto no era él. Era, de nuevo, Carlos Bayona.

6 Álex de la Iglesia y la piratería
Álex de la Iglesia y la piratería

Álex de la Iglesia pronunció su último discurso como presidente de la Academia en 2011. En pleno auge de la piratería, protagonizó uno de los discursos más polémicos que se recuerdan en las galas. Habló del sentido del cine, de la importancia de los espectadores y de las puertas que Internet abría para que la industria creciera y llegara a más gente: "No tenemos miedo a Internet. Internet es la salvación de nuestro cine". De la Iglesia dimitió por sus disputas con la directiva y su oposición a la famosa ley Sinde.

En la gala de 2011 también se coló Jimmy Jump en el momento de entrega de un premio. Cuándo no, es la pregunta.

7 El rap
El rap

Las actuaciones musicales en las galas de los Goya siempre se encuentra entre lo mejor y lo peor de la noche. En 2012, El Langui comenzaba un rap que el público animaba con palmadas y respuestas. Lo seguía Javier Gutiérrez y, después, Juan Diego. El problema fue cuando Antonio Resines entró en escena, inventándose la letra, diciendo nada y rompiendo la magia de la canción. Hay que decir que su actitud salvó el marrón en el que él mismo se metió.

8 Los sobres
Los sobres

Lo de 'La La Land' y 'Moonlight' no tiene nada de original. Adriana Ugarte y Carlos Santos protagonizaron en 2013 el momento confusión de sobres. Ugarte nombró ganadores a los compositores de 'Los niños salvajes' por mejor canción original cuando eran, en realidad, los de 'Blancanieves'. La presentadora pidió perdón y a la ganadora oficial le supo mal haber "arrebatado" la felicidad de sus contrincantes. La mejor banda sonora fue también para 'Blancanieves' y se cercioraron bien de que así fuera.

9 "Resistiré"
"Resistiré"

De la gala de 2015 se podría hacer una lista infinita de recuerdos. El número musical con el que se abrió la ceremonia es quizás el más reseñable. Lolita, Miguel Poveda, Ana Belén o Eduardo Noriega comenzaron cantando temas de la historia del cine español para después pasar a un 'Resistiré' cantado a viva voz con todos los actores que entregaban premios esa noche. La actuación pasó a la historia, levantó al público desde el primer minuto y alzó la voz en nombre de un cine maltratado por los impuestos. De esta gala también podemos recordar la maravillosa presentación de Dani Rovira, su victoria como actor novel, el Goya de honor a Antonio Banderas o que 2014 fuera el año más taquillero del cine español.

10 El discurso de Jesús Vidal
El discurso de Jesús Vidal

La gala de 2019 estuvo marcada por 'Campeones' y sus protagonistas. El reparto de la película se hizo con la atención de la gala. Jesús Vidal ganó el Goya a mejor actor revelación con un discurso emocionante, para llorar en un mar de lágrimas y para tener también un poco más de esperanza en el mundo superficial en el que vivimos, con tres palabras que todos recordamos: "inclusión, diversidad y visibilidad". El actor aprovechó el discurso para darle las gracias a sus padres: "a mí sí me gustaría tener un hijo como yo, porque tengo unos padres como vosotros". También podemos recordar a Eva Llorach marcándose un Francis McDormand y, cómo no, a la grandiosa Rosalía abriendo la gala entonando 'Me quedo contigo'. Nosotros nos quedamos con ella y con el cine.

Pero es que gracias a quien sea, hay muchos más momentos que merecen ser recuperados de los Goya. Los premios se alzan desde 1987 cuando apenas había académicos. Desde entonces, la gala es cada año odiada y querida, siempre criticada: demasiado larga, demasiado política, demasiado lenta o demasiado rápida. Además de esas estatuillas que pesan -al parecer- más de lo esperado, ha habido confusiones de sobres, discursos polémicos, palabras que no salían, tropezones, decisiones que no se entendían y algún chiste malo que hería de más.

Pero también ha habido mucho cine, mucho agradecimiento y reconocimiento a un trabajo interminable que no parece ser nunca valorado. En las galas ha habido humor -bueno y malo-, espacio para reivindicar, para recordar y para homenajear. Quizás hay muchas cosas que mejorar, mucho que eliminar y mucho que añadir, pero son el mayor acercamiento del público con el gremio, la ventana a los galardones y el evento cinematográfico del año en España que resume la proyección en salas, el éxito y, muchas veces también, el fracaso. Desde la primera edición, el no a la guerra o el 'Resistiré' a viva voz en 2015, repasamos los mejores momentos de las galas de los Premios Goya. La próxima será la edición número treinta y cuatro y se celebrará en Málaga el 25 de enero.

Artículos recomendados

Alexandre Aja, de peor a mejor

Alexandre Aja, de peor a mejor

Comentarios

Noticias relacionadas