Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Sandra Bullock se pone seria

Jorge R. Tadeo Sábado 05 octubre 2013

A Sandra Bullock, discutida y discutible actriz norteamericana, cuya carrera está repleta de títulos mainstream entre lo prescindible y lo deficiente, hay que reconocerle un mérito indudable: haber sobrevivido en Hollywood al paso de los años y, al contrario de lo que sucede con otras actrices cuando cumplen los 40, haber logrado incluso un punto de inflexión en su carrera, que alcanza su cumbre a los 49 años con el estreno de la aclamada 'Gravity' en la que ella es protagonista absoluta. Todo ello, solo tres años después de ganar el Oscar a la mejor intérprete por 'The Blind Side'. Repasamos a continuación varios de los títulos más estimables de la carrera de la actriz.

Sandra Bullock se pone seria

Speed - 1994

Tras unas cuantas teleseries que pocos recuerdan , varias comedias románticas para olvidar y la floja cinta de ciencia-ficción 'Demolition man' (1993), Bullock salta al estrellato con su participación en la frenética 'Speed' de Jan de Bont. El entretenidísimo film que Homer Simpson rebautizaba como 'El autobús que no podía ir más despacio', alcanzó un rotundo éxito de público y dio a conocer a la actriz al gran público interpretando a una de las pasajeras del vehículo secuestrado, que se convertía en la heroína de la historia junto al policía que interpretaba Keanu Reeves, actor con el que se reencontraría años más tarde en la aceptable 'La casa del lago'.

Sandra Bullock se pone seria

Tiempo de matar - 1996

Joel Schumacher incluye a Bullock en el notable reparto de su exitoso thriller judicial 'Tiempo de matar', efectiva adaptación de la novela de John Grisham, que reflejaba la tensión racial que estalla en el sureño estado de Mississippi tras la violación de una niña. Junto con 'La red' que estrenaba el año anterior también con mucha notoriedad, supone uno de los pocos alejamientos de Bullock de la comedia y el melodrama romántico, géneros que explotaría en la segunda mitad de los noventa con irregulares resultados (desde la simpática 'Mientras dormías' a la ridícula 'Las fuerzas de la naturaleza').

Sandra Bullock se pone seria

Crash - 2004

Tras varios años entregada con contadas excepciones a olvidables comedias románticas y prescindibles melodramas, Sandra Bullock estrena 'Crash', el correcto aunque sobrevalorado fresco sobre el racismo de Paul Haggis, que se convierte en el inesperado éxito del año (Oscar incluído). Dentro de un interesante reparto coral, Bullock interpretaba a una acomodada habitante de Los Ángeles, cuyo latente racismo se despierta tras sufrir un asalto en la calle. Ni su personaje ni su interpretación serán lo más recordado del film, pero sirvió sin duda para poner de nuevo a la actriz en el punto de mira de directores con ambiciones más serias que las que ella venía mostrando al elegir sus proyectos.

Sandra Bullock se pone seria

Historia de un crimen - 2006

Una muestra de lo anteriormente comentado es su participación, interpretando a Harper Lee (la autora de 'Matar a un ruiseñor' y amiga cómplice del célebre Truman Capote), en la estupenda 'Historia de un crimen' de Douglas McGrath, película que merecía mayor atención, pero que fue en cierto modo eclipsada por el 'Capote' de Phillip Seymour Hoffman estrenado unos meses antes y que también trataba la génesis de la obra maestra del escritor ('A sangre fría'). De estreno tardío en nuestro país, es sin duda uno de los títulos que merece ser rescatado dentro la filmografía de Sandra Bullock.

Sandra Bullock se pone seria

The Blind Side (Un sueño posible) - 2009

...y llegó el Oscar. Otro éxito sorpresa, en este caso dentro de un género tan americano como el melodrama deportivo, convenientemente aderezado con tintes de bienintencionado drama social. 'The blind side', cuya inclusión entre las nominadas al Oscar de su año es sencillamente ridícula, es un entretenimiento de domingo por la tarde que funciona eficazmente cuando no se toma en serio y naufraga al querer bucear en el encuentro de clases sociales con un tufillo de condescendencia racial muy fuera de lugar. La actriz hace un convincente papel de madre coraje y aprovecha la escasez de papeles femeninos fuertes en Hollywood en 2009 para alzarse con una estatuilla, que parece premio excesivo para su discreta carrera hasta el momento (como ella misma reconoció). Por suerte, parece estar comenzando a redimirse y ya se sabe, nunca es tarde.

Artículos recomendados

'The Bling Ring': Las chicas de Coppola se van de compras

'The Bling Ring': Las chicas de Coppola se van de compras

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas