Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Mi amigo el gigante': La nostalgia de Spielberg

Miguel Ángel Pizarro Viernes 08 julio 2016

Roald Dahl dijo: "El que no cree en la magia nunca la encontrará". Poco tiempo ha tardado Steven Spielberg en volver a la dirección, menos de un año desde la magnífica 'El puente de los espías'. El realizador de 'La terminal' y 'Minority Report' vuelve a sus orígenes con 'Mi amigo el gigante', basada en la novela 'El gran gigante bonachón' del aclamado escritor británico Roald Dahl y que fue presentada fuera de concurso en la 69ª edición del Festival de Cannes.

Sofía es una niña huérfana que vive en Londres a inicios de los años 80. La señora Clonkers, la encargada de llevar el orfanato, es una mujer descuidada y maleducada, que trata mal a la pequeña Sofía. Un día, cuando está leyendo un libro a escondidas en la habitación que comparte con otros huérfanos, ve en la calle a un gigante. Al pillarle in fraganti, el gigante decide llevarse con él a Sofía, para que no le delate al resto de los humanos. De esta forma, la pequeña viajará hasta el País de los Gigantes, un mundo fantástico en el que viven los gigantes pero en el que Sofía deberá tener cuidado, ya que hay algunos que les encanta comer a humanos y son los más abusones. Hartos de estos desalmados, el Gigante Bonachón y Sofía irán en busca de ayuda y contará con el apoyo de la mismísima reina de Inglaterra para derrotar a los malvados gigante come-humanos.

Mi amigo el gigante

Spielberg se ha puesto nostálgico, 'Mi amigo el gigante' es una clásica fábula, con una ejecución que parece proveniente de otra época. La acción tarda en desarrollarse, dejando que el público conozca mejor cómo esa amistad empieza a trabarse. Hay ligeros coletazos de acción, sólo para estrechar más los lazos entre sus protagonistas. De esa forma, el realizador emula el espíritu de la mítica 'E.T., el extraterreste', enfocando la atención en el gigante y en la niña, dándole mayor empatía al bonachón.

En ese sentido, se ve la firma de Melissa Mathison, tristemente fallecida en noviembre de 2015 y ya se hizo cargo de libretos de películas tan emblemáticas como la ya nombrada 'E.T., el extraterrestre' o 'La llave mágica' y vuelve a demostrar su buena mano para este tipo de género. Además, esta propuesta tiene un mensaje a favor de la tolerancia, la autoaceptación y la lucha contra el bullying, elementos educativos propios del cine familiar y que se saben llevar a la gran pantalla.

La captura por movimiento permite que Mark Rylance se luzca como ese gigante bonachón y que dé esos matices en los que se puede entrever lo que llega a sufrir en su propio mundo. Junto a Rylance la debutante Ruby Barnhill, que tiene un personaje semejante al de Alicia en el clásico de Lewis Carroll. Están también unos correctos Rebecca Hall, Rafe Spall y Penelope Wilton.

Mi amigo el gigante

Le falta la chispa de 'E.T.'

Sin embargo, también es verdad que esta propuesta es más distante y fría de lo que han sido otras propuestas del realizador como la ya citada 'E.T., el extraterrestre' o 'Las aventuras de Tintin'. La trama tarda en desarrollarse, eso provocará que cierto público no llegue a conectar del todo y la joven Sofía no logra transmitir la misma chispa que su partenaire. Eso provoca que, si bien es una buena película, no sea redonda.

Pese a no estar a la altura de otras cintas firmadas por Steven Spielberg, lo cierto es que 'Mi amigo el gigante' es una digna película, ideal para todos los públicos y se sabrá disfrutar si se le da tiempo. Con unos efectos visuales magistrales, es un cuento clásico con un toque moderno, propio del sello Spielberg.

Nota: 7/10

Lo mejor: Los efectos visuales y un magnífico Mark Rylance.

Lo peor: Es fría y distante, cuesta mucho empatizar con ella.

Artículos recomendados

Crítica de 'El verano de Sangaile'

'El verano de Sangaile': Postal de un amor adolescente

Comentarios

Noticias relacionadas