Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'El increíble finde menguante': Ciencia ficción para retratar la angustia generacional

José Asensio Viernes 10 mayo 2019

Curtido en el cortometraje, Jon Mikel Caballero debuta con 'El increíble finde menguante'. Filme realizado con pocos recursos económicos pero que expone el fructífero nuevo talento, ingenio e ideas del cine español más periférico e independiente. Un retrato naturalista que utiliza la ciencia ficción y el bucle temporal en el que se ve atrapada su protagonista durante un fin de semana en una casa rural junto a sus amigos para tejer un retrato sobre la angustia vital de la joven generación actual.

 El increíble finde menguante 1

Alba (estupenda Iria del Río) acaba de cumplir 30 años y busca celebrarlo en una casa rural durante un fin de semana junto a sus amigos. Sus ganas de fiestas se van al lastre cuando su novio la deja y sus amigos tienen unas proyecciones de futuro que les alejan de ella. El día después ve que el tiempo se para y despierta justo en la furgoneta rumbo a la casa rural. Alba se encuentra atrapada en un bucle temporal del que cada vez que despierta tiene una hora menos para solucionar el misterio.

Desde un elemento típico y muy utilizado en el cine actual como son los viajes en el tiempo (y en particular los bucles temporales) Caballero entreteje una obra modesta en su producción pero muy ingeniosa y original en sus intenciones que recuerda en cómo presenta los elementos del cine de género para tejer un retrato de la juventud y la angustia sin rumbo que viven en la actualidad a la muy estimable 'Berserker' de Pablo Hernando, allí desde el prisma de la novela negra.

El bucle anímico

 El increíble finde menguante 2019

Caballero presenta un tono naturalista y liviano en el que el bellísimo uso que hace del encuadre va generando angustia al espectador y ofrece urgencia narrativa a que Alba desvele la verdad que la haga salir de ese bucle y continuar su vida. Un juego en el que desvela si se trata de dar un paso más en la relación con su novio, en la de sus amigos o si tiene que ver con su padre (Luis Tosar vía telefónica) o algo del pasado que ella esconde o no puede encontrar.

Ello sirve como viaje físico y emocional para exponer el bucle que Alba vive al no avanzar en su vida por miedo a no alcanzar las expectativas sobre ella y una sociedad caprichosa e inestable en lo laboral que deja poso en el sentimiento de frustración que la generación de la protagonista siente en estos tiempos.

Nota: 7

Lo mejor: Su uso del género para hablar de las ansiedades de una generación.

Lo peor: Pasará desapercibida en cines.

Artículos recomendados

Crítica de 'Vivir deprisa, amar despacio'

'Vivir deprisa, amar despacio': La mirada gay en tres generaciones

Comentarios

Noticias relacionadas