Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'El jardín secreto': Barroca adaptación

Miguel Ángel Pizarro Viernes 14 agosto 2020

Sin duda alguna, 'El jardín secreto' (1911) es una de las novelas clásicas para niños del siglo XX. Escrita por Frances Hodgson Burnett, autora también de 'La princesita' (1905), sus adaptaciones al cine y la televisión han sido muchas y de muy distinta calidad. Con el máximo referente en la versión cinematográfica que dirigió Agnieszka Holland en 1993, que obtuvo una nominación al BAFTA, llega ahora una nueva versión, esta vez dirigida por Marc Munden y con el objetivo de actualizar el mensaje de la obra original.

El jardín secreto

El resultado de 'El jardín secreto' (2020) puede decirse que es muy irregular. Jack Thorne, guionista de la cinta, opta por cambiar la época de la historia, pasando de estar ambientada a inicios del siglo XX a los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Mientras que en la novela los protagonistas resultaban, al inicio, tremendamente antipáticos y poco a poco va explicándose el motivo de esa hostilidad, en esta versión se intenta crear algo de empatía al comienzo de la trama, lo que ya provoca sensaciones encontradas.

Pero ese no es el principal error de esta versión, sino el querer explicar todos los puntos oscuros de la historia, dejando poco margen de maniobra al público, al que le dan todos los conflictos dramáticos masticados. Es más, se busca evitar que los actos egoístas de los personajes no tengan una justificación de por medio, como si no quisiese mostrar a la audiencia infantil que el ser humano puede ser egocéntrico porque sí, sin ningún motivo triste detrás. Tampoco ayuda que, en ese afán, acaben construyéndose personajes tremendamente planos.

El jardín secreto

Una fallida actualización del clásico de Burnett

Munden y Thorne se toman demasiadas licencias creativas, como el modificar el motivo del duelo del dueño de la mansión, interpretado correctamente por Colin Firth. Incluso los personajes antagónicos, como el caso del ama de llaves interpretada por Julie Walters, esté más próxima a la mirada férrea pero responsable de la señorita Rottenmeier que plasmó Isao Takahata en la mítica 'Heidi' (1974) que el duro enfoque que plasmó Burnett en su obra (algo que en otro contexto realzaría al personaje, pero no en este caso). Por otro lado, está un diseño de producción sobrecargado que busca subrayar el poder del jardín, cuando originalmente esa fuerza no necesitaba tanta floritura, al decantarse por destacar que ese poder venía del propio deseo de la persona, no de un elemento casi sobrenatural.

Munden y Thorne no logran justificar acertadamente la necesidad de actualizar este magnífico clásico de la literatura infantil, con una versión demasiado plomiza, que no sabe abordar la carga dramática de la novela original y que utiliza de manera desmedida los flashbacks, subrayando demasiado los tormentos de unos personajes cuya historia era mucho más profunda de lo que esta versión retrata. Afortunadamente existe la versión de Agnieszka Holland, como también la televisiva de Alan Grint de 1985 o la clásica de Fred M. Wilcox de 1949, que le dan unas cuantas vueltas a esta adaptación moderna, que no consigue hacer justicia a la novela de Burnett.

Nota: 5

Lo mejor: La banda sonora de Dario Marianelli.

Lo peor: Sus personajes planos y un diseño de producción sobrecargado.

Artículos recomendados

Crítica de 'Little Monsters'

'Little Monsters': La granja infantil de los muertos vivientes

Comentarios

Noticias relacionadas