Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

La demanda de Scarlett Johansson contra Disney explicada y por qué puede ser muy importante para el Hollywood post-pandemia

Jesús Agudo 01 agosto 2021

El pasado jueves 29 de agosto estalló una enorme tormenta en Hollywood. Scarlett Johansson, que había mantenido durante años una relación exitosa y fructífera con The Walt Disney Company, anunciaba a través de sus abogados que interponía una demanda contra el estudio por haber incumplido su contrato estrenando 'Viuda Negra' el mismo día en cines y en Disney+. Esta demanda es un ejemplo más de lo mucho y muy rápido que están cambiando las cosas en la industria por la llegada de las plataformas de streaming, y de hecho podría suponer un cambio muy importante, y para algunas partes necesario, para que los nuevos modelos de distribución sean más justos. Vamos a intentar explicarlo.

Scarlett Johansson en una premiere de 'Vengadores: Endgame'

Cuando una gran estrella de la talla de Scarlett Johansson firma un contrato con una distribuidora, a mayores del salario que cobra por hacer la película se estipulan una serie de bonificaciones que dependerán del éxito de la película. Se entiende que un porcentaje de las entradas vendidas corresponde a ese poder que ciertos actores y actrices tienen de atraer al público solo por aparecer en la cinta, así que el contrato alberga un extra por parte de las ganancias de la taquilla. Esto era muy fácil de entender y de medir con el viejo sistema de ventanas de distribución por el que los cines tenían una exclusividad de varios meses hasta que la película podía dar el salto al formato doméstico y más tarde a televisión. La llegada de las plataformas de streaming al principio solo sumaba una ventana más pero los cines mantenían su exclusividad.

Sin embargo, llegó la pandemia, y con los cines cerrados las majors empezaron a buscar soluciones para seguir lanzando algunas películas y poder sacar algo de beneficio en un 2020 que se antojaba apocalíptico. Universal puso algunos de sus títulos directamente en alquiler, enfadando a los exhibidores al principio, hasta que luego llegaron a un acuerdo con ellos para acortar el periodo de exclusividad pero mantenerlo. Paramount o Sony decidieron vender directamente los derechos de distribución a plataformas como Netflix. Disney ya había lanzado su propia plataforma de streaming y empezó a estrenar algunas de sus películas pospuestas por dos vías dentro de Disney+: o dentro de la suscripción como le pasó a 'Soul' o cobrando un extra, el Acceso Premium, como 'Mulan'. Todo esto parecía una solución temporal porque no se podía hacer otra cosa.

Pero llegó 2021. Poco a poco los cines empezaban a abrir de nuevo y, claro, necesitan películas fuertes para impulsar el regreso del público. Pero la situación incierta continuaba, el coronavirus no se había marchado (ni mucho menos) y los datos de taquilla en los mercados donde ya habían podido reabrir no estaban siendo para echar cohetes. Con la pandemia los grandes estudios se habían lanzado a toda carrera a aprovechar que el streaming estaba salvando la industria del entretenimiento. Y esas plataformas tienen que ofrecer algo para mantener a los suscriptores. WarnerMedia, por ejemplo, optó por anunciar que todas las películas de Warner Bros. de 2021 se estrenarían a la vez en cines y en HBO Max sin coste adicional. Con ellos empezaron los cabreos. ¿Cómo iba a afectar una medida así a la taquilla de una película? Los estudios lo estaban vendiendo como una forma de "dar a elegir al espectador cómo ver la película", pero para ellos es un win-win porque se van a seguir llevando su porcentaje de la taquilla y los suscriptores que ganen gracias a esta medida. Esta segunda cantidad, además, sin ningún tipo de intermediario. En el caso del Acceso Premium de Disney+, que por ejemplo anunciaron que había recaudado con 'Viuda Negra' 60 millones de dólares en su primer fin de semana gracias al streaming, esa es una cantidad que se lleva Disney prácticamente entera. Pero los contratos del equipo creativo todavía no contemplan bonificaciones por streaming. Una cifra menor de taquilla, fruto de estar disponible también en VOD, y fruto de que si está en VOD por desgracia también lo estará en webs piratas, supone una bonificación menor para ellos.

Aquí entra la demanda de Scarlett Johansson. En el texto presentado en el juzgado se lee que Disney prometió a la actriz un "estreno amplio en cines", que suele significar unas 1.500 pantallas en su primer fin de semana, y que el equipo de Johansson argumenta que viene implícito que sería un estreno exclusivo en cines. También cuentan con un correo electrónico de 2019 en el que Dave Galluzzi, de jefe consultivo de Marvel Studios, prometía un estreno tradicional y que si Disney fuera a cambiar de planes "necesitarían discutir" los nuevos términos del contrato, cosa que la actriz dice que no hicieron. Estiman que Johansson habría perdido unos 50 millones de dólares de bonificación mientras que Disney habría ganado mucho dinero y suscriptores, que también traen dinero, al utilizar una película tan esperada y exitosa como 'Viuda Negra' como reclamo para su plataforma, a pesar de que sabían que iba a herir la recaudación en cines. En definitiva, habían usado a Scarlett Johansson para vender su plataforma de streaming pero ella no había visto un centavo por ello.

Esta demanda ha sido recibida por el sector creativo de Hollywood con gran apoyo porque creen que ya es necesaria una conversación sobre cómo ha cambiado el streaming las condiciones salariales y las bonificaciones. La pandemia ha acelerado el crecimiento del sector de video bajo demanda pero muchas distribuidoras mantienen el sistema de bonificaciones clásico, solo centrándose en la taquilla cuando puede que a partir de ahora, por mucho que volvamos a la normalidad, pelee cara a cara con el streaming por ser la principal fuente de ingresos de una película. Los expertos señalan que Scarlett Johansson y su equipo han hecho tan pública esta demanda para que se sepa que esta conversación está ahí y que hay que tenerla cuanto antes, ya sea por las malas a través de demandas o por las buenas en la mesa de negociación.

La vía de la negociación

WarnerMedia, por ejemplo, cuando vieron que personas como Denis Villeneuve, director de 'Dune', o Gal Gadot, protagonista de 'Wonder Woman 1984', no estaban contentos con el anuncio del estreno simultáneo de sus películas se sentaron a negociar con ellos y pagaron unos 250 millones de dólares en compensaciones por la taquilla que las películas no iban a hacer en la "nueva normalidad" de la industria. Este sistema de compensación es el que usan los nuevos agentes de la industria, plataformas de streaming que no vienen asociadas a un estudio de Hollywood o conglomerado audiovisual, como Netflix. La plataforma consigue fichar a grandes estrellas ofreciéndoles jugosos salarios que ya vienen acompañados por extras por el dinero que no van a conseguir al no llegar las películas a los cines. Las distribuidoras clásicas, de momento, no han hecho ningún cambio en estas medidas, ya sea porque acaban de llegar al mundo del streaming o, simplemente, porque les compensa más el modelo antiguo.

Scarlett Johansson en 'Viuda Negra'

Pero era cuestión de tiempo que los actores y directores empezaran a quejarse de que los estudios estaban haciéndose los remolones respecto a actualizar las reglas para que todos cobren lo que les corresponde. Se dice que varios actores están sopesando seguir los pasos de Scarlett Johansson, y los que no tienen el "star power" de la actriz (y que cobran bastante menos que ella) agradecen enormemente que esté yendo públicamente con esto porque podría suponer un cambio beneficioso para todos. De hecho, hay quienes creen que el equipo de la actriz ha querido ir tan públicamente con este tema precisamente para ganar apoyos en la industria y en la opinión pública y acabar obligando a que Disney tenga que enseñar los libros de cuentas ante un juez. Johansson está en el momento adecuado para lanzar este órdago porque su relación con Marvel terminaba con 'Viuda Negra' y aunque tenía proyectos con Disney (una película inspirada en la atracción de la Torre del Terror como productora y quizás protagonista), su fama le asegura que continuará recibiendo ofertas de cualquier otro estudio si la relación con la casa del ratón se complica.

El respaldo de más miembros de la industria sería especialmente importante en este caso porque hay quienes dicen, como recoge el Hollywood Reporter, que la demanda en sí es bastante frágil, ya que se basa en que se entienda que Disney estaba prometiendo un estreno exclusivo en cines cuando la palabra exclusivo no figura en ningún momento, y que al haber sido firmado antes de 2020 tiene en cuenta un mercado tradicional y no lo que nos dejó la pandemia. Pero Disney podría salir con la defensa de que la pandemia es una situación excepcional, que esperaron un año para estrenar la película "en la mejor situación posible", teniendo en cuenta que forma parte del complejo calendario de estrenos de películas y series del UCM, y que efectivamente hicieron un estreno de grandes proporciones que fue exitoso, aunque solo en su primera semana. En su comunicado de respuesta a la demanda, The Walt Disney Company asegura que Johansson ya recibió "una compensación a mayores de los 20 millones de dólares" que cobró por la película. De ser cierto, la queja de la actriz se tambalea.

Pero al menos ha conseguido que la conversación ya esté ahí fuera y podría cambiar muchas cosas en la industria si más voces de peso se suman a la de Scarlett Johansson. El caso de 'Viuda Negra' es paradigmático de por sí. ¿Habría hecho un gran dato de taquilla si se hubiera estrenado solo en cines en marzo de 2020 cuando los fans conocían el destino del personaje por 'Vengadores: Endgame'? ¿Cuántos suscriptores habrá atraído su estreno simultáneo? ¿Cuánta culpa del pinchazo tendrán la piratería o las críticas tibias? La pandemia ha convertido la irrupción del streaming en un tren a toda velocidad que ha puesto todo el sector patas arriba. Puede que 'Viuda Negra' no sea el mejor de los ejemplos, pero si sirve para que todos los implicados en esta industria reciban lo que merecen, bienvenido sea. Pero este drama no ha hecho más que empezar.

Artículos recomendados

Muere Jay Pickett ('Hospital General') mientras rodaba una escena a caballo

Muere Jay Pickett ('Hospital General') mientras rodaba una escena montando a caballo

Comentarios

Noticias relacionadas