Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Louis-Julien Petit ('La brigada de la cocina'): "Es esencial que haya compromiso social en el cine"

Miguel Ángel Pizarro 19 junio 2022

El francés Louis-Julien Petit se pasa a los fogones con 'La brigada de la cocina'. Tras mostrar la realidad de las trabajadoras sociales que ayudan a mujeres en riesgo de exclusión social en 'Las invisibles', ahora el cineasta aborda la realidad de los menores inmigrantes no acompañados, más conocidos por las siglas MENA. Un filme con el que busca "crear conciencia social a través del cine" y mostrar cómo la industria audiovisual "puede impulsar cambios", tanto en el público como en el sistema.

La brigada de la cocina

El filme muestra cómo Cathy, interpretada por Audrey Lamy, se ve obligada a reinventarse después de renunciar a su trabajo en un importante restaurante de la ciudad, tras un tenso conflicto con la nueva propietaria. Esto es un imprevisto en su sueño de montar su propio local gourmet. De ahí, que se vea obligada a aceptar una oferta laboral en un centro que acoge a menores inmigrantes no acompañados. La mujer irá introduciendo, poco a poco, su pasión por el arte culinario en los jóvenes, quienes verán una oportunidad para integrarse y encontrar un oficio.

"Después de dirigir 'Las invisibles', quise seguir abordando una cuestión esencial en materia social, que es la integración. En ese proceso, Liza Benguigui, mi productora, me presentó a la guionista y documentalista Sophie Bensadoun, quien me invitó a conocer a Catherine Grosjean, quien es profesora de cocina en una clase del CAP [Certificado de Actitud Profesional, diploma para jóvenes aprendices de diversos oficios, semejante a la Formación Profesional del sistema educativo español] que acoge a menores migrantes. Fue ella la que me hizo ver cómo debía abordar la película", señala Petit en una entrevista para eCartelera dentro del evento Francia está en pantalla, organizado por Unifrance en colaboración con el Instituto Francés de Madrid, que tuvo lugar entre los días 9 y 12 de junio, con el objetivo de impulsar la asistencia de público a producciones audiovisuales de factura francesa.

El cine como "acto de militancia y disidencia"

"Era esencial que el filme tuviera un carácter luminoso, un espíritu optimista. Era importante ofrecer esperanza a esos menores, que provienen de realidades hostiles y difíciles. Era esencial que el personaje de la profesora de cocina fuese colorido, que fuese un referente", explica Petit, quien siempre ha buscado poner frente al espejo las costuras del sistema material social para incentivar cambios. "Tras estrenar 'Discount', logramos que se cambiase la regulación relacionada con los alimentos que se desperdician debido a su fecha de caducidad. Para mí, el cine debe ser también un motor de cambio social", explica el cineasta, quien cree que su cine es un "acto de militancia y disidencia" política.

La brigada de la cocina

De ahí, que Petit vea que sea esencial crear películas con fuerte contenido social pero pensadas también para el gran público, encontrando ese equilibrio entre cine comercial y de autor, que permite transmitir a más personas el mensaje de integración que tiene la cinta. "Pensé que Cathy Marie era la columna ideal para vertebrar que el público conecte con la historia de los menores. Al inicio, ella está a disgusto por pasar de trabajar en un restaurante de fama mundial a un centro de acogida, pero, poco a poco, irá conectando con los adolescentes, va conociendo sus realidades, desde cómo llegaron a Francia a sus esfuerzos por integrarse en la sociedad, sin olvidar que está siempre la amenaza de expulsión. Ese mismo proceso lo van viviendo los espectadores con ella", argumenta el cineasta.

Petit busca así romper prejuicios sobre la situación de los menores no acompañados. Aunque el cineasta retrata la realidad de los jóvenes en el sistema francés, es consciente que el nivel de prejuicios que existe alrededor de los adolescentes es mayor en España. "Creo que en España es mucho mayor, debido a la procedencia de los menores", destaca, pues la mayoría de los jóvenes proceden de países de África, siendo una situación en la que Francia tiene más experiencia, respecto a la acogida de inmigrantes procedentes tanto del Magreb como del África subsahariana.

Una oportunidad para jóvenes con talento

El director combina la aparición de actores profesional, al estar protagonizada la cinta por Audrey Lamy y François Cluzet, con intérpretes que no lo son, como es el caso de los jóvenes protagonistas que encarnan al grupo de menores que busca encontrar un oficio a través de la cocina. "Llegamos a tener 150 candidatos, tras una selección inicial. Organizamos talleres de teatro, en los que ensayábamos una escena: en la que Cathy les hace cortar en brunoise las chalotas. A partir de ahí, vi cómo eran, cómo reaccionaban. Entonces, de ahí, elegí a 40 jóvenes", explica Petit, quien quiso contar también con los candidatos descartados.

La brigada de la cocina

"Les ofrecimos a los que no habían sido seleccionados hacer de extras si querían. No les di el guion, solo les di las líneas principales de la historia. La idea era mantener su sinceridad y cómo descubrían la cocina a través de Cathy. Audrey fue muy generosa, les ayudó a todos en cada escena", señala el director, quien decidió rodar la cinta de manera cronológica, algo poco habitual en la industria. "Así era posible permitir a los jóvenes avanzar en la historia y que ellos mismos desarrollasen sus personajes", expone.

"Hay preocupación" por el sistema de financiación francés

La industria cinematográfica vive una terrible crisis económica desde el estallido de la pandemia del COVID-19. Si bien, es verdad que la situación del sector en Francia está mejor respecto a otros mercados europeos como Italia o España (donde la asistencia ha descendido un 75% y un 60%, respectivamente, en comparación a 2019), en ambos la situación es considerada crítica, eso no resta que la asistencia a salas en el país galo haya descendido un 55% respecto a 2019 (último año precovid) y que el CNC (Centro Nacional del Cine y la Imagen Animada) haya dado la voz de alarma por el riesgo que corre el sistema de financiación del séptimo arte en Francia, en el que las plataformas no forman parte de manera estricta.

La brigada de la cocina

"Claro que hay preocupación. Dependemos bastante de la venta de entradas y los meses en los que hemos estado cerrados, no se ha ingresado nada", señala Petit, quien, a pesar de ello, ve que el público aún responde a títulos que no son los clásicos blockbusters de Hollywood. "Un ejemplo es mi propia película, que ha tenido buena recepción entre el público. Demuestra que hay espectadores para otro tipo de propuestas y me quedo con eso, que sigue habiendo respuesta para otro tipo de cine", concluye el realizador.

Dirigida por Louis-Julien Petit, quien firma el guion junto con Liza Benguigui, Sophie Bensadouin y Thomas Pujol, 'La brigada de la cocina' está protagonizada por Audrey Lamy, François Cluzet, Chantal Neuwirth, Fatou Guinea, Yannick Kalombo, Mamadou Koita, Alpha Barry, Yadaf Awel y Aiham Deeb. Producida por Liza Benguigui, la película está disponible en cines desde el 17 de junio, de la mano de Caramel Films.

Artículos recomendados

10 curiosidades de 'Mi chica'

Cuando casi la protagoniza Elijah Wood y otras 9 curiosidades de 'Mi chica'

Comentarios

Noticias relacionadas