Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Leticia Dolera explica en un comunicado la polémica decisión de prescindir de Aina Clotet en 'Déjate Llevar'

Pedro González Miércoles 05 diciembre 2018

La polémica sobre la serie 'Déjate llevar' suma un capítulo más. Dos semanas después del comunicado de la actriz Aina Clotet, Leticia Dolera ha roto su silencio. La creadora y directora de 'Déjate llevar, una de las última producciones de Movistar+, decidió prescindir de Clotet para uno de los personajes protagonistas de la serie debido a su embarazo. El 14 de noviembre, Dolera defendió esta decisión alegando que en la serie "hay diferentes escenas de sexo que no podían encajar con una persona que, al inicio de la grabación de la serie, estaría embarazada de cuatro o seis meses". Una semana después, el 20 de noviembre, Aina Clotet decidió dar a conocer su punto de vista con un comunicado. La actriz aseguró que comenzaría el rodaje de "tres meses y medio" y que supuso que "con una planificación adaptada, podría rodar mis escenas antes de que el embarazo fuese perceptible". "Asumí que la producción de una serie marcadamente feminista y que plantea la dificultad de ser mujer y madre en esta sociedad, consideraría todas las opciones para no excluirme por estar embarazada", expresaba Clotet. Ahora, Dolera ha decidido dar explicaciones en una carta extensa y detallada.

 'Déjate llevar'

La actriz y directora de 'Déjate llevar' ha justificado su silencio porque se "encontraba en la recta final del rodaje y porque han sido días duros para mí y para mi familia": "Se han dicho muchas cosas sobre mí, pero me ha dolido especialmente ver cómo se usaba esta situación para intentar desacreditar el movimiento feminista". Dolera narra cómo Clotet les comunicó su embarazo "cuando todavía no le habíamos pasado los guiones ni habíamos hecho ningún ensayo [...] A los dos días la llamé para decirle que, pese a que veía muy difícil que pudiera encarnar el personaje de Cristina estando embarazada de cuatro, cinco y seis meses durante el rodaje, íbamos a dar todos los pasos para valorar en profundidad si podíamos adaptarlo todo a su nueva situación".

Uno de los grandes problemas a los que alude Dolera es la póliza de seguros: "El productor le comunicó el problema que estaba teniendo con el seguro y la falta de cobertura que esto suponía cuando se trataba de actrices protagonistas embarazadas". Y afirma que se plantearon "aunar fuerzas para denunciarlo, pues nos parecía y nos sigue pareciendo, una discriminación". La autora lamenta "nuestra falta de entendimiento durante todo el proceso y no haber sabido acompañar mejor a Aina como ella necesitaba, nos haya llevado a esta situación de tensión y exposición pública", y explica minuciosamente en seis puntos las "razones por las cuales, aunque nos doliera, Aina no podía encarnar al personaje":

Primero, el personaje: "Un embarazo era algo totalmente opuesto al personaje de Cristina", ya que éste "toma la píldora anticonceptiva porque no quiere quedarse embarazada [...] reconecta con su sexualidad y su cuerpo [...] Tiene varias escenas de sexo y muestra su cuerpo desnudo en varias ocasiones". Dolera defiende que "con el cuerpo también construimos nuestros personajes", y la utilización de una doble de cuerpo no resultaba factible debido al "estilo visual y narrativo de la serie, cámara en mano y buscando el realismo".

En el tercer punto, Dolera explica la imposibilidad de crear un "plan de rodaje alternativo", ya que la serie "se rueda en 62 localizaciones naturales, con 94 actrices y actores": "Adaptar, mover y encajar el plan de rodaje a las escenas de una actriz no era factible", porque "malograba el trabajo ya realizado por el equipo de arte y producción" e "implicaba la no contratación de 4 actores ya confirmados". Además, "retrasar o adelantar el rodaje [...] implicaba que más de cien personas perdieran su empleo".

En el quinto punto, Dolera señala que desde la producción se le ofreció a Clotet un "personaje capitular, una aparición corta con algunas secuencias que prefirió no hacer, cosa que entendí perfectamente". Y confirma que el personaje de la propia Dolera "vive un embarazo durante la serie" pero "nunca se abrió casting para ese papel": "Es un personaje que escribí durante más de tres años pensando en mí. Toca temas que me afectan directamente a mí a nivel emocional. Y como autora quería expresar a través de este personaje mis propios miedos, inquietudes y defectos". La actriz y creadora de 'Déjate Llevar' defiende que "tampoco hubiera sido factible que lo hiciera Aina" ya que "los personajes no son intercambiables".

El sexto y último punto de la carta habla sobre "la imposibilidad de hacer FX". Aina Clotet les propuso invertir su sueldo para costear los gastos que post-producción para borrar su barriga en planos cortos. Dolera afirma que "eso no solucionaba todos los contratiempos explicados anteriormente" y que "dejando de lado que el coste no se cubriría ni de lejos con el sueldo de Aina y que esta no es una gran producción, la productora no se lo planteó porque lo parecía ético (ni legal)".

El gran error que reconoce Dolera fue de "comunicación", al no comunicarle debidamente a Aina Clotet que se había activado un proceso paralelo de casting para el personaje: "Se le iba a comunicar enseguida, pero una tercera persona se nos adelantó [...] Tanto yo como el productor de la serie le pedimos disculpas en su momento, por teléfono y en persona. Aprovecho para volver a hacerlo, esta vez públicamente".

Necesaria reflexión

La actriz defiende que en la producción de 'Déjate Llevar' "se han tomado muchas decisiones feministas", poniendo como ejemplo que "ha habido cinco mujeres embarazadas. Dos de ellas actrices que aparecen en la serie embarazadas de cinco y ocho meses. Otras dos de las cinco mujeres fueron contratadas estando su embarazo ya avanzado, sabiendo que tendría a su bebé en mitad de la producción y asumiendo la contratación de otras dos personas para sustituirlas. El sobrecoste que ello implica no fue un problema [...] y cuando alguna de ellas lo necesitó puntualmente, cambiamos horarios y nos adaptamos. No pretendo mostrar esto como un acto heroico, lo vivimos en su día con absoluta normalidad, pero lamentablemente no sucede así siempre".

"En este equipo, donde somos una gran mayoría de mujeres, tenemos claro que no se puede discriminar a ninguna mujer por una cuestión de género y/o embarazo. En España se producen muchos despidos por este motivo y es una injusticia social muy grave", reivindica Dolera, que aprovecha para plantear todo este asunto como "una oportunidad para hacer una reflexión colectiva, constructiva, rigurosa y valiente entre profesionales del sector sobre cómo la maternidad afecta a todas las mujeres de la industria".

Artículos recomendados

La Cruella de Vil punk ochentera de Emma Stone encuentra director

La Cruella de Vil punk ochentera de Emma Stone encuentra director

Comentarios

Noticias relacionadas