Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Maricón perdido', la autoficción de Bob Pop que continúa una tradición llena de joyas

Javi P. Martín Viernes 18 junio 2021

Cuando Bob Pop contó en 2019 que padece de esclerosis múltiple ante el público de 'Late Motiv' no estaba solo: a su lado se sentaba Pedro Almodóvar, presentando 'Dolor y gloria'. En la película más confesional y reveladora de su filmografía, el manchego explicaba todas las dolencias que le acompañan en su día a día. Ese ejercicio de autoficción conmovió a Bob Pop, y le dio fuerzas para hablar en público de su propia enfermedad. Dos años después es él quien está presentando su propia confesión: 'Maricón perdido', una serie que llega a TNT el próximo 18 de junio.

'Maricón perdido'

Creada y escrita por él mismo, 'Maricón perdido' cuenta la infancia, la juventud y la madurez de un chico de pueblo homosexual que se va a estudiar a la gran ciudad y se acaba encontrando a sí mismo. El chico empieza siendo Roberto Enríquez, pero acabará adoptando otro nombre. Ya sabéis cuál. "El protagonista es un maricón, que soy yo, y que está perdido", ha explicado para quien aún tuviera dudas.

Este tipo de series han ido multiplicándose durante la última década, elevando a su máxima potencia uno de los principios más universales de la escritura: "habla sobre lo que conoces". Larry David lo ha hecho en su serie para HBO 'Curb Your Enthusiasm', también Louis C.K. en 'Louie', y los herederos españoles de ambos: '¿Qué fue de Jorge Sanz?', de David Trueba, e Ignatius Farray en 'El fin de la comedia'. Todos ellos, la mayoría cómicos como Bob Pop (en una de sus muchas facetas), han reinterpretado sus vivencias en la pantalla; son creadores, escritores, actores, a veces incluso directores, jugando como Almodóvar a emborronar los límites entre ficción y realidad, entre memoria y relato.

También hay, por suerte, mujeres que practican la autoficción televisiva. Pamela Adlon lo hace en 'Better Things', una de las mejores series de los últimos años, precisamente impulsada y co-creada por Louis C.K. Las jóvenes Ilana Glazer y Abbi Jacobson crearon 'Broad City', una reconstrucción de sus vidas como dos amigas treintañeras solteras en la Gran Manzana que poco tiene que ver con lo que contaba 'Sexo en Nueva York'. Precisamente en esa ciudad ocurría 'Girls' de Lena Dunham, otro tipo de autoficción aún más libre, que también han practicado Michaela Coel en 'Podría destruirte' y en España Leticia Dolera, con 'Vida perfecta': autoras que no plasman literalmente sus vidas en el papel pero sí parecen estar desordenando las piezas del puzzle, pintando una imagen distinta con la misma paleta de colores.

Incluso hay algo de autoficción en 'Veneno': aunque la escriben los Javis, la figura de Valeria Vegas, autora de la biografía en la que se basa la serie y supervisora de los guiones, es trasladada a la pantalla por medio del personaje de Lola Rodríguez.

'Maricón perdido'

La serie de Calvo y Ambrossi es un precedente muy claro para 'Maricón perdido', por su valor como testimonio LGTB de la España reciente, pero hay otro aún más cercano: 'Mira lo que has hecho'. Otra autoficción, esta de Berto Romero, en la que el propio Bob Pop tuvo algo que ver: él leyó los guiones y ayudó a su amigo a superar el miedo a la exposición pública. "Berto, una vez que escribes algo, deja de ser tuyo, y la línea entre realidad y ficción cuando estás creando algo es muy fina, con lo cual no tengas miedo a exponerte porque nadie sabe cuánto hay de verdad y de ficción", le dijo. Curiosamente, el propio Bob Pop acabaría escribiendo una serie sobre su vida y necesitando oír el mismo consejo de la boca de su amigo.

Nadie sabe cuánto hay de verdad y de ficción, pero en 'Maricón perdido' hay muchas personas y situaciones reales. La madre, interpretada por Candela Peña, está obsesionada con visitar pisos piloto: verdad. El abuelo, al que da vida Miguel Rellán, intuye la sexualidad de su nieto y le recomienda libros acordes a su sensibilidad: verdad. En un momento el joven Roberto es violado en el parque del Retiro mientras hace cruising: verdad. Los recuerdos más dolorosos se van sucediendo en un relato que rebosa honestidad y sin una pizca de pudor, un proceso que Bob ha calificado como curativo.

Autoficción y autoconstrucción

'Maricón perdido'

Tiene sentido que Bob Pop se lanzara a contar su experiencia con la esclerosis múltiple a partir de ver 'Dolor y gloria': como se ve en 'Maricón perdido', una buena parte de su vida la ha vivido a través de los libros que leía, la música que escuchaba, las películas que veía. "Tenemos biografía, pero también tenemos bibliografía", ha dicho en una entrevista sobre la serie. "Es en cierto modo una carpeta escolar, con las pegatinas y fotos de la gente que te explica quién soy", aseguraba en otra. 'Maricón perdido', como toda autoficción, también es autoconstrucción: un autorretrato hecho a base del collage de todo lo que ha formado a Bob Pop, y con lo que está en deuda. Esta serie salda esa deuda, pero crea otras: ahora él es el referente y no el referido; es la inspiración para otros maricones perdidos que, quizá, cuenten como él sus propias historias en el futuro.

Los tres primeros capítulos se emitirán en TNT el 18 de junio a partir de las 22:00 y los tres restantes, que completan la temporada, el 25 de junio. Alejandro Marín ('La filla d'algú') es el director y el reparto lo lideran Gabriel Sánchez y Carlos González, que interpretan a Bob Pop en el pasado. Candela Peña, Alba Flores, Miguel Rellán y Carlos Bardem completan un reparto en el que también está el propio Bob Pop.

Artículos recomendados

Crítica de 'El inglés que cogió la maleta y se fue al fin del mundo'

'El inglés que cogió la maleta y se fue al fin del mundo': La última parada

Comentarios

Noticias relacionadas