Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Monster Hunter' sabe lo que quieres y te lo da, pero no es suficiente

Pedro J. García Viernes 26 marzo 2021

Paul W.S. Anderson y Milla Jovovich mantienen una fructífera relación delante y detrás de las cámaras desde que filmaron la primera entrega de 'Resident Evil' hace ya casi 20 años. La popular saga de acción y terror llegó a sumar seis entregas cinematográficas y acumuló un total de 1.200 millones de dólares recaudados, lo que la convierte en la franquicia basada en un videojuego más taquillera de la historia.

Milla Jovovich

Con este éxito a sus espaldas, es lógico que Anderson haya hecho caso omiso a la supuesta maldición de las adaptaciones de videojuegos y se haya aventurado a trasladar otro famoso juego de Capcom a la gran pantalla. 'Monster Hunter' es un proyecto de pasión que se remonta más de diez años atrás durante sus largas temporadas viviendo en Japón, donde Anderson descubrió la épica saga de caza de monstruos y propuso a la compañía convertirla en un espectáculo cinematográfico.

También para sorpresa de nadie, el realizador británico vuelve a contar con el mismo equipo, incluida su musa, talismán y esposa en la vida real Milla Jovovich, que se pone de nuevo en la piel de una dura heroína de acción en un estallido digital a gran escala que nace claramente con la intención de seguir los pasos de 'Resident Evil' y convertirse en una saga de múltiples entregas. Eso sí, siempre que el público la abrace y la pandemia lo permita.

Monstruos gigantes y acción titánica

Para introducir al espectador en el mundo de 'Monster Hunter', Anderson decidió que lo adecuado era anclar la historia en la realidad. Para ello, la película arranca con un grupo de soldados de nuestro mundo (Diego Boneta, Meagan Good, T.I.) liderados por la teniente Artemis (Jovovich), que durante una misión de reconocimiento en el desierto son arrastrados por sorpresa a un mundo desconocido y hostil en el que se enfrentarán a enormes y terroríficos monstruos. Allí, Artemis conocerá a un cazador (Tony Jaa) y se topará con una pintoresca tripulación capitaneada por Ron Perlman (que, todo sea dicho, sale muy poco), todos con un objetivo en común: proteger su mundo de los gigantes monstruosos.

Teniente Artemis

El argumento, de una simpleza apabullante, está diseñado tanto para atraer a los fans del videojuego como a los neófitos que simplemente busquen una película de acción para pasar el rato, sin preocuparse por tener que conocer de antemano las reglas de su mitología. El personaje de Jovovich es una creación original que sirve como punto de entrada a esta realidad poblada por las bestias más impresionantes, donde Anderson ya se puede permitir introducir criaturas, personajes y elementos del juego (incluidas sus características armas de gran tamaño) como guiño a los jugadores.

Conociendo al equipo que hay detrás y sabiendo el tipo de película que se trata, no es ninguna sorpresa que 'Monster Hunter' sea un ensordecedor espectáculo de acción saturado de efectos digitales y más bien vacío en lo que se refiere a trama y personajes. Con un guion sin mucho sentido que no se complica demasiado la vida, la película es básicamente una sucesión de set pieces y combates exagerados en las que Jovovich se limita a sobrevivir. No hay más, lo cual no tiene por qué ser un problema si sabemos a lo que vamos, pero tampoco ofrece ningún aliciente para quien vaya buscando ese "algo más".

Lo mejor, la Jojovich en plan supersoldado

Ni que decir tiene que los fans de 'Resident Evil' (la saga de Anderson, se entiende) seguramente disfrutarán de 'Monster Hunter,' porque pese a ser más grande en escala, comparte con ella el mismo ADN y muchos de sus artífices. Entre ellos, su supervisor de efectos visuales, Dennis Berardi, encargado de diseñar los monstruos de la película a partir de las creaciones del videojuego.

Sin embargo, lo mejor de 'Monster Hunter' no son sus monstruos, sino su heroína protagonista. Con las criaturas de la película, Anderson busca recrear ese sentido del asombro que todos vivimos al ver a los dinosaurios de 'Parque Jurásico', pero falla por dos razones: ya estamos más que acostumbrados y cuando ya has visto al primer monstruo, el resto es mera repetición machacona.

Afortunadamente, Jovovich se alza por encima de la película interpretando a la teniente Artemis, papel para el que se sometió a un duro entrenamiento físico y militar que la convierte en una fusión entre supersoldado y superheroína. Buscar profundidad en su personaje es en vano, pero al menos nos da justo lo que esperamos de ella, presencia y acción en una poderosa heroína pateaculos.

Milla Jovovich y Tony Jaa

También hay que destacar su relación con el personaje del experto en artes marciales Tony Jaa, que interpreta a un guerrero autóctono del mundo de los monstruos. Ambos actores establecen una dinámica muy simpática y generan agradecidos momentos de respiro entre la atronadora vorágine digital y el world-building. Si Anderson se hubiera apoyado más en esa conexión humana, quizá 'Monster Hunter' habría sido algo más que un espectáculo vacío. Pero no parecía interesado, y después de 'Resident Evil', tampoco podemos culparlo.

Preámbulo a una posible saga

Paul W.S. Anderson conoce a su público. Con 'Monster Hunter' no pretende engañar a nadie. Su cine nunca se ha caracterizado por ser el más original o inteligente, sino por proporcionar una experiencia lo más parecida posible a la de un videojuego de acción o una atracción de parque temático. Simplemente. Quizá por eso ha triunfado donde otros han fracasado, porque ha sabido medir su ambición y se ha limitado a hacer lo que sabe que le funciona. Es decir, sabe lo que quieres y te lo da, aunque para algunos eso no sea suficiente.

Con apenas hora y media de metraje y un final que deja muy claro que hay un universo más grande que explorar, 'Monster Hunter' parece más una experiencia virtual iniciática que una película. Por el lado bueno, no se hace larga, por el malo, da la sensación de que falta algo. Es como un preámbulo o una demo de videojuego que prefiere no gastar todos sus cartuchos para la siguiente partida. Una que, teniendo en cuenta las circunstancias actuales, no está garantizada.

Nota: 5

Lo mejor: La química entre Milla Jovovich y Tony Jaa y la potente banda sonora con sintetizadores.

Lo peor: Que está completamente hueca y le falta autonomía como película.

Artículos recomendados

15 películas deportivas disponibles en Disney+ que no te puedes perder

De 'Titanes' a 'Juego de honor': 15 películas deportivas para disfrutar en Disney+

Comentarios

Noticias relacionadas