Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Oda a 'Pepa y Pepe', el costumbrismo español en una sitcom de los 90

Miguel Ángel Pizarro Viernes 10 enero 2020

Cuando se habla de las míticas series españolas de los años 90, los primeros títulos que se nombran son 'Farmacia de guardia', 'Médico de familia' o 'Compañeros', incluso otras que también fueron muy míticas como 'Hostal Royal Manzanares', 'Canguros' o 'Los ladrones van a la oficina'. Sin embargo, hubo una sitcom muy famosa, considerada incluso adelantada a su tiempo, que supo hacer un retrato de la familia española de ese momento: 'Pepa y Pepe', protagonizada por Verónica Forqué y Tito Valverde y en la que participaron unas jovencísimas María Adánez y Silvia Abascal.

Pepa y Pepe

La trama de 'Pepa y Pepe' era muy sencillo, una familia de clase obrera se instalaba en uno de los pequeños chalets del antiguo Madrid Moderno, situado en el barrio de La Guindalera, en el distrito de Salamanca. Los episodios narraban las idas y venidas de lo cotidiano de la familia, una radiografía de la época. Pepa era Verónica Forqué, una mujer muy cotilla, que tenía que lidiar con su trabajo, inicialmente, de limpieza en el aeropuerto, para después trabajar en un bar y, además, ser ama de casa.

La otra cara era Pepe, interpretado por Tito Valverde. Trabajador de una fábrica de muñecas flamencas, esas que se ponían encima de las televisiones, el hombre era muy tierno pero también muy blando, llegando a perder casi siempre en las discusiones familiares. Un hombre que mostraba sus sentimientos y al que no le importaba llorar viendo 'Memorias de África'.

Inspirándose en el éxito de 'Roseanne'

'Pepa y Pepe' comenzó su emisión en enero de 1995 en La 1 de TVE, llegando a tener solo dos temporadas, que se emitieron ese mismo año. La primera tuvo 20 episodios y la segunda tuvo 14, una ficción que tuvo una vida demasiado breve, debido al éxito que tuvo en audiencias, llegó a superar los siete millones de espectadores y a tener un share del 40,1%. Con lo cual, su finalización no fue por malos datos. Pese a solo durar un año, la serie logró hacerse un hueco en el corazón del público, que ha seguido recordándola con el paso del tiempo. No es de extrañar, puesto que la ficción supo tener cierto conectar muy bien con los espectadores, gracias a un humor ácido y adulto, que sirvió de contrapunto de 'Farmacia de guardia', emitida por Antena 3, serie coetánea y de temática familiar similar.

Pepa y Pepe

Dirigida por Manuel Iborra y Manuel Armán, 'Pepa y Pepe' tuvo su inspiración en una sitcom estadounidense muy mítica de la época: 'Roseanne'. La popular serie protagonizada por Roseanne Barr era sinónimo de éxito y quiso reproducirse, pero solamente el espíritu, puesto que 'Pepa y Pepe' tuvo su propia esencia, no guardando parecido en su trama con la ficción de ABC. El motivo principal fue que, en ningún momento, quiso imitarse el estilo de humor norteamericano, logrando tener una trama muy cañí y llena de humor.

De hecho, nada más comenzar los episodios podía verse y escucharse, puesto que los créditos de cabecera eran una versión del popular pasodoble 'Suspiros de España' de Antonio Álvarez Alonso. Ese toque ya dejaba claro que el humor era muy idiosincrático. Y sí, lo era, aunque hecho con suma elegancia, representando muy bien a la familia de los años 90 y sus ambiciones económicas.

Estupenda representación de los anhelos de las familias españolas de los 90

1995 fue un año en el que aún existía el optimismo y entusiasmo de 1992, con los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Expo de Sevilla, que pusieron en la esfera internacional a España como país próspero y europeo. El 'ascenso' social de la familia de 'Pepa y Pepe', que pasaron de un piso humilde en un barrio de extrarradio a una acogedora casa en La Guindalera, era el deseo de muchas familias de clase media que estaban viviendo cierta bonanza económica, al querer vivir a las afueras, en mejores barrios, tener una casa y un coche propio.

Pepa y Pepe

De hecho, 'Pepa y Pepe' no fue la única que supo mostrar ese espíritu, la mítica 'Médico de familia', que comenzó su emisión en septiembre de ese año, también retrataba ese optimismo, al mostrar en su primer episodio cómo todo el clan de Emilio Aragón dejaba su piso en un barrio obrero para trasladarse a un chalet a las afueras de la ciudad.

Pero 'Pepa y Pepe', aunque tenía un tono familiar similar, tuvo un toque más adulto, al retratar las diferencias de clase y los problemas generacionales entre padres e hijos. Gracias a personajes muy bien construidos, podían verse conversaciones inusuales para la televisión, cómo en el episodio en el que Pepa encuentra una caja de preservativos en el cajón de la habitación de su hija mayor, María. Tampoco hay que olvidar el gusto por el grunge de la hija mediana, Clarita, y las constantes referencias culturales que se hacían, convirtiendo a este sitcom en un todo un icono de los 90.

Pepa y Pepe

Porque sí, esta serie era una sitcom, en lo referente a que duraba lo que tienen que durar este tipo de comedias, entre 25 y 30 minutos, como también duraba 'Farmacia de guardia', demostrando que la televisión de inicios de los 90 no era muy diferente al resto del mundo en cuanto a sus ficciones, era la época previa al éxito de la ya nombrada 'Médico de familia', en el que el prime time no se alargaba para agrandar los datos de audiencia, lo que permite disfrutar de 'Pepa y Pepe' como una serie clásica adaptada a los tiempos actuales, en los que se tiene a que las series duren el menor tiempo posible.

Sitcom muy noventera

Junto a esa familia noventera, y adelantada a su tiempo, puede reivindicarse cierto tono feminista, tanto en la imagen de la madre, como en las hijas, como en Julia, la mejor amiga de Pepa y que acaba instalándose en el salón de la casa. Interpretada por Isabel Ordaz, antes de ser la Hierbas en 'Aquí no hay quien viva' dejó otro personaje mítico, la intérprete encarnaba a una script que no tenía suerte con los hombres. Tanto ella como María tuvieron, a lo largo de toda la serie, varias parejas sentimentales, mostrando que una mujer podía probar varias veces con el amor.

Pepa y Pepe

La sitcom fue también el trampolín para Adánez y Abascal. La actriz de 'Aquí no hay quien viva' y 'La que se avecina' comenzó siendo la novia de Quique en 'Farmacia de guardia' pero fue el papel de María en 'Pepa y Pepe' lo que fue su espaldarazo definitivo. También fue un impulso para la intérprete de 'La catedral del mar', cuya carrera ha estado más enfocada en el cine.

Pepa y Pepe

Además de ser una sitcom que supo presumir de carácter costumbrista, tocar temas de una forma adulta y pionera y ser el impulso para jóvenes talentos, 'Pepa y Pepe' fue famosa también por los muchos cameos que tuvo. Entre las apariciones estelares estuvieron Juan Echanove, Jorge Sanz (con el pelo teñido de azul), Ángel de Andrés, Pilar Bardem, Gracia Olayo, Antonio Resines, Santiago Ramos, Miriam Díaz-Aroca, Santiago Segura y Clara Sanchís, entre otros.

Sin duda, 'Pepa y Pepe' fue un estupendo referente de la comedia española en televisión, predecesora de éxitos como '7 vidas', 'Aquí no hay quien viva', 'Aída', 'Los Serrano' o 'Ana y los siete'.

Artículos recomendados

De 'American Beauty' a '1917': La carrera de Sam Mendes paso a paso

De 'American Beauty' a '1917': La carrera de Sam Mendes paso a paso

Comentarios

Noticias relacionadas