Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Tu cara me suena: ¿Dónde has visto a Amanda Peet?

David Pardillos Viernes 11 enero 2019

Al contrario que gran parte de sus coetáneas, como Cameron Diaz (junto a la que apareció en 'Ella es única'), Jennifer Garner o Gwyneth Paltrow, la carrera de Amanda Peet no ha sido del todo exitosa y casi siempre se ha mantenido relegada a un segundo plano en las producciones en las que ha participado. No obstante, la actriz ha tenido una filmografía envidiable trabajando con autores de prestigio, desde Woody Allen a Aaron Sorkin o Matthew Weiner. Incluso se ha convertido en una de los cameos más recordados de 'Cómo conocí a vuestra madre' como la divertida y peculiar compañera de trabajo de Marshall (Jason Segel), Jenkins. Por todo ello, repasamos su trayectoria y sus papeles más conocidos.

'Cómo conocí a vuestra madre'

Hija de un abogado cuáquero y una trabajadora social judía, Peet nació en Nueva York un 11 de enero de 1972 y se graduó en Historia en la Universidad de Columbia. Sin embargo, su paso por la universidad le hizo darse cuenta de que en realidad quería ser actriz, y pronto comenzó a lograr pequeños papeles, la mayoría de ellos en televisión.

Fue a finales de los 90 cuando realmente comenzó a labrarse fama tras su aparición en 'Falsas apariencias', que junto a la serie 'Jack & Jill' la convirtió de la noche a la mañana en una actriz en boga y uno de los rostros más deseados según la revista People. Pero, tras situarse sobre el mapa, la actriz dejó a un lado la senda de cintas independientes que le habían hecho debutar en la gran pantalla ('Animal Room', 'Grind' o 'Touch Me') para centrarse en su vena más cómica.

Tu cara me suena: Amanda Peet

1 Comienzos
Comienzos

La carrera de Amanda Peet comenzó, como no podía ser de otra manera, en televisión. Y no en una serie cualquiera sino en 'Ley y orden', el drama jurídico más longevo de la historia de la televisión y una de las series con mayor tiempo de emisión en toda la historia por detrás de 'Los Simpson'. En el capítulo cinco de la sexta temporada hacía su entrada como una mujer acusada de asesinato y asalto a una tienda junto a su pareja. Leslie Harlan, el personaje que interpretaba Peet, confesaba haber sido forzada a cometer el crimen rompiendo a llorar en una de sus primeras grandes escenas. Este papel, aunque episódico, no dejaría más que acontecer en gran medida al resto de sus personajes: una mujer aparentemente frágil que esconde su verdadera personalidad como medida de protección.

2 'Falsas apariencias'
'Falsas apariencias'

Si bien intercaló distintos papeles en una serie de cintas independientes ya mencionadas, el primer contacto de Amanda Peet con el estrellato fue a partir de 1999 y por partida doble. En cine deslumbró en la comedia negra 'Falsas apariencias', en la que interpreta a la ayudante del dentista Oz Oseransky (Matthew Perry), quien se ve envuelto en una trama de gángsters con Jimmy Tudeski 'El Tulipán' (Bruce Willis) a la cabeza. Peet volvía de nuevo a descubrirse como una chica atractiva y graciosa cuyo personaje daba un giro de 360º, pues resultaba ser también en una asesina a sueldo, capaz de realizar ejecutar cualquier trabajo codo con codo con Tudeski aunque ésta fuera en cueros, literalmente.

También fue importante el fin de siglo para la carrera de Amanda Peet en televisión, obteniendo su primer rol regular en la serie Jack & Jill, en la que daba vida a Jack Barrett junto a Ivan Sergei (Jill), Jaime Pressly (Audrey) y la que se convertiría en su inseparable amiga, Sarah Paulson (Elisa).

Falsas apariencias en eCartelera
3 Saving Amanda
Saving Amanda

Si en 'Falsas apariencias' Peet demostraba que lo suyo era la comedia y demandaba mayor protagonismo, 'Tres idiotas de una bruja (Saving Silverman)' fue la promesa de una estrella en ciernes. Junto a otro actor que comenzaba a despuntar tras 'American Pie', Jason Biggs, Peet se ponía a las órdenes de Dennis Dugan ('Niños grandes') en esta disparatada comedia en la que se mete en la piel de la estirada y malévola prometida del protagonista, Judith. Si bien no fue de sus papeles más serios, sin duda Peet se puso en el mapa de muchos, especialmente con esas escenas surrealistas en las que era interrogada por el personaje de Jack Black.

4 'Identidad'
'Identidad'

Tras afianzarse en la comedia, Peet decidió dar el salto a un género completamente distinto: el thriller. Y, de forma irónica, el título de la aventura en la que se adentraba parecía confirmar que la actriz estaba buscando lo que ya tenían la mayoría de sus personajes: una nueva o segunda identidad. En este thriller de James Mangold ('Logan') Peet interpreta a Paris, una de las diez personas que se cruzan en un motel en mitad de la nada en el que se produce un terrible asesinato. Junto a John Cusack (con el que volvería a coincidir en '2012') Paris intentará descubrir quién es el asesino que anda entre ellos y, como cabía esperar, al final no resultará ser la persona que dice. Pero es que en 'Identidad' nada es lo que parece.

Identidad en eCartelera
5 'Cuando menos te lo esperas'
'Cuando menos te lo esperas'

Adentrarse en el oscuro mundo del thriller no le había ido nada mal, pero Peet decidió volver a la comedia de la mano de Nancy Meyers ('¿En qué piensan las mujeres?') y flanqueada por dos actores de muchísimo renombre: Jack Nicholson y Diane Keaton. Amante del primero e hija de la segunda, el personaje de Peet en 'Cuando menos te lo esperas' se va diluyendo conforme avanza la película, pero cada vez que aparece resulta ser un soplo de aire fresco no sólo para el perdido personaje de Nicholson, sino también para un espectador eclipsado por las dos veteranas estrellas.

Cuando menos te lo esperas en eCartelera
6 Amanda y Woody
Amanda y Woody

Después de probar su eficacia en la comedia romántica y acumular cierta experiencia, era tan sólo cuestión de tiempo que algún gran director llamara a la puerta de Amanda Peet. Y así sucedió con Woody Allen, quien la fichó para 'Melinda y Melinda', uno de los proyectos más interesantes (como en buena parte fallido) de la extensa filmografía del neoyorkino. Y es que en esta película tanto Peet como el resto del elenco se encontraba dividido en dos: por un lado es un drama con tintes existencialistas protagonizado por Chloë Sevigny, Jonny Lee Miller y Chiwetel Ejiofor, y por otro una comedia romántica en la que participan Will Ferrell como un actor frustrado y Amanda Peet como una prestigiosa directora de cine que le acababa poniendo los cuernos. El punto de partida, el clásico humor alleniano y la actriz Radha Mitchell eran los únicos puntos de unión entre dos partes de una película excesivamente descompensada y en la que, si bien Peet no se lució demasiado, sirvió para engordar aún más su currículum.

Melinda y Melinda en eCartelera
7 'El amor es lo que tiene'
'El amor es lo que tiene'

Llegamos a la que probablemente sea la mejor interpretación de Peet en el cine y sin duda uno de sus papeles más recordados. En ella daba vida a Emily, una chica tan divertida como inconsciente y cuya forma de ver la vida chocaba frontalmente con la del personaje de Ashton Kutcher. Sin embargo, el amor se sobreponía a sus diferencias y, aunque se separaban por un tiempo, volvía a florecer a medida que la vida de ambos avanzaba. En 'El amor es lo que tiene', Peet alcanzó su cota más alta a través de un personaje del cual es imposible no enamorarse: su carisma, encanto y humor fueron la plasmación de que el cénit de su carrera había llegado. De hecho, a partir de 2005 con su aparición en la también celebrada 'Syriana', la carrera de Peet en el cine no volvió a ser la misma.

El amor es lo que tiene en eCartelera
8 'Studio 60'
'Studio 60'

La época gloriosa que vivió Peet entre 2003 y 2006 culminó con 'Studio 60', la serie creada por Aaron Sorkin ('Molly's Game') en la que interpretaba a la directora de la NBS Jordan McDeere. Peet volvía a cruzarse con Matthew Perry para que el personaje de este se pusiera manos a la obra en Studio 60, un late-night que parece vivir sus horas más bajas y que necesita de una renovación para volver a tener éxito. Por contratar a Matt (Perry) y Danny (Bradley Whitford), McDeere se las verá con el jefe de la cadena Jack Rudolph (Steven Weber). No obstante, Peet volvió a contar a su lado con Sarah Paulson, quien daba vida a Harriet Hayes. La cancelación de 'Studio 60' fue un gran varapalo para Sorkin (quien más tarde se resarciría con la magnífica 'The Newsroom'), para los fans de la serie pero también para Peet, que desde ese momento busco un hueco en una industria que no pararía de darle decepciones, una cancelación tras otra.

9 Vuelta al drama indie
Vuelta al drama indie

Dentro de esta "mala racha" por la que podría decirse que pasó Peet, encontramos esta pequeña propuesta de marcado carácter independiente. En 'Encuentros de Nueva York', Peet es Mary, una mujer cínica, obsesionada con su ex y en plena crisis mientras su abuela se está muriendo, su hermana (Rebecca Hall) encuentra la felicidad en Eugene (Thomas Ian Nicholas) y la pareja formada por Oliver Platt y Catherine Keener se plantea si lo que están haciendo (comprar muebles a familiares de difuntos para luego revenderlos) es moralmente reprochable. Este drama dirigido por Nicole Holofcener ('Sobran las palabras') fue de lo poco salvable en una época plagada de papeles poco relevantes ('El camino de vuelta', 'Nunca entre amigos') y proyectos poco atractivos ('Los viajes de Gulliver', 'Por la cara').

10 Como en casa en ningún sitio
Como en casa en ningún sitio

Afortunadamente, la carrera de Amanda Peet aún está muy lejos de llegar a su fin, pero parece haber encontrado un sitio donde quedarse, el mismo que la vio dar sus primeros pasos. Su personaje de Laura Hellinger en la aclamada 'The Good Wifee' y 'Togetherness' eran el aviso de que Peet estaba volviendo a coger ritmo en la televisión. Y 'Brockmire' fue la confirmación definitiva de ello, tanto que ha sido renovada (para alivio de Peet) por más temporadas en las que la actriz seguirá dando vida a Jules James junto a Hank Azaria. Además, Peet ha sido uno de los muchos rostros de otro gran regreso a la televisión el de Matthew Weiner ('Mad Men') con 'The Romanoffs'. Como una posible descendiente de la famosa dinastía rusa, Olivia Wells (Peet) intentará descubrir su verdadero pasado y afrontar su nueva identidad, algo que parece claro que Amanda Peet sabe manejar.

Una carrera marcada por la mala suerte

Pudo ser su elección de proyectos con el cambio de siglo, el físico que le encasilló en el papel de 'chica guapa' o simplemente mala suerte, pero Amanda Peet no tuvo su primer gran éxito hasta 2003, momento en el que ya contaba con 31 años. También arrasó en las tablas con obras como 'This How It Goes' (sustituyendo a Marisa Tomei) y, sobre todo, la nueva adaptación del clásico teatral de Neil Simon, 'Descalzos por el parque'.

Cuando parecía que la carrera de Peet daba su despegue definitivo después de encadenar producciones más que interesantes, la mala suerte volvió a ella: 'Studio 60' fue cancelada, las críticas a sus actuaciones teatrales le afectaron y desde entonces comenzó una mala racha con películas tan poco ilusionantes como '2012', 'Los viajes de Gulliver' o 'Por la cara'. Sin embargo, parece que algo de la suerte de su marido, el showrunner de 'Juego de Tronos' David Benioff, se le quedó a ella también, porque primero con 'Brockmire' y posteriormente con 'The Romanoffs', Peet parece haber encontrado en las series su nuevo refugio.

Artículos recomendados

Crítica de 'Atardecer'

'Atardecer': Como una vívida novela

Películas relacionadas

Series relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas