Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Visitamos el rodaje de 'Alguien tiene que morir', la nueva miniserie de Manolo Caro ('La casa de las flores') para Netflix

Víctor Fernández Miércoles 30 septiembre 2020

Manolo Caro, creador mexicano artíficie de 'La casa de las flores', continúa su idilio con Netflix, esta vez fuera de sus fronteras. El director y parte de su equipo han viajado a España, más concretamente a Madrid, para rodar su último proyecto: 'Alguien tiene que morir', un drama en formato de miniserie que aleja a Manolo Caro, por primera vez, del género cómico.

Visita rodaje Alguien tiene que morir

La historia se desarrolla en la España de los años 50, cuando un jóven tiene que regresar de México para conocer a su prometida, elegida a dedo por su familia, y aparece acompañado de un misterioso bailarín de ballet. Esta llegada generará conflictos en un lugar y tiempo donde la opresión y la dictadura podía llegar a tomar medidas nada gratas contra sus habitantes... Por ello, la familia plantea adelantarse decidiendo que alguien tiene que morir. Esta misteriosa trama, a medio camino entre el thriller y el drama, deja muchas preguntas y frentes abiertos que hemos intentado sacarles a su creador y reparto, de los cuales el director ha dicho ser "un sueño que hace que todo se vuelva más fácil". Carmen Maura, Cecilia Suárez, Ernesto Alterio, Alejandro Speitzer, Isaac Hernández, Pilar Castro, Mariola Fuentes, Manuel Morón, Eduardo Casanova, Juan Carlos Vellido, Carlos Cuevas y Ester Expósito son los nombres desvelados que formaran parte de este entramado familiar con muchísimos misterios que resolver.

Misterios que se vuelven más y más grandes a medida que nos acercamos al alejado set de rodaje, a las afueras de la ciudad de Madrid, donde los secretos y el silencio reinan en cada uno de sus rincones. Desde la carretera se observa un impresionante complejo, una especie de pequeño castillo/torreón donde se está desarrollando la jornada de grabación (una jornada que reúne a casi todos los actores principales de la serie). "Estamos en una cena familiar", nos dice Carmen Maura. "Yo soy la abuela, la más mayor (...) En principio soy bastante feliz, pero hay problemillas en la familia...", sigue contando la actriz con cuidado. "Bueno, ya sabéis que no se puede decir mucho". Y mucho no se dice, porque lo mismo pasa con el misterioso título, que no deja de levantar sospechas en torno al posible devenir de la trama. "No puede ser más literal el título. Si alguien tiene que morir deben ver hasta el final de la serie para descubrirlo", nos dice su director Manolo Caro. Y, por lo que Carmen Maura nos desvela, ya sabemos por dónde pueden ir los "tiros" de esa muerte. "La casa está llena de armas", desvelaba la actriz, a la que seguía Juan Carlos Vellido ampliando está afirmación: "Son dos familias muy aficionadas al mundo de las armas, de las escopetas. Van a un club de tiro como parte de su vida social".

Visita rodaje Alguien tiene que morir

Años, 50, tiros, represión... Claramente la época tiene una importancia grande en la serie, aunque Manolo Caro quiere dejar constancia de que la historia se centra más en "el drama familiar". "Es una historia que podría haber ocurrido en la revolución en México (...) Se puede asociar a muchos contextos históricos en otros países, ya que habla de cuando un país ha vivido una represión". Para ello, el cineasta dice que es muy importante hablar desde "la honestidad" y apoyarse en aquellos que saben más que él sobre la historia del país. "Hemos contado con un historiador, con Fernando Pérez, un escritor de aquí...". De esta forma, Caro se ha acercado a su primer drama, del que dice creer que "no saca ni una sonrisa", afirmación que Carmen Maura y Ester Exposito ponen en duda. "¿No me digan que durante el estreno todos se van a reir?", preguntaba Manolo Caro entre risas. "Hacer drama y comedia al final es lo mismo". Lo que no es igual es un formato u otro de duración. "Las miniseries me parecen un formato muy noble (...) Es una forma de darle una vuelta de tuerca a todo lo que vivimos ahora. En estos momentos en lo que todos quieren hacer televisión, es como mediar entre lo hermoso que es hacer cine y estar al día con lo que está ocurriendo en este fenómeno de la televisión mundial", nos dice el cineasta. "Al final es como hacer una gran película".

Cambios de aire

Ester Exposito, Carla en 'Élite', cambia completamente de registro en este drama de época. "Mi personaje es Cayetana, un chica joven de buena familia (...) Quise concentrarme muy bien y marcar la diferencia entre uno y otro, y que no se parecieran. Creo que di con la clave en que Carla tiene un mecanismo de actuar totalmente mental y de contener emociones, mientras que Cayetana es una chica totalmente impulsiva, más alegre y más expresiva", nos decía Ester Exposito, que continuaba explicando como "después de 'Élite' quería hacer un proyecto totalmente diferente, porque hacer el mismo personaje todo el rato no supone ningún reto, no se aprende de ello". Un reto que le ha sido mucho más gratificante al compartir pantalla con Carmen Maura. "No se lo he dicho todavía, porque me da vergüenza, pero la admiro muchísimo, obviamente (...) Para mi es un placer estar con ella en un proyecto, nunca me lo hubiese imaginado".

 Visita rodaje Alguien tiene que morir

Algo muy parecido a lo que le pasa a Manolo Caro, que aun no puede creerse que esté trabajando con Carmen Maura. "Yo se lo dije el día que nos conocimos, que estar hablando con ella era uno de los regalos más bonitos que me ha dado la profesión", nos confesaba el director. "Esa vez que hablamos, cuando terminé, le dije a Cecilia Suárez que quería escribirle algo a Carmen y le di muchas vueltas mientras lo escribía por si algún pequeño detalle podía echarle para atrás". Finalmente, todo salió a pedir de boca, pues Carmen Maura dice tener "un personaje que es un regalo (...) Me gusta mucho como está escrito, no le he querido cambiar ni una coma".

Pero para el que ha supuesto un cambio de aires total es para Isaac Hernández. El bailarín se pasa a la interpretación con esta miniserie que está siendo una experiencia "muy emocionante", tal y como nos ha podido contar. "Todo es nuevo y es una experiencia de mucho aprendizaje (...) Yo le digo a Manolo, cuando filmamos una escena un poco difícil, que no tengo una técnica como actor y tengo que vivir las situaciones, y me pesan a veces esas situaciones. También ha sido bonito poder conectar un poco de esa fisicalidad que tenemos los bailarines en el escenario y tratar de comunicar mucho con el simple hecho de estar ahí, con la forma en la que camino, en la que me paro...".

Temas tabú y franquismo

La serie, que tal y como nos han contado tiene un final cerrado, trata temas tabú, como muchas otras dentro de la obra de Manolo Caro. "Yo voy mucho a estos temas porque crecí no viéndome reflejado en las historias que veía. Y eso me dolía muchísimo como espectador, sin saber que me iba a dedicar a esto (...) Por ello ahora me gusta darle visibilidad a temas que, en la zona de donde vengo, con una familia muy católica, son tabú. Y ha ayudado mucho a abrir temas de conversación importantes. Yo siempre pienso en la semillita que puedo dejar".

Visita rodaje Alguien tiene que morir

Ernesto Alterio, hijo de Carmen Maura en la ficción y padre del personaje de Alejandro Speitzer, el joven que vuelve de México junto a Isaac Hernández, es un subdirector general de prisiones muy cercano al régimen franquista y que vive en un torno de privilegio junto al resto de su familia, entre los que se encuentra su esposa, una mujer mexicana interpretada por Cecilia Suárez. "Es una mirada muy interesante la que tiene Manolo hacia esta época. Es una mirada menos influenciada y pone el ojo en cosas muy interesantes", nos dice Alterio. "Además, la propia historia justifica esta colaboración entre México y España. Es algo que yo siento como una ventaja y una riqueza para el proyecto".

El set de rodaje

Tras las entrevistas, pudimos adentrarnos en el set de rodaje, una casa lujosa y de familia adinerada en la que pudimos apreciar todo tipo de detalles de la época. Sin duda, la impresionante dirección artística de la serie ha estudiado al detalle cada rincón de este hogar que pertenece al personaje de Maura. Mientras caminábamos entre cámaras y monitores, pudimos acercarnos al ensayo de una de las últimas escenas del día, esa cena familiar que nos había adelantado antes la veterana actriz. Entre vasos de vino, fotos familiares y algún que otro alzamiento patriótico, las tensiones entre los personajes parecen florecer poco a poco.

En la escena en cuestión, Ernesto Alterio pretende hacer un brindis en honor a su madre, que es rechazado por el personaje de Isaac Hernández... "No bebo alcohol", le reprende el joven. Con esa simple frase, las miradas y tensiones se elevan y a la defensa del bailarín sale Cecilia Suárez, la esposa de Alterio, desencadenando un in crescendo de tensión que pone sobre la mesa muchas de las cuestiones que probablemente desarrollará esta nueva serie de Netflix que, tal y como nos informó su director, tendrá una duración media, por capítulo, de 50 minutos.

Tras el éxito de 'La casa de las flores', llega con este increíble reparto 'Alguien tiene que morir', la nueva apuesta de Netflix por la ficción española y mexicana. ¿Tenéis ganas de ver esta ambiciosa co-producción? ¿Qué esperáis de ella? Podéis ir abriendo boca con el adelanto de la escena que pudimos contemplar durante nuestra visita al rodaje.

'Alguien tiene que morir' se estrena en Netflix el 16 de octubre.

Artículos recomendados

La secuela de 'Borat' llegará a Amazon mucho antes de lo que esperábamos

La secuela de 'Borat' llegará directamente a Amazon Prime Video y mucho antes de lo que ...

Comentarios

Noticias relacionadas