Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Sara Carbonero ha sido operada de un cáncer de ovario

10 personajes que cambiaron de raza (y el mundo no se detuvo)

Israel Calzado 23 agosto 2015

La nueva versión de 'Cuatro Fantásticos' venía precedida de cierta controversia desde hace unos meses, cuando se dieron a conocer los nombres de los protagonistas y se supo que Johnny Storm, alias Antorcha Humana, iba a ser encarnado por primera vez por un actor afroamericano, Michael B. Jordan. Dicha polémica parece haber quedado sepultada (para ser ahora objeto de muy negativas críticas por parte de todo aquel que ve la cinta de Josh Trank, así como por los trapos sucios que se están aireando en torno a su caótico rodaje); sin embargo, no queremos olvidar lo sucedido, y, a favor de la igualdad y contra la discriminación por el color de la piel, recordamos otros ejemplos de actores que interpretaron personajes de razas y nacionalidades diferentes de las suyas y nadie salió escandalizado:

1 Orson Welles, árabe

Orson Welles

En su mejor momento profesional, el inmenso Orson Welles no tuvo reparos en enfrentarse a la compleja obra de Shakespeare. A comienzos de la década de los cincuenta, decidió no sólo dirigir, sino ponerse en la piel del sarraceno esclavo en la corte de Venecia que sufre de amores en la tragedia 'Othelo'. La contundencia de la propuesta, la crudeza de la puesta en escena (cercana al expresionismo) y el notable trabajo del cineasta tanto delante como detrás de las cámaras hicieron que nadie se planteara siquiera que este Otelo no era un moro de verdad. Ganó la Palma de Oro en Cannes '52.

2 Charlton Heston, mexicano

Orson Welles y Charlton Heston

Ya lo decía Orson Welles (Vincent D'Onofrio) en aquella inolvidable escena de 'Ed Wood' (Tim Burton, 1994): "Se empeñan en que Charlton Heston haga de hispano", se lamentaba, aun sabiendo que terminaría aceptando el órdago para intentar sacar adelante otros proyectos. Sin embargo, y a pesar de los recelos iniciales (pero no por una cuestión racial, sino simplemente por criterio de casting), Heston supo darle personalidad a su Mike Vargas, y junto con Janet Leigh y el propio Welles conformó un verdadero triángulo de lujo para 'Sed de mal' (1958), excelente obra considerada por muchos como el último gran ejemplo del noir norteamericano de la Edad de Oro de Hollywood. Y Heston no debió hacerlo demasiado mal: tres años después volvería a interpretar a un hispano, pero esta vez a uno que nos pilla bastante más cerca por estas latitudes: 'El Cid' (Anthony Mann, 1961).

3 Mickey Rooney, japonés

Mickey Rooney

Este sí que recibió palos (figuradamente), y puede que con razón. Pero no por una cuestión de raza, Dios nos libre, sino porque debemos aceptar que el neoyorquino Mickey Ronney estaba especialmente cargante en su personaje de vecino japonés, irascible y cascarrabias de la dulce Audrey Hepburn en 'Desayuno con diamantes' (Blake Edwards, 1961). Y lo mismo nos hubiera dado que interpretase a un centroeuropeo, a un sudafricano, a un hispano o a un asiático, como es el caso. Las críticas no llegaron por una cuestión étnica, sino porque el antiguo niño prodigio ofrecía una interpretación completamente histriónica y desatinada. O quizá hoy nosotros la vemos así y en su momento era la mar de gracioso. Ahí queda la duda.

4 Denzel Washington, español

Robert Sean Leonard y Denzel Washington

Ahí lo tenéis: cuando William Shakespeare escribió 'Mucho ruido y pocas nueces' y lo ambientó en el medievo italiano con personajes de la corte inglesa y española, seguro que en ningún momento pensó en un afroamericano para interpretar a Don Pedro. El bueno de Denzel Washington no sólo respondía como príncipe aragonés, sino que además se las tenía que ver con su muy blanco hermano carnal Keanu Reeves. Cierto es que, en su momento, hubo cierta sorpresa, pero el festivo y alegre canto al romanticismo que nos proponía Kenneth Branagh en esta jovial y divertida adaptación cinematográfica logró que nos enamoráramos de los personajes sin pararnos a ver el color o la nacionalidad de cada uno.

5 Morgan Freeman, irlandés

Morgan Freeman

"¿Por qué te llaman 'Red'?", preguntaba Tim Robbins a su compañero de prisión Morgan Freeman. "Porque soy irlandés", sentenciaba éste esbozando media sonrisa. En realidad, este velado chiste de 'Cadena perpetua' (Frank Darabont, 1994) tenía su explicación en las páginas del original literario de Stephen King: el personaje de Freeman, era blanco, pelirrojo y, efectivamente, natural de las islas británicas. Su físico y su apellido, Redding, daba lugar al juego de palabras para construir su mote. A nadie le pareció nada raro, y Freeman, además, a punto estuvo de ganar el Oscar gracias a este trabajo (lo perdería frente al Tom Hanks de 'Forrest Gump').

6 Idris Elba, dios nórdico

Idris Elba

Cojamos la mitología escandinava y pensemos en los Thor, Odín, y las valkirias de turno: altos, corpulentos, bien mazados, rubios y... blancos. Toca hacer la adaptación cinematográfica (esta vez a partir de los cómics y personajes creados por Stan Lee, Larry Lieber y Jack Kirby para Marvel) y Kenneth Branagh, otra vez el bueno de Ken, se decide por un actor de color, Idris Elba (británico, esta vez) para interpretar uno de los místicos guerreros de Asgard. ¿Alguien puso alguna pega? Debatir sobre el color de la piel de Heimdall era tan estéril como discutir sobre por qué Thor (Chris Hemsworth) llevaba el cabello dorado y su hermano Loki (Tom Hiddleston) de negro azabache. Elba repitió en 'Thor: El mundo oscuro' (Alan Taylor, 2013) y en 'Vengadores: La era de Ultrón' (Joss Whedon, 2015), demostrando que el personaje le sienta como un guante.

BONUS MARVEL: Kingpin y Nick Furia

Michael Clarke Duncan

Antes que Idris Elba en 'Thor', hubo otros casos similares en adaptaciones cinematográficas de cómic que nunca se explicaron, y nadie, absolutamente nadie, le dio ninguna importancia. Kingpin es otro villano de tebeo que, hasta la fecha, sólo ha hecho su aparición en 'Daredevil' (Mark Steven Johnson, 2003) con los rasgos del fallecido Michael Clarke Duncan ('La milla verde'). ¿Que fuese blanco o negro influía en el carácter malvado del personaje? Al contrario, sus imponentes 1,96m. de estatura y 142 kg. de peso le convertían en candidato ideal para interpretar en la gran pantalla al Rey del Crimen que Stan Lee y John Romita habían imaginado a finales de los años sesenta.

Samuel L. Jackson

Para los no iniciados, sobre Nick Furia hay que hacer una aclaración: sí, efectivamente, en su génesis este personaje era de raza blanca, pero su cambio racial no vino dado por su salto del papel al celuloide, sino que éste ya se había producido, tiempo atrás, en las novelas gráficas de Lee y Kirby. A este excombatiente de la II Guerra Mundial y exagente de la CIA, al que se le reconoce por su personalidad marcial y su parche en el ojo, se le otorgó un nuevo origen (y cambio de raza) a principios de la década de los 2000, en la serie Marvel Ultimate. Basándonos en ésta, y tras su contundente aportación en las precuelas de 'Star Wars', que el personaje de Furia fuese a parar a manos de Samuel L. Jackson era una cuestión de pura lógica.

BONUS DC: Harvey Dent y Catwoman

Billy Dee Williams

Sus rivales de DC Cómics tampoco han ido a la zaga en esto de otorgar personajes según el carisma y la calidad del actor o actriz de turno, sin pararse a mirar (ni falta que hacía) el color de la piel. Billy Dee Williams (quien para muchos de nosotros nunca dejará de ser Lando Calrissian en 'Star Wars') fue Harvey Dent en el 'Batman' de Tim Burton, y hubiese llegado a ser Dos Caras en la tercera entrega si el director no hubiese abandonado la serie. Con la llegada de Joel Schumacher y el cambio de casi todo el elenco (salvo Michael Gough y Pat Hingle), incluido el mismísimo Hombre-Murciélago, Williams se vio desbancado por el oscarizado Tommy Lee Jones ('El fugitivo'). Eso sí, recibió una suculenta compensación monetaria...

Halle Berry

El caso de 'Catwoman' es sutilmente diferente, ya que, al contrario que en el caso de Dent/Williams, aquí sí que teníamos una referencia física en nuestro subconsciente. ¿O no recordáis que, durante años, el rumor de una película propia de este personaje fue constante, y todos dábamos por hecho que el papel sería de nuevo para Michelle Pfeiffer? Si algo nos dejó 'Batman vuelve' (Tim Burton, 1992) fue con ganas de más Selina Kyle, y esperar más de una década para ver el engendro hortera de Pitof no contentó a nadie. Halle Berry no era la 'Catwoman' que esperábamos, pero no por ser afroamericana, sino porque ya se había ganado nuestro corazoncito como Tormenta ('X-Men'). Eso sí, recuperó nuestra simpatía al convertirse en una de las primeras intérpretes (si no la primera) en acudir en persona a recoger su Razzie a la Peor Actriz del Año, logrado por esta película.

Artículos recomendados

Cómo molan los juguetes de 'Star Wars: El despertar de la fuerza'

Descubre el catálogo de juguetes de 'Star Wars: El despertar de la fuerza' de Hasbro

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas