Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

10 películas que no sabías que eran remakes

Alberto Frutos Jueves 01 septiembre 2016

Aunque algunos seguimos sin perder la esperanza, parece poco probable que Hollywood reflexione seriamente sobre la necesidad de los remakes a corto plazo. Tampoco es que estén funcionando excesivamente bien en taquilla, pero las revisiones que la industria está llevando a cabo sobre todo tipo de clásicos, ya sean de culto o universalmente populares, van ganando fuerza al mismo tiempo que la nostalgia es, definitivamente, el valor emocional clave del cine de los últimos años. Y tiene algo de morbo pagar una entrada para comprobar como han modificado, en algunas casos de manera terrible, historias que forman parte de tu educación cinéfila. Pero, ya sabéis, el show debe continuar, y a falta de buenas ideas, siempre quedarán las secuelas, los remakes y los superhéroes.

 'Por un puñado de dólares'

Películas que no sabías que eran remakes

1 'Big'
'Big'

Año 1987, Italia. Estreno: 'Cuando fui mayor', dirigida por Franco Amurri. Una historia protagonizada por un niño de nueve años, Marco, enamorado hasta las trancas de su maestra de primaria. Cuando sus padres, obsesionados con el trabajo, se olvidan de su cumpleaños, el pequeño pide un deseo que se hace automáticamente realidad: convertirse en adulto. ¿Os suena? Un año más tarde, Hollywood decidió mantener el punto de partida de aquella y transformarla en 'Big', entretenimiento con marca década 80 que, aún hoy, se mantiene como una de las películas familiares básicas. Gracias a ella, Tom Hanks se convirtió en una superestrella, reventó las taquillas de medio mundo y consiguió su primera nominación al Oscar. Si comparamos las dos películas, no hay duda alguna, gana el remake. Por goleada.

Big en eCartelera
2 'Doce monos'
'Doce monos'

Partiendo de un corto de 1962, 'El muelle', pequeña obra maestra dirigida por el francés Chris Marker, de media hora de duración, Terry Gilliam dio forma con 'Doce monos' a su película más 'convencional'. Y que se multipliquen las comillas hasta el infinito. Una propuesta de ciencia ficción que exploraba los recovecos que proponía su original hasta convertirse en una aventura repleta de giros imposibles, con dos actores en pleno estado de forma, Bruce Willis y, especialmente, Brad Pitt, y una intriga mantenida con talento y puño firme. Pese a caer en pequeños excesos, algo que es un clásico a lo largo de la trayectoria de Gilliam, los muebles quedaron más que salvados y, lo que en el muelle de Marker era poco más que un punto de partida, terminó convertido en joya de culto.

Doce monos en eCartelera
3 'Mentiras arriesgadas'
'Mentiras arriesgadas'

Tres años después de que Francia estrenara 'Dos espías en mi cama', una comedia de acción algo tontorrona y sin demasiado interés, James Cameron decidió dinamitar expectativas con su remake. El director de 'Titanic' cogió las virtudes básicas de la original, resumidas básicamente en su punto de partida, y construyó un monumento al entretenimiento en el que Jamie Lee Curtis merendaba escenas con su sola presencia, algo que le permitió ganar con justicia el Globo de Oro a Mejor Actriz de Musical o Comedia, mientras Arnold Schwarzenegger sumaba un nuevo taquillazo a su cuenta. Uno de esos ejemplos en los que las palabras blockbuster y clásico, casan sin problema. En comparación con la cinta francesa, tenemos más risas, acción y espectáculo. Y un título mucho mejor.

Mentiras arriesgadas en eCartelera
4 'Cisne negro'
'Cisne negro'

Veamos, la historia nos dice que 'Cisne negro' no es un remake, que nace de la mente de Darren Aronofsky y que cualquier parecido, múltiple, con 'Perfect Blue', obra maestra de ese genio absoluto llamado Shatoshi Kon, es fruto de nuestra imaginación. Pero los hechos, señalan lo contrario. El director de 'Noé', como todos, se enamoró de la película Kon, comprando sus derechos de inmediato para, en principio, integrar detalles en sus películas, aunque finalmente solo lo utilizó para una secuencia de 'Réquiem por un sueño'. Y, se supone, ahí termina la relación entre ambos universos.

La cuestión es que, si uno compara ambas películas, se dará cuenta de que, si no es una revisión encubierta, estamos cerca del plagio. Cambiamos a una cantante de un grupo pop de moda por una bailarina enferma por el perfeccionismo y la ambición y tenemos planteamientos calcados. Algo similar ocurre con 'Paprika', de nuevo una joya de Kon, y la mismísima 'Origen' de Christopher Nolan. Y es que los remakes no siempre son admitidos y depende del espectador valorar los niveles de mérito y de deudas que adquiere cada película. En el caso que nos ocupa, parece claro: Aronofsky ama el cine de Kon y le rinde un tributo absoluto a través de un remake, en toda regla. Digan lo que digan.

Cisne negro en eCartelera
5 'Por un puñado de dólares'
'Por un puñado de dólares'

'Yojimbo', clásico de Akira Kurosawa que no ha perdido ni un ápice de su poder hipnótico a lo largo de las décadas desde su estreno en 1961, enamoró por completo a Sergio Leone, quien se decidió a realizar un remake ambientando la acción en el género western. Sin embargo, los responsables de la cinta oriental no dieron su brazo a torcer y no les cedieron los derechos de la película. ¿Paró eso el ímpetu y la voluntad de Leone? En absoluto. Así nació 'Por un puñado de dólares', primera entrega de la memorable trilogía completada por 'La muerte tenía un precio' y 'El bueno, el feo y el malo'. El spaghetti western daba sus primeros, y contundentes pasos, a través de un remake que ocasionó una demanda que, evidentemente, Leone y los suyos perdieron. Un peaje que no pesa lo más mínimo comprobando el poderoso legado que ambas películas han dejado en la historia del cine.

Por un puñado de dólares en eCartelera
6 'Infiltrados'
'Infiltrados'

Sigue siendo tan incomprensible como indignante que los ÚNICOS Oscar a Mejor Director y Mejor Película que hayan caído entre las manos de Martin Scorsese sea el de 'Infiltrados'. Ojo, no porque estemos ante una mala película, ni muchísimo menos, hablamos de un thriller con todas las virtudes y señas de identidad de su genial responsable, pero, maldita sea, hablamos del director de, entre otras, 'Toro salvaje', 'Uno de los nuestros', 'Casino' o 'Taxi Driver'. No nos salen los cálculos.

En cualquier caso, bienvenidos aquellos premios que recompensen la labor de un cineasta absolutamente imprescindible, incluso cuando solamente se trate de un (gran) remake. La original, 'Juego sucio', ya era un potentísimo artefacto de acción y tensión realizada con importantes dosis de talento, suponiendo un más que asequible punto de partida para que Scorsese se sintiera como en casa. Y vaya si lo hizo. Respetando profundamente su referente, Marty se lo pasó bomba con este juego de policías, criminales, gatos, topos y ratas. Todos contentos. Incluida, al fin, la Academia de Hollywood.

Infiltrados en eCartelera
7 'Los padres de ella'
'Los padres de ella'

'Meet the Parents', película dirigida por Greg Glienna en 1992 fue un absoluto desastre de crítica y público. La primera, la maltrató sin piedad, y los espectadores... bueno, hicieron como que nunca existió. Sin embargo, en una de esas decisiones que nos hace mantener la esperanza en alguna de las mentes de la industria de Hollywood, vio en ella un punto de partida interesante para plantear un remake que consiguió todo lo que la cinta original no. 'Los padres de ella' nos confirmaba la vis cómica de Robert De Niro, demostrada ya en la estupenda 'Una terapia peligrosa' y desaprovechada en infinidad de películas posteriores, explotaba al máximo su química con Ben Stiller y daba pie a una inesperada trilogía que mantuvo el nivel con su segunda entrega pero que naufragó con 'Ahora los padres son ellos'. En cualquier caso, una demostración de que el éxito en el remake está donde menos te esperas. Hasta en los fracasos más sonados.

Los padres de ella en eCartelera
8 '¿Conoces a Joe Black?'
'¿Conoces a Joe Black?'

Todo comenzó con una obra de teatro de Alberto Casella adaptada al cine en 1934 de la mano de Mitchell Leisen con el título de 'La muerte de vacaciones'. Una cinta de poco más de ochenta minutos con cierto encanto que, seis décadas más tarde, se convirtió en un dramón de tres horas de duración llamado '¿Conoces a Joe Black?'. Un absoluto desastre en taquilla, con un presupuesto de 90 millones de dólares y una recaudación en Norteamérica de poco más de 40, totalmente justificado. Una propuesta diseñada a mayor gloria de un Brad Pitt carente de personalidad y carisma, sobre el que reposa todo el peso de una película más que fallida, interminable, aburrida y repleta de momentos de un romanticismo edulcorado e insoportable. Al final, la mejor decisión es regresar a la curiosa cinta de los años treinta, la cual demuestra que, casi siempre, menos es más.

¿Conoces a Joe Black? en eCartelera
9 'El hombre que sabía demasiado'
'El hombre que sabía demasiado'

1934 y 1956. 22 años de diferencia para contar la misma historia, sin cambio alguno, pero cambiando Inglaterra por Estados Unidos y a Leslie Banks y Peter Lorre por James Stewart y Doris Day. Estas fueron las decisiones que Alfred Hitchcock tomó a la hora de rehacer su propia película, 'El hombre que sabía demasiado', con más medios, más superestrellas y mismo talento para plasmar la tensión, el misterio y la intriga. Con todo, si hay que elegir, la original británica tiene un encanto especial que se pierde, en cierto modo, tras su revisión norteamericana. En cualquier caso, un curioso ejemplo de directores valientes que toman sus propias películas como si de una revancha juguetona se tratase.

Michael Haneke repitió la jugada con sus 'Funny Games' y el propio Hitchcock no pudo evitar que Gus Van Sant plagiara plano a plano su obra maestra, 'Psicosis'. Nadie está salvo. Pero, oye, puestos a que puedan destrozar tu trabajo, mejor que seas tú mismo.

El hombre que sabía demasiado en eCartelera
10 'Ben-Hur'
'Ben-Hur'

Una vez confirmada la catástrofe absoluta de su reciente remake, conviene destacar que 'Ben Hur', sí, aquel clásico del séptimo arte protagonizado por Charlton Heston era, a su vez, una revisión de una película muda de, nada más y nada menos, que 1925. Una superproducción realizada por Fred Niblo que, al mismo tiempo, era un remake de una primera versión rodada en 1907 y que tenía una duración de 20 minutos. Una broma comparada con los 143 minutos de la película de Fred Niblo y con los 211 de la obra maestra de William Wyler. Vale, la nueva versión dura 'solamente' dos horas, aunque parezcan mucho más. En cualquier caso, cuatro visiones completamente distintas sobre una historia cuyo poder ha quedado más que demostrado a lo largo de las sucesivas décadas. Desde luego, si tenemos que quedarnos con alguna de ellas, la gran triunfadora de los Oscar de 1960 es la opción correcta. 11 estatuillas doradas que recalcaron su estatus de clásico absoluto. Ojalá nos hubiéramos quedado con ese recuerdo.

Ben-Hur en eCartelera

No todo es malo, por supuesto, muchas de las nuevas adaptaciones que se han hecho a lo largo de la historia han igualado, e incluso superado, a sus originales, pero suelen ser más excepciones que casos comunes. Lo que sí que es un subgénero en toda regla, y uno de los más divertidos, es el de descubrir que, siendo tú uno de esos militantes en el bando antiremake, has disfrutado como un enano con algunos de ellos, con la característica de que no tenía ni idea de su naturaleza. Hay muchas películas que han ocultado su origen lo máximo posible, especialmente si aquel está especialmente alejado de los gustos populares, sirviéndose de puntos de partida exóticos o marginales para construir propuestas comerciales aptas para el mayor número de público posible.

Aquí reunimos algunos ejemplos de esas películas que nos sorprendieron cuando descubrimos que se trataban de remakes y que, en algunos casos, aportaron algún factor diferenciador a su espíritu de adaptación alejado de la originalidad. Trabajos mejores y peores que, de todas formas, han superado las restricciones de su condición de revisión para consolidarse como propuestas con identidad, personalidad y, lo más importante, virtudes propias.

Artículos recomendados

Crítica de 'Criminal'

'Criminal': Viaje a la cumbre del disparate

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas