Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'John Wick: Capítulo 3 - Parabellum': Keanu Reeves vuelve a superarse con la mejor entrega de la saga

Héctor Martín Martes 28 mayo 2019

En 2014 Keanu Reeves nos dejó claro que aún le quedaba mucha tela que cortar con 'John Wick'. Dos años más tarde, la secuela demostró que la historia del asesino más formidable del mundo aún podía ir mucho más lejos. Ahora, en 2019, 'John Wick: Capítulo 3 - Parabellum' cimenta esta franquicia como una de las mejores sagas dentro del género de la acción, demostrando que el éxito de aquella primera entrega no fue una casualidad y que John Wick ha llegado para quedarse.

Con esta tercera entrega, la dupla actor-director (Keanu Reeves y Chad Stahelski) ha vuelto a dejarnos con la boca abierta, con todo un despliegue técnico y artístico dentro del departamento de la acción, subiendo el listón con sus espectaculares secuencias de acción, perfectamente filmadas y coreografiadas, diseñadas con creatividad y minuciosidad, dentro de una película con un ritmo frenético, que sabe tomarse su tiempo parar profundizar en la mitología que rodea a uno de los personajes más fascinantes de la historia reciente del cine, mitad mito, mitad leyenda y todo John Wick.

Crítica John Wick 3

El arte de la violencia

Antes de nada, tenemos que hablar de la auténtica estrella de esta cinta: la acción (rodada, montada e iluminada de manera impoluta).

Mediante el uso de planos amplios y abiertos y tomas largas, Stahelski presenta un espectáculo para los sentidos que llena la pantalla de energía una vez más, en gran parte gracias al compromiso y dedicación de su reparto de actores y especialistas. Cada disparo, cada golpe y cada puñalada tienen un efecto real en la audiencia, que puede disfrutar del frenético ritmo de la acción sin perderse en ningún momento. Porque, a diferencia de otros títulos del género, 'John Wick' no trata de ocultar lo que está pasando, sino todo lo contrario, la dirección está ahí para mostrar la acción en toda su brutal belleza. Reeves, Stahelski y compañía consiguen hacernos creer que lo que estamos viendo es real porque no acuden a los efectos digitales, ni tratan de marearnos con infinidad de cortes y planos cortos o mal iluminados. La geografía de la escena está clara, sabemos que lugar ocupa cada personaje y dónde están los unos en relación con los otros, lo que hace que la experiencia sea inmersiva, colocándonos en mitad de una pelea a muerte cada 20 minutos.

Y no hay un ejemplo mejor para representar dicha maestría que la primera media hora de esta película, sin lugar a dudas los mejores 30 minutos de toda la saga, una concatenación de escenas de acción en las que el protagonista se hace paso a través de un sinfín de asesinos, que buscan cobrar la cuantiosa recompensa por el alto precio que se le ha puesto a la cabeza de Wick.

A pesar de la espectacularidad de sus escenas, una película de acción de 122 minutos podría volverse en un monótono espectáculo de disparos y persecuciones. Por suerte, 'John Wick 3' no es una película de acción al uso, la creatividad puesta en el diseño de cada secuencia ofrece una variedad de recursos visuales y estéticos que imprimen una cierta seña de identidad en cada set piece. Porque esta película lo tiene todo: tiroteos (ya sea con armas automáticas o revólveres de hace dos siglos), persecuciones (a pie, a moto o a caballo), peleas mano a mano, duelos con cuchillos o katanas... El repertorio es tan amplio como puedas imaginar.

crítica John Wick 3

Profundizando en su universo

'John Wick 3' tiene mucho más que ofrecer más allá de sus viscerales secuencias de infarto, el universo que rodea al protagonista es tan rico y profundo que resulta imposible perder el interés por lo que se nos está contando, incluso cuando la película baja el ritmo continuamos enganchados a la trama, descubriendo nuevos detalles acerca de la mitología que envuelve a los personajes.

Esta tercera entrega profundiza aún más en el mundo de John Wick, desvelando algunos de los misterios que rodean al personaje: sus orígenes, la jerarquía dentro del gremio de los asesinos, que es la Alta Mesa o de dónde viene toda esta sociedad secreta y su sistema de pago, esas monedas doradas que ya son sinónimo con esta saga. El guion sabe cuando tomarse un descanso con la acción, pero la atención de la audiencia no baja en ningún momento, porque la película sabe cuándo darnos la información que necesitamos, dejándonos tomar un respiro. Al fin y al cabo, una cinta de acción compuesta de una escena de acción tras otra no sería más que ruido visual sin demasiado sentido, y 'John Wick 3' no comete ese error.

Stahelski y compañía no solo profundizan en las reglas y normas que rigen esta mitología, también exploran nuevos rincones de este amplio y fascinante universo, cautivando nuestra atención con cada nuevo descubrimiento. El guion también incluye sus propios giros inesperados, se rompen alianzas y se altera el status quo establecido hasta ahora, dejándonos con la boca abierta incluso cuando no se está disparando un arma.

crítica john wick 3

Un reparto a la altura

Llegados a este punto, decir que Keanu Reeves se ha convertido en John Wick sería algo redundante, pero lo cierto es que el actor está tan bien dentro de la piel de este personaje que no sería descabellado ver a Wick alcanzando el nivel de iconicidad de Neo. Reeves lo da todo y su nivel de compromiso con la acción lo sitúa junto a otros grandes intérpretes del género como Tom Cruise, famoso por su dedicación a la hora de superar nuestras expectativas con cada entrega de 'Misión Imposible'. Pero Reeves no solo destaca en el apartado de las escenas de acción, el actor también aporta un cierto estoicismo y gran emoción al personaje, parte de la fragilidad que le rodea, no solo como actor sino como persona. John Wick sigue luchando, incluso cuando todo está perdido, para poder mantener vivo el recuerdo de su mujer, una reflexión que se acerca a la que el actor le dio a Stephen Colbert en una entrevista.

El resto del reparto no se queda atrás, Ian McShane, Laurence Fishburne y Lance Reddick vuelven a dar vida a sus respectivos personajes con la misma facilidad y desenvoltura que demostraron en entregas anteriores, casi como si llevaran una década habitando esos papeles. En cuanto a los nuevos miembros del reparto, tanto Anjelica Huston como Jerome Flynn ofrecen una interpretación magnética en sus papeles, dentro de algunas de las escenas más interesantes del filme. Asia Kate Dilon, por su parte, nos regala una interpretación que será recordada como uno de los personajes más insufribles de este año (y esto lo decimos como el mayor de los halagos). Porque tiene que costar mucho ser tan insoportable.

En 'John Wick: Pacto de sangre', el rapero y actor Common compartió escena con Keanu Reeves, presentando el primer desafío real para el protagonista. Pero, en esta nueva entrega es Mark Dacascos, una leyenda del cine de acción por derecho propio, el encargado de ponérselo más difícil que nunca. Su personaje se presenta como una psicótica y febril versión de Wick, mientras que "Baba Yaga" es todo estoicismo, este asesino tiene un retorcido sentido del humor y la competitividad que le empujan a querer ser "el hombre que mató a John Wick". Dacascos funciona como el alivio cómico de un guion con un sentido del humor muy particular que funciona perfectamente dentro del universo ya establecido y que sabe cuando tomarse a sí mismo en serio y cuando aliviar algo de tensión, 'John Wick 3' es consciente de sus puntos fuertes y no necesita tener aspiraciones más allá del entretenimiento puro, pero de gran calidad.

Crítica John Wick 3

Pero, en lo que a los recién llegados respecta, ningún miembro del reparto consigue brillar de la forma en la que lo hace Halle Berry. Su personaje no solo protagoniza una de las mejores secuencias de acción de la película, demostrando unas habilidades que rivalizan con las de Reeves, sino que también ofrece una de las historias más interesantes de la cinta, que explora su pasado y su relación con John Wick. Sin embargo, nos habría gustado ver a Berry más tiempo en pantalla. Su personaje queda relegado a un rol secundario que funciona más como una herramienta narrativa que otra cosa, su cometido es hacer que la trama se mueva, llevando a Wick de un punto de la historia a otro y las consecuencias de sus actos y sus decisiones nunca son explicadas del todo. Vamos a dejarlo claro, el personaje de Berry tiene que aparecer en la siguiente entrega de la saga, y darle un spin-off no estaría de más.

En resumen, 'John Wick 3' es una experiencia cinématica única que no puedes perderte, que consigue elevar aún más el listón y que merece ser vista en las salas y en compañía de aquellos que quieran compartir las sensaciones que ofrece: un derroche de diversión y maestría en una de las mejores películas del género de acción.

Nota: 9

Lo mejor: Su ritmo frenético, cómo profundiza en el mundo de John Wick, todo su reparto y las secuencias de acción (las mejores de la saga).

Lo peor: Que el personaje de Halle Berry no tenga el protagonismo que debería.

Artículos recomendados

Este agujero de guion de 'Aladdín' ha sido solucionado en el remake

El remake de 'Aladdín' soluciona un agujero de guion de la película original

Comentarios

Noticias relacionadas