Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'La casa de papel' 4x03, 'Lección de anatomía': "Toda esta mierda atufa y ya se acaba, chiquita"

Javi P. Martín Sábado 04 abril 2020

Este es el tercer capítulo de ocho, con los que pretendemos analizar en profundidad los episodios de la Parte 4 de 'La casa de papel'. Publicaremos dos al día.

Empieza fuerte el episodio, con Tokio asegurando que se puede "declarar tu amor a martillazos". Bueno, no es la mejor forma, pero en 'La casa de papel' ya sabemos que hay más golpes que abrazos. Mientras tanto, el Profesor y Marsella rescatan a Antoñanzas de su piscina. Le han llenado la casa, y los coches, de explosivos falsos, ofreciéndole así una amistosa coartada para que colabore con ellos. Eso y unos cuantos fajos de billetes. Antoñanzas, que ya ha visto cómo se las gastan Sierra y Tamayo en los márgenes de la ley, está en un momento perfecto para mostrarse colaborativo con unos terroristas de buen corazón que le están ofreciendo un montón de dinero. Y así es como el Profesor consigue su as en la manga. Antoñanzas confirma que Raquel Murillo está viva, y el Profesor le da la clave para que ella sepa que él está cerca: su reloj.

'La casa de papel'

De un reloj a un colgante: Denver ha decidido demostrar que no es un machista fabricando un corazón de oro para Estocolmo. El pobre no se ha enterado de nada. Pero cuando va a entregárselo, ve que su exnovia está intimando con Río. Así que decide no darle el corazón, literal y figuradamente.

Sin embargo, el que ha perdido el corazón y la cabeza, pero por Nairobi, es Bogotá. ¿Lo habíais visto venir? Yo tampoco. La joven gitana está aún inconsciente, y si recordamos ella estaba enamorada de Helsinki. Como decían las de Objetivo Birmania: "Uh, vaya lío".

Para lío en el que anda metida Lisboa, que resulta que no eliminó al 100% las pruebas de su llamada a su madre y su hija. Alberto, su exmarido, va a examinar esa ambulancia y acabará encontrando una tarjeta SIM que les guíe hacia las Filipinas, y hacia lo único que la policía podría utilizar para negociar contra Lisboa.

'La casa de papel'

Mientras tanto, Palermo sigue adelante con su plan, un plan suicida y estúpido: aliarse con Gandía para que este se convierta en "el agente del caos que necesitamos. En 'Alien, el octavo pasajero', en John McClane en 'Duro de matar'" (ese era el título argentino de 'Jungla de cristal'). Y para empezar, le recomienda que cargue contra Río, el eslabón más débil del atraco en este momento.

'La casa de papel'

Fuera del Banco, el Profesor llega a un refugio parecido al mismo desde el que coordinó el atraco a la Casa de la Moneda y Timbre. En una conversación con Tokio, le pide que informe a Palermo de que Lisboa está viva. Quiere que dé con un plan para rescatarla: "Necesito que Palermo vuelva a enamorarse del plan". En relación con esto, un flashback mostrará el momento en el que el Profesor decidió confiar en Palermo y unirse a él y Berlín para dar forma al golpe. "Esto es mucho más que un atraco, y tú lo sabes bien", asegura el argentino. La cara de Álvaro Morte al escuchar estas palabras es de placer, de egomanía. Esta es la historia de un grupo de criminales con delirios de grandeza que se autoproclaman los hijos de la revolución.

'La casa de papel'

"No puedes controlarlo porque es un ególatra. Está obsesionado con el poder. Y eso significa que si no es él quien esté al mando, va a hacer lo posible por conseguirlo", adivina Sergio. Esta es una escena escrita con un solo propósito: justificar los límites a los que va a llegar el argentino en los próximos episodios. Mentira: hay dos propósitos más para esa escena. El primero es enseñar dos botellines de Estrella Galicia (es difícil meter el product placement en un atraco). El otro propósito: mostrar el lado oscuro de Berlín, que amenaza a un desconocido que se ha reído de él. En unos minutos veremos que, solo por haberle ofendido, ese pobre hombre recibirá varias cuchilladas en los testículos. Está bien que los guionistas recuerden que el personaje de Pedro Alonso es un psicópata.

Alguien en esa sala de guionistas está muy orgulloso del recurso literario aquel del Maserati, porque la escena siguiente se recrea en él. Tokio se ha enterado del mote que Denver le ha puesto, y va a hacer lo que mejor sabe: cosas sin sentido. En una especie de provocación gratuita a Denver, probablemente guiada por un tipo de orgullo herido, le dice: "Si quieres te doy una vuelta. Luego le damos al botón, borramos la cinta, destruimos la caja negra y aquí no ha pasado nada". Está confundiendo un coche con una grabadora con un avión, la verdad.

'La casa de papel'

La respuesta de Denver, a la altura: "Yo cojo el Maserati, lo pongo a 200 y me pongo a hacer trompas hasta que se le quemen las gomas. Y me quedo tan ancho, guapa. Soy mu macho, así que llévate cuidado no vaya a ser que tengas que llevar el coche al taller, a cambiarle la suspensión. Y espérate a ver cómo se queda el chasis". Ante esta amenaza de ¿violarla y darle una paliza a la vez?, Tokio se queda sin palabras y con los ojos llorosos. De nuevo, 'La casa de papel' muestra cómo los hombres se imponen a las mujeres por la vía de la violencia, por muy valientes que sean ellas. Lo verbalizará dentro de un rato Palermo: "Ahí están, las mujeres empoderadas. Toda esta mierda atufa y ya se acaba, chiquita".

Mientras tanto, Antoñanzas demuestra ser un chaquetero leal: no tarda en informar al Profesor de que la Policía ha localizado el escondite en Filipinas. Por el camino, Antonio Romero se convierte en un muy buen alivio cómico entre tanta tensión.

Para tensión, la que se puede cortar entre Sierra y Lisboa. Najwa Nimri es capaz de convencernos de que esa sociópata está preocupada por Raquel Murillo: la inspectora le ofrece a su excompañera hacer una llamada a su madre y su hija para que se salven, a cambio de información. "A mí tampoco me hace ninguna ilusión que Paula esté con el imbécil de Alberto", asegura. Pero cuando está a punto de convencer a Lisboa de que entregue al Profesor a cambio de su hija, Antoñanzas entra en la sala y le enseña discretamente a Lisboa el reloj del Profesor. Típico de 'La casa de papel', estos momentos son los que compensan todo lo demás.

'La casa de papel'

Y aquí viene una escena interesante: mientras Río se sincera ante Estocolmo y le confiesa en qué consistió su tortura cuando estuvo detenido, a lo lejos Denver y Tokio se ríen de ellos. Los que acaban de tener un momento de colisión totalmente gratuito, con amenaza de violación incluida, ahora liman asperezas para lidiar con sus propios celos. Son cuatro niños perdidos, pero dos de ellos lo están gestionando de una forma saludable, hablando de sus sentimientos, y los otros dos no. "¿Sabes en lo único en lo que pensaba? En que era el Profesor quien tenía que ser enterrado vivo, y no yo", admite Río. Esto traerá cola.

El "caos silencioso"

Mientras tanto, Palermo sigue poniendo en práctica su "caos silencioso": aprovechando la debilidad actual de Río, y ante la mirada atenta de Belén Cuesta (ahí está, otra vez), consigue que Gandía se libere de sus esposas. Y este, que descubriremos muy pronto que es un psicópata de primera, utiliza el trauma de Denver para escapar sin problemas. "¿Vas a matar a un padre de familia desarmado que solo quiere escaparse? Tú no vas a disparar", le dice. Y sale corriendo. "Nos vemos pronto". Ahí va John McClane.

'La casa de papel'

Y de repente, Nairobi despierta. Menos mal, la echábamos de menos. Este es otro de esos momentos típicos de 'La casa de papel' que demuestran que sus guionistas trabajan a partir de puntos de giro muy potentes. Lo que es muy curioso, porque es la forma más tradicional de escribir una serie de televisión, pensando en las pausas publicitarias. Pero hablamos de una ficción que fracasó en su emisión original y triunfó en el streaming, donde esos puntos de giro, en principio, no son tan necesarios. ¿O sí?

Resto de recaps

- 4x01, 'Game Over'

- 4x02, 'La boda de Berlín'

- 4x03, 'Lección de anatomía'

- 4x04, 'Suspiros de España'

- 4x05, '5 minutos después'

- 4x06, 'KO Técnico'

- 4x07, 'Tumbar la carpa'

- 4x08, 'Plan París'

Artículos recomendados

¿Te atreves con la Escape Room virtual de 'Harry Potter'?

¿Te atreves con la Escape Room virtual de 'Harry Potter'?

Comentarios

Noticias relacionadas