Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

La lucha feminista de Reese Witherspoon, sus potentes discursos y el éxito de sus producciones

Berta F. del Castillo Viernes 08 marzo 2019

"Señoras y señores, creo que estamos viviendo una crisis cultural", decía la Mujer del Año según la revista Glamour, Reese Witherspoon, ya en 2015. Desde entonces no ha dejado de repetirlo con cualquier excusa, en cada plataforma, cada vez que alguien le da la oportunidad de usar su voz. Y el mensaje sigue sin calar lo suficiente. "«¿Qué hacemos ahora?». Me encanta hacer preguntas, pero esta es la pregunta que más odio", continuaba esta actriz y productora en uno de los discursos más potentes de los últimos años sobre el machismo en la industria audiovisual. "Odio leer guiones en los que no está involucrada ninguna mujer porque inevitablemente llego a ese punto en el que la chica se gira y pregunta al chico: «¿Qué hacemos ahora?». ¿Conocéis a alguna mujer que en una situación de crisis no tenga ni idea de qué hacer? Es ridículo pensar que una mujer no sabría qué hacer".

Esta constante en los papeles femeninos inspiró a Witherspoon que, haciendo caso a su madre y ese «cariño si quieres que se haga algo, hazlo tú misma», decidió meterse en la producción. Lo cuenta también en esa genial reflexión que cierra haciendo un llamamiento a las mujeres en política, medios de comunicación, la industria tecnológica, a las emprendedoras, profesoras, trabajadoras de la construcción... Todas esas mujeres que saben el problema al que nos enfrentamos: "Os invito a que os preguntéis «¿Qué hacemos ahora?». ¿Qué es lo que crees que no puedes conseguir? ¿Qué es lo que la gente siempre te ha dicho que no podías lograr? ¿No sería genial demostrar que están equivocados? 'Ambición' no es una palabrota, simplemente significa que crees en ti mismo y en tus habilidades. ¿Qué pasaría si fuésemos un poco más ambiciosas? Creo que el mundo daría un vuelco".

Es muy difícil no emocionarse con esas palabras que iban acompañadas también de una reflexión económica vital que llamaba la atención sobre la cantidad de espectadoras que buscan sin éxito productos en los que verse representadas. "Invertí mucho tiempo en ese discurso", aseguraba de nuevo la actriz en un articulo que escribiese para la misma revista dos años después. "Leí muchas noticias en las que se resaltaba la ambición como una cualidad negativa en las mujeres. Había un estudio que llegaba a la conclusión de que una mujer ambiciosa parecía egoísta y menos digna de ser contratada que un hombre con las mismas cualidades, lo que hizo que me preguntase qué hay de malo en ser ambiciosa". Witherspoon continúa asegurando que el éxito de algunas mujeres que no han dudado en abrazar su ambición desde que ofreciese aquellas inspiradoras declaraciones, le ha dado esperanza, pero que se siente derrotada cada vez que descubre que las mujeres siguen cobrando menos que los hombres en puestos de responsabilidad o que "seguimos peleando por los mismos derechos que reclamábamos hace 45 años".

Pero esta ganadora del Oscar no se rinde, no se cansa de repetir la misma cantinela una y otra vez porque desde aquellas poderosas palabras la lucha sigue siendo necesaria. "A mi, como a Elle Woods, no me gusta que me subestimen", aseguró, y desde entonces no ha dejado de demostrar que solo un loco pensaría que hay algo que esta mujer no pueda lograr. En 2012 fundó la productora Pacific Standard junto a Bruna Papandrea, y juntas consiguieron hacerse un hueco en el competitivo Hollywood gracias a que sus producciones, 'Perdida' y 'Salvaje', tuvieron un gran éxito coronado por sendas nominaciones a los Oscar. Después vino 'Big Little Lies' y el triunfo de esos proyectos liderados por mujeres quedó más que claro. Parecía que las cosas cambiaban poco a poco. "Me he sentado con jefes de estudio que han pagado medio millón de dólares o dos millones a una gran estrella masculina para que se ponga al frente de su empresa pero no están dispuestos a pagar a una mujer para que haga lo mismo. Eso sí, quieren comprar todo lo que desarrollo con mi dinero. Es un «nos encanta que tú lo estés haciendo y lo compraremos cuando esté terminado»". Así la situación mejora gracias a esas mujeres que, pese a todo, arriesgan y se vuelcan, pero la barrera económica continúa presente. Confiar un gran presupuesto a una mujer sigue siendo un problema.

 Reese Witherspoon en una imagen promocional de Hello Sunshine

* Reese Witherspoon en una imagen promocional de Hello Sunshine.

Hello Sunshine, hemos venido a quedarnos

Su incansable apuesta por dar voz a las historias escritas y protagonizadas por mujeres llevó a esta actriz a poner su dinero tras Pacific Standard algo que "todo el mundo en el negocio audiovisual te dice que no hagas" y la cosa resultó, pero su visión y la de Papandrea dejaron de seguir la misma línea en el momento en el que Witherspoon decidió apostar por las plataformas en streaming por lo que, aunque continuan colaborando en la segunda temporada de 'Big Little Lies', dijeron adiós a Pacific. "Las mujeres no estaban yendo al cine, estaban viendo series en streaming. Estaban en Instagram y Facebook. Las plataformas digitales no dejaban de ganar y la única forma era acudir a donde están las mujeres en lugar de esperar que ellas vengan al cine a buscarnos".

Así nació Hello Sunshine, productora fundada por Witherspoon con el objetivo de impulsar historias creadas por mujeres y para mujeres que va a dar mucha guerra de la mano de propuestas más que suculentas. Una de las más llamativas es la adaptación de la novela 'Little Fires Everywhere', proyecto encabezado por Witherspoon junto a Kerry Washington, que generó tantísima expectación entre las plataformas en streaming como para inspirar una puja que se cerraría con Hulu soltando un más que cuantioso puñado de dólares. Junto a esta serie encontramos la nueva ficción de Octavia Spencer o la próxima comedia de Kristen Wiig para Apple; por no hablar de las películas que también se están gestando en esta casa, como es el caso de la adaptación de la novela 'The Gilded Years' cinta protagonizada y producida por Zendaya (junto a Witherspoon), que ya se desarrolla bajo el título 'A White Lie' y que trata sobre la primera mujer negra que estudiase en Vassar.

Además de todo esto, uno de los proyectos estrella de Hello Sunshine une de nuevo a Witherspoon y a Jennifer Aniston para ponerlas al frente del matinal televisivo en torno al que gira una serie que también cuenta con las antaño hermanas Green como productoras ejecutivas. Así estas actrices que trabajasen juntas en la mítica 'Friends', han conseguido cerrar uno de los contratos más caros de la historia de la televisión. Y es que Apple ha dado luz verde a dos temporadas que contarán con un presupuesto de entre unos 12 y 15 millones de dólares por episodio, que es precisamente lo que cuestan los episodios más caros de 'Juego de Tronos'.

 Laura Dern, Nicole Kidman, Zoë Kravitz, Reese Witherspoon y Shailene Woodley con su Globo de Oro por 'Big Little Lies'

* Laura Dern, Nicole Kidman, Zoë Kravitz, Reese Witherspoon y Shailene Woodley con su Globo de Oro por 'Big Little Lies'.

De 'Una rubia muy legal' a #TimesUp

Witherspoon confiesa que cuando protagonizó 'Una rubia muy legal' no se imaginaba en lo que iba a convertirse, pero repasando su trayectoria y el trabajo que está haciendo por impulsar personajes femeninos que vayan más allá del dichoso «¿Qué hacemos ahora?», es difícil pensar que la semilla no estaba ahí. Esta actriz asegura que siguen parándola por la calle para decirle que su Elle Woods aún inspira carreras en la abogacía. "En su momento no la entendí como el moderno manifiesto feminista que de alguna manera es. Ver a una mujer interesada en hacerse las uñas que a la vez apuesta por su carrera y consigue lo que se propone, representaba una nueva idea de lo femenino. Muchas mujeres se identificaron con eso... Con eso y con el hecho de sentirse subestimadas".

Mucho ha llovido desde entonces. Mucho ha llovido desde que los discursos de Witherspoon por potentes y bonitos que fueran no lograsen marcar la diferencia. Por suerte ha llovido tanto que al fin, está calando. "En parte no me lo creo, no puedo creer que por fin nos estén escuchando, y a la vez es un alivio. Ya no tengo que pasarme los 15 primeros minutos de cada reunión hablando de la falta de contenido para mujeres. Ahora es «Sí, sí, lo sabemos»", dice esta productora a la que muchas de sus compañeras de profesión atribuyen la semilla del movimiento que aspira a proteger a las mujeres de la industria: TIME'S UP. Y es que todas las conversaciones pasaban por Reese. "Eran emails y conversaciones entre amigas y todo el mundo poniéndose en contacto a través de Reese", ha comentado Allison Janney. "Muchas de las amigas de Reese se lo dijeron a otras amigas. Fue como una especie de cadena de mujeres". "Actrices, agentes, guionistas, productoras... Estábamos hablando de cómo podíamos marcar la diferencia, de cómo podíamos ayudarnos entre nosotras y cambiar las cosas. Entonces decidimos reunirnos", recuerda Laura Dern.

Tras aquella reunión llegó la carta que firmarían originariamente 400 mujeres de la meca del cine, entre ellas las mencionadas y Meryl Streep, Melissa McCarthy, Michelle Pfeiffer, Goldie Hawn, Michelle Williams, Mila Kunis, Gwyneth Paltrow, Nicole Kidman, Amy Schumer, Spencer, Jennifer Lawrence, Zoe Saldana, Aniston... Y tantas otras; después vendría el fondo de apoyo económico para las que necesiten ayuda legal, los grupos de apoyo para las supervivientes de abusos sexuales y las campañas por la igualdad tras las cámaras, como el reto del 4%.

Después llegó por fin el día en el que Reese dejaría de estar sola en esa búsqueda de un Hollywood lleno de verdaderas oportunidades para las mujeres, una industria cinematográfica que debería corear al unísono «¡Gracias Reese por no rendirte!».

Artículos recomendados

Emma Suárez se convierte en una mujer dispuesta a todo en '70 binladens'

Emma Suárez ('70 binladens'): "Interpretar a Raquel Crespo ha sido todo un desafío"

Comentarios

Noticias relacionadas