Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Última hora La cuarta temporada de 'Élite' ya tiene fecha de estreno en Netflix

Especial 8M: 'Skam', la serie que merecen las adolescentes de 2020

Luisa N. Jabato 08 marzo 2020

Mientras los adultos debaten entre ataques e insultos sobre si un Ministerio usando el lema "sola, borracha, quiero volver a casa" fomenta el consumo de alcohol, pero no es TAN violencia machista si asesinas a tu pareja habiendo bebido; la gente joven, por suerte, tiene otros referentes a los que admirar, al menos en el cine y la televisión. Solo en los últimos meses podemos destacar como imagen de esa nueva juventud moderna, inclusiva y dispuesta a mejorar 'Súper empollonas' en el cine y, además desde nuestro país, 'Skam' en las pequeñas pantallas, todas las pantallas. Coincidiendo con este 8M, la serie de Movistar+ emitirá el noveno episodio de su tercera temporada, el último, la noche del domingo. Aunque se basa en una serie noruega y mantiene algunos de sus ejes centrales, en un juego de copias y rupturas se ha convertido en un producto único, auténtico, autóctono e independiente, pero sobre todo en la ficción que las y los adolescente de 2020 necesitan.

Las dos primeras temporadas, centradas en los personajes de Eva y Cris, trataron temas tan importantes en el desarrollo de la identidad como la orientación sexual, el bullying y los trastornos mentales. Sin embargo, ha sido en esta última, protagonizada a la vez por Nora (Nicole Wallace) y Viri (Celia Monedero), donde las tramas han tomado un matiz más severo elevando la relevancia de la serie y el impacto que pueden tener sobre su audiencia. Nora, la más segura y con más conciencia de género de sus amigas. Nora, a la que no le importa lo que piensen los demás y tiene claro lo que vale. Nora, esa Nora, será la que se enrede en una relación tóxica y abusiva manipulada por el amor romántico, sobre la que además sobrevuela la amenaza de la violencia sexual. En la era de la manada, de las filtraciones de fotos íntimas de famosas y el auge de la extrema derecha, qué importante es que la cultura nos ayude, y sobre todo ayude a quienes tienen que crecer entre pines parentales, a expiar la culpabilidad, buscar ayuda y abrazar al feminismo, esa temida palabra.

Nora en la T3 de 'Skam'

"Ha pasado así tan poco a poco que no me di cuenta"

Los primeros capítulos de la tercera temporada podrían pecar de lentos, pero lentamente también se afianzan las relaciones de poder y abuso. Las voces más conservadoras no parecen entender que violencia no es solo el tortazo, que violencia son los celos, el chantaje, la manipulación y la culpa. Y eso llega poco a poco. Desarrollar una relación de pareja tóxica en tan solo 10 episodios es una tarea complicada, pero 'Skam' España se ha tomado su tiempo en hacerlo de la manera más sutil posible, teniendo que ajustarse a su sistema de clips cortos en tiempo real. Detalles en la ropa, el pelo y la sonrisa van dejando pistas, pero son los labios, que Nora deja de pintarse de su rojo característico, la señal de alarma más evidente. Nadie se lo ha pedido, pero a su novio le gusta más al natural, y además el maquillaje, al fin y al cabo, es también una forma de expresión.

El objetivo de 'Skam' es comprender las inquietudes, preocupaciones y cambios de la adolescencia y hablarles con su propia narrativa. Pero también es mostrar a la sociedad de 2020 unos referentes femeninos entre los que no existe la rivalidad injustificada, la amistad es el tema central y entre ellas se apoyan y se complementan. Mientras en pleno siglo XXI siguen completamente normalizadas la violencia contra las mujeres, el acoso callejero, el body shaming y victim blaming, 'Skam' envía un mensaje claro a las chicas: no están solas, no son objetos pasivos y no son culpables. A Diferencia de lo que ocurre en la versión noruega, donde unas fotos desnuda se toman sin el consentimiento del personaje de Noora para luego chantajearla, la Nora española se hace esas fotos porque le apetece, porque se siente bien consigo misma, básicamente porque puede. Sacarse fotos desnuda no es un crimen, difundirlas sí, algo que la serie recalca en una escena impregnada de sororidad y empatía.

'Skam', temporada 3

Hermana, date cuenta

Miquel es el novio ideal: mayor, guapo, extrovertido, romántico... una fachada de perfección que oculta un lado celoso y posesivo. ¿Pero cómo puede Nora, una chica sin problemsa de autoestima, con educación, apoyo familiar y conciencia feminista, dejarse manipular con mecanismos de control tan evidentes? Pues porque puede pasarle a cualquiera, no existe un único perfil de víctima y esto es muy importante. Muchas veces la ficción ha mostrado parejas tóxicas o relaciones destructivas y de abuso, pero demasiadas veces los celos se han interpretado como una manifestación de amor profundo, además de ser más común en series con personajes adultos: Celeste y Perry de 'Big Little Lies' o Killgrave y Jessica en 'Jessica Jones' son algunos ejemplos recientes. Pero no siempre el público asimila el mensaje como debería.

Un ejemplo evidente es el de 'You', la serie de Netflix protagonizada por Penn Badgley sobre un acosador. Quizá porque el protagonista, Joe Goldberg, es un auténtico psicópata y un asesino en serie de manual, o porque es una ficción exagerada y muchas de las situaciones de acoso son tan extravagantes que cuesta interiorizarlas como un peligro real, el personaje levantó pasiones en Twitter donde se podían leer mensajes a Badgley como "Secuéstrame, por favor", "no podemos hacer nada si eres un asesino buenorro" o "tu cara es preciosa, no puedo ver nada más que eso". El actor usó sus redes sociales para intentar que se dejase de romantizar a Joe, pero, siendo el protagonista de su serie y porque estamos en un mundo absurdo e insensibilizado, el público sigue empatizando e indetificándose con él. 'Skam' ha estado mucho más acertada en su perfil de maltratador (evidentemente son series muy diferentes y 'Skam' aboga por el realismo) haciendo de Miquel una persona que existe, que probablemente conoces, quizá ha salido con una de tus amigas, o quizá el que es tu amigo es él y sabes que tiene reacciones problemáticas que has estado disculpando o ignorando. Miquel es un aviso de que puede ser cualquiera, no es un enfermo, no es un monstruo, es un hijo sano del patriarcado.

Su faceta transmedia

Que las formas tradicionales de consumir ficción han cambiado no lo estamos descubriendo hoy, las series ahora se ven en streaming, en YouTube, en Instagram y quizá en TikTok (yo qué sé, soy millennial, no entiendo lo que pasa ahí dentro); y Skam España, siendo una propuesta transmedia, tiene también una fuerte presencia en las redes sociales donde se ha creado una comunidad que va más allá del apoyo a las tramas. No solo genera debates en Twitter, algunas cuentas fans han enviado esta temporada mensajes prácticos con los derechos que te defienden ante el acoso, publicaciones donde mujeres de todas las edades han compartido sus experiencias encontrando apoyo y comprensión. "Qué necesaria es esta temporada", "Me asusta en demasía esta realidad, se sabe que existe pero verla representada como tal de manera tan cruda es terrorífico" o "DENUNCIAD" son algunos de los mensajes que se pueden leer aquí:

Por su apoyo a la causa feminista, por su diversidad, por ser un referente en personajes libres, independientes, valientes y vulnerables, por mostrar la diversidad sexual, no estigmatizar los problemas mentales ni justificar la violencia de género en cualquiera de sus formas, además de normalizar otras religiones y culturas; 'Skam' es la serie que reivindicamos este 8 de marzo, cuando se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, desde 1975 solo Día Internacional de la Mujer. El 8M es un día para recordar la lucha de la mujer por participar en todos los ámbitos de la sociedad, por ser sujetos libres, políticos y activos, pero también un día para seguir reclamando derechos, para aunarnos en hermandad y reconocer que aún queda mucho, muchísimo por hacer. Podemos votar, abrir una cuenta corriente sin permiso de nuestros maridos y acceder, el teoría, a los mismos puestos de trabajo que ellos, sí, aunque nuestros salarios sigan siendo más bajos, los feminicidios y la violencia machista sigue cobrándose víctimas cada semana y nuestra educación y la presión social no fomentan que aspiremos tan alto como deberíamos. Por suerte en 2020 hay series como 'Skam' que enseñan a las adolescentes que no están solas, que hay esperanza y que sí se puede. Juntas se puede.

Artículos recomendados

Disney+ se alía con Movistar en su lanzamiento en España

Disney+ se alía con Movistar en su lanzamiento en España

Comentarios

Noticias relacionadas