Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Ad Astra': Así es el reto emocional al que se enfrentan los astronautas y cómo se preparan para él

Inés Menéndez Miércoles 18 septiembre 2019

Cómo afecta a la mente humana un viaje al espacio es algo a tener muy en cuenta. Lo saben bien Gabriel G. de la Torre, neuropsicólogo clínico y especialista en factores humanos, e Íñigo Muñoz Elorza, ingeniero aeronáutico que ha trabajado como instructor de astronautas en el Centro Europeo de Astronautas (ESA EAC). Y lo sabe también 'Ad Astra: Hacia las estrellas', la película de James Gray protagonizada por Brad Pitt en el papel de Roy McBride, un astronauta de éxito que deberá viajar hasta los confines del sistema solar en busca de su padre, Tommy Lee Jones, desaparecido en una misión espacial a Neptuno hace años.

 'Ad Astra: Hacia las estrellas'

El personaje de Pitt no solo tendrá que recorrerse gran parte del sistema solar, con todos los peligros que eso ya supone de por sí, sino que también tendrá que lidiar con las implicaciones emocionales de un viaje y un ambiente como ese. De la Torre, especialista en el estudio del nivel emocional de las misiones espaciales, plantea una de las preguntas que nos puede generar la película: "¿Es el ser humano capaz de estar en el espacio durante años?". Las misiones espaciales como la de Roy, que tendrá que viajar hasta Neptuno, implican por necesidad este tipo de tiempo.

A lo largo de los años, y en los planes venideros para el espacio exterior, la parte emocional ha demostrado ser de vital importancia. De la Torre recuerda que en misiones se han dado ya problemas relacionados con el estado mental de sus tripulantes: misiones de vuelos espaciales rusos se terminaron antes de tiempo por "problemas psicológicos", en 1973 durante la Misión Skylab se produjo un motín de parte de la tripulación, que cortó toda comunicación con la Tierra durante un día, y en 2007 un astronauta fue detenido por intentar secuestrar a otro.

A lo largo de 'Ad Astra', el personaje de Brad Pitt debe someterse a controles psicológicos constantes, a los que se suman controles de biomarcadores que contrastan información más allá de lo que el propio astronauta afirme. Las cuestiones que afectarán al personaje y a cualquier tripulante en un ambiente tan extremo no son pocas, como enumera de la Torre: el aislamiento, el confinamiento, los peligros, la monotonía, la separación de las familias o la carga de trabajo afectan psicológicamente durante un largo periodo de tiempo. Pero a ellos se suman otros, como las condiciones de habitabilidad, las cuestiones físicas como la microgravedad o la alteración del sueño: "En la Estación Espacial Internacional pueden llegar a ver 15 o 16 amaneceres".

 'Ad Astra: Hacia las estrellas'

Un viaje a Marte implicaría para un astronauta 8 meses de viaje bajo todas estas condiciones, solo de ida. En 'Ad Astra', Roy tiene su destino fijado en Neptuno. El tiempo de viaje ya pone a prueba la capacidad psicológica y emocional del personaje, pero a un trayecto de estas características se unen más factores. Se estudia, como explica de la Torre, cómo afecta perder la Tierra de vista, cuando tu planeta pasa a convertirse un punto en el espacio, y el propio protagonista de 'Ad Astra' recuerda durante su viaje cuánto tiempo lleva sin ver el sol. El neuropsicólogo lo deja claro: "Tan lejos de la Tierra, esa distancia empieza a hacer ver las cosas diferentes. Empiezas a ver que donde estás, estás solo".

El coronel Pruitt, personaje de Donald Sutherland, asegura en la película: "El enemigo del hombre aquí afuera no es una persona o una cosa, es el vacío infinito". Y en un viaje como el de 'Ad Astra' esto se convierte en más verdadero que nunca. Las posibilidades de rescate ya son imposibles en Marte, ni que decir en el caso de Neptuno. Según explica Íñigo Muñoz, las comunicaciones sufren un retraso mucho mayor, cuando en el planeta rojo ya serían de una media de 10 minutos en el envío de cada mensaje desde la Tierra. El aislamiento es cada vez mayor según el viaje se va alargando, como el ocurre al propio Roy. Como reflexiona de la Torre: "Estos personajes acaban solos en el espacio con sus problemas psicológicos, sus preguntas, sus dudas", y es que "como ser humano, estar en el espacio, independientemente se estar con una tripulación, es una experiencia personal".

¿Cómo se prepara un astronauta?

Los retos a los que se enfrentan los astronautas en las misiones espaciales, tanto físicos como emocionales, son enormes. Pero también lo es la preparación por la que deben pasar antes de llegar a una misión de ese calibre. Desde el inicio, la selección de personal tendrá en cuenta factores psicológicos y de la personalidad de cada uno de ellos junto a su estado físico. El Roy McBride de Brad Pitt es el hombre perfecto para el trabajo: tranquilo (sus pulsaciones no suben de 80 ni en medio de un accidente), con capacidad analítica, conocimientos, rápido y con la condición física requerida.

 'Ad Astra: Hacia las estrellas'

Como explica Íñigo Muñoz, los planes para el futuro de las misiones en el espacio pasan en primer lugar por la vuelta del hombre a la Luna, antes de su llegada a Marte. Se plantea que el satélite terrestre se convierta en una lanzadera hacia el planeta rojo (algo que propone también el propio James Gray). Para prepararse los astronautas pasan por analogías, lugares terrestres con parecidos a los nuevos entornos a los que tendrán que enfrentarse, donde pasan tiempo aislados en condiciones lo más similares posibles a las de su destino espacial. "El entrenamiento de las tripulaciones es lo que marca la diferencia entre una misión de éxito o una misión que puede tener problemas", asegura Muñoz. Y por ello las misiones tienen horarios muy marcados para la tripulación, comunicaciones fijadas con la Tierra y se incluye cada vez más la participación de inteligencia artificial, cuyo trabajo no es solo técnico, sino que puede implicar también hablar con los tripulantes o ponerles su canción favorita.

Los planes para explorar el espacio continúan desde hace décadas, antes incluso de que Neil Armstrong pisase la Luna hace 50 años. El desarrollo en las misiones espaciales durante el futuro puede llevarnos mucho más allá, incluso las preguntas sobre vida extraterrestre continúan haciéndose. Pero 'Ad Astra' nos recuerda que en ocasiones no debemos mirar más allá, sino a lo que tenemos cerca y a nosotros mismos. Y lo mismo opina Gabriel de la Torre: "Por mucho que avancemos, no debemos olvidarnos de nuestro planeta, de las pequeñas y grandes cosas".

'Ad Astra' llegará a los cines el próximo 20 de septiembre.

Artículos recomendados

Las mejores ofertas en merchandising: 'Vengadores', 'Star Wars'

Las mejores ofertas en merchandising: 'Vengadores', 'Star Wars' y 'Hellboy'

Comentarios

Noticias relacionadas