Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Última hora Muere James Michael Tyler, Gunther en 'Friends' a los 59 años

'Solo asesinatos en el edificio': Agatha Christie para millennials

Luisa N. Jabato Jueves 26 agosto 2021

*Esta crítica está escrita tras haber visto los tres primeros episodios de 'Solo asesinatos en el edificio'*.

En 'Solo Asesinatos En El Edificio', John Hoffman ('Grace & Frankie') y Steve Martin retuercen y parodian el fenómeno del true crime que en los últimos años no ha tenido pegados a series documentales como 'Desaparición en el Hotel Cecil', 'A los gatos ni tocarlos', 'El Palmar de Troya', 'Tiger King' o 'Making a Murderer' por mencionar solo algunas, y que al saltar a la ficción acostumbran a tener un tono más sombrío en la línea de 'Mindhunter', 'Zodiac' o 'Heridas abiertas'. Sin embargo, en esta ocasión sus creadores apuestan por una comedia criminal que juega bien con ambos géneros, pero triunfa cuando se rinde al humor y a la tremenda química entre sus protagonistas.

Está claro que nos encantan las intrigas tras las muertes horribles de otras personas, nos causa fascinación en la pantalla y en la mundo real, y una mezcla de ese morbo y de la necesidad humana de dar sentido y emoción a una vida cotidiana y anodina, mediocre como la de todos, es la que empuja a los tres protagonistas a formar una extraña alianza para resolver el asesinato disfrazado de suicidio de uno de sus vecinos en el exclusivo Upper West Side. Y de paso también crear un podcast, la moda millennial que ha rescatado a la radio convencional. Martin interpreta a Charles, una antigua estrella de la televisión a la que solo recuerdan por un papel de policía en una vieja serie de detectives; Martin Short es Oliver, exproductor de Broadway con muchos fracasos y deudas a sus espaldas buscando un nuevo éxito que le saque de su miseria; y Selena Gomez es Mabel, una joven artista misteriosa con demasiados secretos.

'Solo asesinatos en el edificio'

La serie tiene un aire a las novelas de misterio de Agatha Christie, especialmente cualquiera de Miss Marple, mezclado con el colorido mundo y la comedia de 'Puñales por la espalda' de Rian Johnson, un poco de 'Misterioso asesinato en Manhattan' e incluso algo de 'No matarás al vecino'. Pero en general es mucho menos interesante para el público descubrir al asesino/a que disfrutar con el afilado sentido del humor de la serie y la complicidad de dos leyendas del humor como son Martin y Short, que con perdón de una muy solvente Gomez, atrapan cuando están juntos toda la energía de la pantalla. Este binomio cómico lleva colaborando desde 1986 con 'Tres amigos', después las dos entregas de 'El padre de la novia' y así hasta llegar al especial de Netflix de 2018 'An Evening You Will Forget for the Rest of Your Life'.

Mis adorables vecinos

Como si de un '13, Rue del Percebe' neoyorkino se tratase, cada apartamento de este opulento edificio alberga individuos a cada cuál más excéntricos, vecinos o sospechosos, que no conocen realmente a la gente con la que viven pared con pared. Y este es otro de los aspectos más sorprendentes de 'Solo asesinatos en el edificio': su carga dramática, aunque tiene mucho más que ver con la melancolía que con la tragedia. A pesar de que aparecen muchos personajes, no es una serie coral, se centra en sus tres protagonistas, en convertirlos en seres tridimensionales y en las relaciones que se forman entre ellos. Sus guiones reflejan muy bien la tremenda soledad que emana de una gran ciudad llena de gente aislada y tiene un punto especialmente cálido en la peculiar amistad intergeneracional entre Mabel, Charles y Oliver.

'Solo asesinatos en el edificio'

Otra de sus señas a destacar es que renuncia a una narración lineal y realista mezclando fantasía y realidad en escenas que exceden el manierismo teatral de Broadway y narran con ensoñaciones tanto el desarrollo de la investigación como el mundo interior de sus personajes, que van resolviendo una a una las muchas pistas, giros y cliffhangers de una aventura que parece una Matrioshka donde cada incógnita resuelta trae cuatro nuevas preguntas y saca a relucir tres secretos.

Lo mejor de 'Solo asesinatos en el edificio' es que es una parodia a la vez un buen producto con integridad propia dentro del propio género del que se ríe. Con una premisa muy simple, un elenco sólido, un misterio inteligente y muy consciente de sí misma, sus mejores momentos nada tienen que ver con el presunto asesinato, si no con todas sus singularidades detectivescas que se dejan llevar por el chiste tonto, que no fácil, y el patetismo entrañable.

Los dos primeros episodios de 'Solo asesinatos en el edificio' se estrenan en España el 31 de agosto en Star Original a través de Disney+ para después seguir con una emisión semanal hasta concluir los 10 capítulos.

Nota: 7

Lo mejor: La química entre Martin y Short.

Lo peor: El crimen en sí es poco interesante.

Artículos recomendados

Crítica de 'Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos'

'Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos' acierta con una acción (y un humor) ...

Comentarios

Noticias relacionadas